Ho­ras cla­ve para sal­var a los

Drea­mers

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada -

Jen­ni­fer Ru­bin The Was­hing­ton Post

EN ES­TOS días se es­pe­cu­la so­bre la po­si­bi­li­dad de que los de­mó­cra­tas in­ten­ten clau­su­rar las ac­ti­vi­da­des del go­bierno, im­pi­dien­do la apro­ba­ción del pre­su­pues­to, con la in­ten­ción de po­ner so­bre la me­sa una so­lu­ción para los drea­mers, des­pués de que Do­nald Trump can­ce­la­ra el pro­gra­ma que los pro­te­gía, Daca, pro­gra­ma de ac­ción di­fe­ri­da para los lle­ga­dos en la in­fan­cia.

¡Es­pe­ren! Los de­mó­cra­tas no pue­den clau­su­rar el go­bierno, pues son el par­ti­do mi­no­ri­ta­rio y no tie­nen el po­der ni la res­pon­sa­bi­li­dad de man­te­ner al go­bierno en mar­cha. De he­cho, po­drían per­mi­tir que el de­ba­te dis­cu­rra en el Se­na­do y lue­go vo­tar en con­tra de la apro­ba­ción de un pro­yec­to de ley de gastos.

Si los re­pu­bli­ca­nos no ob­tie­nen los vo­tos su­fi­cien­tes para apro­bar­lo, se­rán los res­pon­sa­bles del cie­rre. Es­tas ideas de­be­rían ser ex­pues­tas por los de­mó­cra­tas cuan­do los re­por­te­ros les pre­gun­ten si van a clau­su­rar el go­bierno.

Aho­ra, la ver­da­de­ra pregunta es si, a cam­bio de apo­yar al Par­ti­do Re­pu­bli­cano —en ca­so de que no ob­ten­ga los vo­tos su­fi­cien­tes—, los de­mó­cra­tas con­di­cio­na­rán su ayu­da a cam­bio de una so­lu­ción para DACA. ¡Se­ría una lo­cu­ra no ha­cer­lo!

Una even­tual so­lu­ción fa­vo­ra­ble para DACA tie­ne un am­plio res­pal­do. De acuer­do con una en­cues­ta de CBS, 84% de los es­ta­dou­ni­den­ses se pro­nun­cia en fa­vor de man­te­ner a los drea­mers en el país (in­clu­yen­do 74% de los re­pu­bli­ca­nos).

Al­gu­nos le­gis­la­do­res, co­mo el re­pre­sen­tan­te Car­los Cur­be­lo, ase­gu­ran que no vo­ta­rán a fa­vor de nin­gún pro­yec­to de pre­su­pues­to que no in­clu­ya la so­lu­ción para los drea­mers.

Ade­más, los de­mó­cra­tas cuen­tan con alia­dos po­de­ro­sos que apo­yan DACA. The New York Ti­mes re­por­tó que “un am­plio gru­po de par­ti­da­rios, bien or­ga­ni­za­dos y fi­nan­cia­dos, se es­tán ali­nean­do en fa­vor de los drea­mers, in­clu­yen­do ce­le­bri­da­des, fi­lán­tro­pos, gru­pos re­li­gio­sos y empresas.

De­bi­do a que DACA es un asun­to po­pu­lar a lo lar­go del país y tie­ne el apo­yo fi­nan­cie­ro de los em­pre­sa­rios, re­pre­sen­ta una opor­tu­ni­dad po­lí­ti­ca­men­te be­né­fi­ca para los de­mó­cra­tas. Para ma­nio­brar es­ta es­tra­te­gia, sin ser cul­pa­dos por la clau­su­ra del go­bierno, los de­mó­cra­tas no de­ben ol­vi­dar al­gu­nos pun­tos: el Par­ti­do Re­pu­bli­cano pue­de evi­tar la clau­su­ra si lo desea; los drea­mers eran ni­ños inocen­tes cuan­do lle­ga­ron aquí y aho­ra son per­so­nas pro­duc­ti­vas; y, si los de­mó­cra­tas no lo ha­cen aho­ra, la pro­me­sa de Trump para re­sol­ver DACA po­dría ter­mi­nar co­mo pro­pues­ta fa­lli­da.

Fo­to: ap

Una mu­jer sos­tie­ne una pan­car­ta du­ran­te una ma­ni­fes­ta­ción en la Ca­sa Blan­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.