El reality del Des­pa­cho Oval

El pre­si­den­te de EU lo­gró su ob­je­ti­vo al acor­dar con Mé­xi­co un acuer­do bi­la­te­ral.

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada - Jos­hua Partlow y AP

Ciu­dad de Mé­xi­co. La li­tur­gia del reality show no po­día fa­llar en el anun­cio que el pre­si­den­te Trump hi­zo, jun­to a fun­cio­na­rios me­xi­ca­nos, el pa­sa­do lu­nes. El con­te­ni­do del show in­clu­yó una in­ti­mi­dan­te lla­ma­da te­le­fó­ni­ca al pre­si­den­te Pe­ña en al­ta­voz pa­ra que la pren­sa le pu­die­ra es­cu­char.

Mé­xi­co, di­je­ron con vi­si­ble ali­vio al­tos fun­cio­na­rios del go­bierno de Pe­ña Nie­to, ha­bía lo­gra­do pa­sar al otro la­do del puen­te.

“Hoy he­mos ter­mi­na­do con una im­por­tan­te in­cer­ti­dum­bre “, di­jo a pe­rio­dis­tas el se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Luis Vi­de­ga­ray. “Ese es el gran va­lor del anun­cio que es­ta­mos ha­cien­do hoy”.

Sin em­bar­go, el ali­vio ha es­ta­do acom­pa­ña­do de un con­jun­to de nue­vas pre­gun­tas so­bre la na­tu­ra­le­za exac­ta del acuer­do y có­mo es­te tra­ta­do de Amé­ri­ca del Nor­te po­dría fun­cio­nar si Ca­na­dá no fue­ra par­te de él.

Du­ran­te la se­ma­na que ter­mi­na, Vi­de­ga­ray y otros al­tos fun­cio­na­rios di­je­ron que ha­rían to­do lo po­si­ble pa­ra in­cluir a Ca­na­dá, pe­ro que Mé­xi­co ten­drá un acuer­do co­mer­cial con los Es­ta­dos Uni­dos, in­clu­so si el país del pri­mer mi­nis­tro Jus­tin Tru­deau no lo hi­cie­ra. (Es­te tex­to se re­dac­tó el pa­sa­do mar­tes, por lo que no in­clu­ye in­for­ma­ción que pu­do ha­ber sur­gi­do en re­la­ción con la ne­go­cia­ción en­tre Ca­na­dá y Es­ta­dos Uni­dos).

“La for­ta­le­za del TLCAN es que es un pac­to en­tre tres paí­ses. No de­be­mos per­der de vis­ta es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca”, di­jo Ale­jan­dro Ra­mí­rez Ma­ga­ña, director eje­cu­ti­vo de Ci­né­po­lis.

An­to­nio Or­tiz-Me­na, quien di­ri­gió la sec­ción de asun­tos eco­nó­mi­cos en la Em­ba­ja­da de Mé­xi­co en Was­hing­ton du­ran­te va­rios años, di­jo que ne­go­ciar acuer­dos se­pa­ra­dos en­tre Ca­na­dá, Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos so­ca­va­ría la for­ta­le­za eco­nó­mi­ca de Amé­ri­ca del Nor­te y ha­ría que el con­ti­nen­te sea me­nos com­pe­ti­ti­vo con­tra Chi­na.

“No es un pro­ble­ma me­nor”, di­jo Or­tiz-Me­na, quien aho­ra es vi­ce­pre­si­den­te se­nior en Al­bright Sto­ne­brid­ge Group. “Eso per­tur­ba­ría sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te las ca­de­nas de su­mi­nis­tro que se han es­ta­ble­ci­do du­ran­te un cuar­to de si­glo”.

LAS DU­DAS QUE SUR­GEN

Sin te­ner la le­tra pe­que­ña del acuer­do co­mer­cial dis­po­ni­ble, ex­per­tos en co­mer­cio y eje­cu­ti­vos me­xi­ca­nos se­guían sin es­tar se­gu­ros de có­mo el acuer­do po­dría afec­tar la eco­no­mía. Sí cues­tio­na­ron lo que pa­sa­rá con los aran­ce­les de ace­ro y alu­mi­nio que Trump im­pu­so a Mé­xi­co, y có­mo la in­dus­tria au­to­mo­triz de esa na­ción, un sec­tor cla­ve que ha im­pul­sa­do el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país du­ran­te los úl­ti­mos años, in­cor­po­ra­rá los nue­vos re­qui­si­tos so­bre el uso de au­to­par­tes he­chas en Amé­ri­ca del Nor­te jun­to a la im­po­si­ción del pa­go de sa­la­rios más al­tos.

