Có­mo #MeToo ex­plo­tó en las re­des

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada -

Abby Ohl­hei­ser The Was­hing­ton Post

#MeToo (#YoTam­bién) es una vie­ja idea: que los so­bre­vi­vien­tes, al com­par­tir sus his­to­rias de acoso y abu­so se­xual, pue­den cam­biar la so­cie­dad pa­ra bien. Pe­ro el oto­ño pa­sa­do, a raíz de acu­sa­cio­nes de ma­la con­duc­ta se­xual con­tra el pro­duc­tor Har­vey Weinstein y otros en Hollywood, en los me­dios y otras in­dus­trias, es­ta idea se vol­vió vi­ral de una ma­ne­ra que, ins­tin­ti­va­men­te, se sin­tió di­fe­ren­te. Un nue­vo aná­li­sis de Twit­ter de Crim­son He­xa­gon, ana­lis­ta de re­des so­cia­les, y el Pro­yec­to PEORIA de la Es­cue­la de Pos­gra­do en Ges­tión Po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Geor­ge Was­hing­ton , com­par­ti­do con The Was­hing­ton Post an­tes de su pu­bli­ca­ción, in­di­ca qué tan co­rrec­to fue ese ins­tin­to.

Hay dos ma­ne­ras di­fe­ren­tes de me­dir la vi­ra­li­dad en una pla­ta­for­ma co­mo Twit­ter. La pri­me­ra es el vo­lu­men: cuántas pu­bli­ca­cio­nes se hi­cie­ron al res­pec­to. El se­gun­do es al­can­ce: cuántas per­so­nas vie­ron esos men­sa­jes. Cuan­do la com­pa­ras con otras con­ver­sa­cio­nes de acoso se­xual en Twit­ter des­de el 2010, #MeToo se des­ta­ca co­mo vi­ral por am­bas me­di­cio­nes.

“Los usua­rios de Twit­ter se mue­ven de un te­ma a otro con re­la­ti­va ra­pi­dez”, di­jo Mi­chael Cohen, pro­fe­sor de la Es­cue­la de Pos­gra­do en Ges­tión Po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Geor­ge Was­hing­ton y je­fe de da­tos del Pro­yec­to PEORIA. “El in­te­rés sos­te­ni­do en es­te ni­vel se pa­re­ce más a #BLM: ‘Black Li­ves Mat­ter’”, di­jo, a di­fe­ren­cia de cual­quier otro hash­tag vi­ral del día que se dis­pa­ra y de la mis­ma ma­ne­ra se es­fu­ma. En otras pa­la­bras, en un año re­ple­to de no­ti­cias, #MeToo real­men­te se con­so­li­dó co­mo un mo­vi­mien­to prioritario y de gran im­por­tan­cia en las re­des so­cia­les.

Los da­tos tam­bién brin­dan res­pal­do cuan­ti­fi­ca­ble pa­ra una de las teo­rías más po­pu­la­res de­trás del ex­plo­si­vo cre­ci­mien­to de #MeToo, que “no fue has­ta que po­de­ro­sas e in­flu­yen­tes celebridades co­mo Alys­sa Mi­lano y Ash­ley Judd com­par­tie­ron sus pro­pias his­to­rias en las re­des so­cia­les que el mo­vi­mien­to real­men­te se apo­de­ró de las re­des”, di­jo Step­ha­nie Newby, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Crim­son He­xa­gon.

HA­CE MÁS DE UNA DÉ­CA­DA

Po­co se sa­bía que esa cam­pa­ña por dar voz a las víctimas la im­pul­só una ac­ti­vis­ta lla­ma­da Ta­ra­na Bur­ke tiem­po atrás. En 1996, mien­tras tra­ba­ja­ba en un cam­pa­men­to pa­ra ni­ñas, Bur­ke es­cu­chó el tes­ti­mo­nio de abu­so de una niña por par­te de un fa­mi­liar y no pu­do ha­cer­le fren­te. Esa fue la chis­pa que pren­dió “Me Too Mo­ve­ment” (Mo­vi­mien­to Yo Tam­bién), cen­tra­do en mu­je­res jó­ve­nes que han si­do víctimas de abu­so, agre­sión o ex­plo­ta­ción se­xual.

Más ade­lan­te, en el 2006, Bur­ke lan­zó esa ini­cia­ti­va co­mo par­te de la or­ga­ni­za­ción Just Be Inc, de la que es fun­da­do­ra, y aun­que prin­ci­pal­men­te se cen­tra en “em­po­de­rar” a chi­cas jó­ve­nes de co­lor, su mi­sión in­di­ca que abar­ca las per­so­nas que se iden­ti­fi­can co­mo mu­je­res y a las que con­si­de­ran no te­ner un gé­ne­ro de­ter­mi­na­do.

#MeToo se dis­tin­gue de otros mo­vi­mien­tos de me­dios so­cia­les por el pa­pel que ju­ga­ron las celebridades, no só­lo en su exis­ten­cia, sino en có­mo su­ce­dió: co­mo víctimas pri­me­ro, y lue­go co­mo de­fen­so­ras.

Mi­chael Corn­field, pro­fe­sor aso­cia­do de ges­tión po­lí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad Geor­ge Was­hing­ton, opi­na: “Las celebridades se in­vo­lu­cran en la pro­mo­ción de es­te ti­po de te­mas to­do el tiem­po, pe­ro no lo ha­bían he­cho has­ta aho­ra de una ma­ne­ra tan pro­fun­da y vi­si­ble. Eso sig­ni­fi­ca que la ex­plo­sión de #MeToo no só­lo se­rá di­fí­cil de ol­vi­dar, sino tam­bién di­fí­cil de re­pli­car “.

Fo­to: reuters

Mu­je­res marchan en pro­tes­ta por abu­sos se­xua­les en Hollywood el 12 de no­viem­bre pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.