“Hay mu­chas pre­gun­tas de las que no te­ne­mos res­pues­tas”, di­jo Jo­nat­han Heath, eco­no­mis-

ta me­xi­cano. “To­da­vía te­ne­mos que ver quién ha con­ce­di­do qué, y es­toy un po­co asus­ta­do de ave­ri­guar­lo”.

A es­te res­pec­to, Pe­ter Mac­Kay, ex­mi­nis­tro ca­na­dien­se de Jus­ti­cia, De­fen­sa y Asun­tos Ex­te­rio­res, aho­ra so­cio del bu­fe­te le­gal Ba­ker McKen­zie, co­men­tó: “To­da­vía res­tan mu­chas pre­gun­tas por res­pon­der”.

En­tre los te­mas cla­ve que se han in­cor­po­ra­do al acuer­do co­mer­cial es­tá el au­men­to del por­cen­ta­je de au­to­par­tes que se re­quie­ren pa­ra fa­bri­car au­to­mó­vi­les y que ten­drán que fa­bri­car­se en los dos paí­ses pa­ra es­tar li­bres de aran­ce­les; el nue­vo acuer­do tam­bién re­quie­re que un cier­to por­cen­ta­je de au­to­mó­vi­les sea he­cho por tra­ba­ja­do­res que ga­nan al me­nos 16 dó­la­res por ho­ra. Tam­bién se re­que­ri­rá que Mé­xi­co to­me me­di­das pa­ra for­ta­le­cer sus sin­di­ca­tos, aun­que los de­ta­lles no son cla­ros.

Mé­xi­co lo­gró que Es­ta­dos Uni­dos ce­die­ra a la idea de Trump so­bre im­po­ner una fe­cha de ca­du­ci­dad al acuer­do: cin­co años. Aho­ra, se sa­be que du­ra­rá 16 años y se so­me­te­rá a una re­vi­sión se­xe­nal.

¿Y CA­NA­DÁ?

El prin­ci­pal ase­sor eco­nó­mi­co de la Ca­sa Blan­ca, Larry Kud­low, ex­hor­tó a Ca­na­dá a “ve­nir a la me­sa”.

“Ha­ga­mos un gran acuer­do co­mo el que aca­ba­mos de ha­cer con Mé­xi­co”, di­jo Kud­low. “De lo con­tra­rio, Es­ta­dos Uni­dos po­dría te­ner que to­mar me­di­das”.

Los de­trac­to­res de­nun­cia­ron la pers­pec­ti­va de mar­gi­nar a Ca­na­dá de un acuer­do co­mer­cial nor­te­ame­ri­cano de­bi­do, en par­te, a los ries­gos que su­pon­dría pa­ra las em­pre­sas im­pli­ca­das en el co­mer­cio in­ter­na­cio­nal. Mu­chos fa­bri­can­tes han cons­trui­do sis­te­mas vi­ta­les de apro­vi­sio­na­mien­to que de­pen­den de po­der cru­zar li­bre­men­te to­das las fron­te­ras del TLCAN.

Jay Tim­mons, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Fa­bri­can­tes de Es­ta­dos Uni­dos, des­ta­có: “Es im­pe­rio­so fir­mar un acuer­do tri­la­te­ral”, en vis­ta del “mo­vi­mien­to co­lo­sal de bie­nes y la in­te­gra­ción de ope­ra­cio­nes en­tre los tres paí­ses”.

“A Mé­xi­co le se­rá di­fí­cil lo­grar la acep­ta­ción en ca­sa del ‘acuer­do con Trump’ si Ca­na­dá no cree que sea un buen acuer­do”, di­jo el abo­ga­do de asun­tos co­mer­cia­les Da­niel Ujc­zo, de la fir­ma Dic­kin­son Wright PLLC. “Crea­rá la im­pre­sión de que Mé­xi­co ca­pi­tu­ló”.

En fin, Ca­na­dá es la du­da.

La for­ta­le­za del TLCAN es que es un pac­to en­tre los tres paí­ses. No de­be­mos per­der de vis­ta es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca”.

Ale­jan­dro Ra­mí­rez,

pre­si­den­te de Ci­né­po­lis.

Fo­to: notimex

Il­de­fon­so Gua­jar­do y Luis Vi­de­ga­ray, en­tre otros, du­ran­te la con­fe­ren­cia de pren­sa del lu­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.