Cau­sas y aza­res

El Economista (México) - Uniones - - ACTUALIDAD - POR JUAN RODOLFO HER­NÁN­DEZ TRE­JO* Co­men­ta­rios y su­ge­ren­cias unio­nes@ele­co­no­mis­ta.mx

LA FRA­SE “NA­DA ES COIN­CI­DEN­CIA” ca­si siem­pre es uti­li­za­da para azu­zar la sus­pi­ca­cia an­te la re­sig­na­ción de un des­tino fa­tuo o para acep­tar una in­elu­di­ble lec­ción de vi­da. En in­glés, una fra­se que se uti­li­za para li­diar con el aza­ro­so des­tino es “it’s all about ti­ming”, ex­pre­sión idio­má­ti­ca que cer­ca­na­men­te po­dría que­dar co­mo “to­do es cues­tión de coin­ci­dir”. Con­tras­tan las con­no­ta­cio­nes opues­tas de es­tas frases que uti­li­zan sus ha­blan­tes para li­diar con el azar. Mien­tras en es­pa­ñol se nie­ga a acep­tar que al­go es­ca­pe al des­tino, tam­bién se im­pli­ca que hay un enor­me mar­gen para ac­tuar y for­jar és­te; mien­tras tan­to, en in­glés es im­po­si­ti­va y no de­ja que na­da se es­ca­pe a la con­di­ción —y for­tu­na– de en­con­trar­se en el lu­gar ade­cua­do a la ho­ra in­di­ca­da para que ocu­rra lo que ten­ga que pa­sar.

Pue­den pa­re­cer me­nu­den­cias se­mán­ti­cas pe­ro no en es­te mo­men­to en el que nos ha­lla­mos re­ne­go­cian­do un tra­ta­do de libre co­mer­cio con dos so­cios de ha­bla in­gle­sa y actores con exa­cer­ba­da pre­dis­po­si­ción al uso erra­do de su len­gua y los re­cu­rren­tes dis­la­tes de los pro­pios con la nues­tra.

En su com­pa­re­cen­cia en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, el se­cre­ta­rio de Ha­cien­da, José An­to­nio Mea­de, ase­ve­ró que el es­que­ma fis­cal me­xi­cano es una car­ta útil fren­te al plan tri­bu­ta­rio de Trump con el que pla­nea re­du­cir los im­pues­tos en Es­ta­dos Uni­dos. Mea­de ar­gu­ye que “al­gu­nos” gra­vá­me­nes al ca­pi­tal son me­no­res aquí que en ese país. A pre­gun­ta ex­pre­sa so­bre có­mo afec­ta­rá la re­for­ma fis­cal que se pro­po­ne rea­li­zar Trump, nues­tro fun­cio­na­rio res­pon­dió que “los ele­men­tos que hoy te­ne­mos no per­mi­ten ha­cer un aná­li­sis pe­ro sí que par­ta­mos de la ba­se de que hoy no es es­truc­tu­ra tri­bu­ta­ria, (que) es una es­truc­tu­ra tri­bu­ta­ria con­ve­nien­te”. Lo que quiere de­cir Mea­de es que la fal­ta de im­pues­to es­ta- tal a la ren­ta que sí exis­te en Es­ta­dos Uni­dos, y no en Mé­xi­co, al fi­nal ha­ce com­pe­ti­ti­vo a nues­tro país para el ca­pi­tal, que lle­ga en ma­yo­res can­ti­da­des des­de el país ve­cino con el ca­mino alla­na­do por el TLCAN.

Si el dia­blo es­tá en los de­ta­lles, te­ne­mos que pre­ci­sar cuá­les son “al­gu­nos” de los im­pues­tos que son me­no­res aquí, có­mo po­de­mos man­te­ner­los, ha­cer­los más com­pe­ti­ti­vos y con­ser­var una ren­ta fis­cal que sig­ni­fi­que un in­gre­so digno para el Es­ta­do (los me­xi­ca­nos). Ade­más, te­ner cons­cien­cia ca­bal so­bre las for­mas e idio­sin­cra­sias que for­jan los pro­yec­tos de ley a am­bos la­dos de la fron­te­ra. Si apro­ve­cha­mos la sus­pi­ca­cia que nos ins­pi­ra la fra­se “na­da es coin­ci­den­cia” y re­vi­sa­mos cuá­les son las cau­sas y con­se­cuen­cias fis­ca­les por las que EU, con el go­bierno de Trump, se em­pe­ña en un nue­vo plan tri­bu­ta­rio y re­ne­go­ciar el TLCAN, po­dre­mos apren­der a do­mi­nar el ti­ming con el que ac­tua­mos y con­se­gui­re­mos ade­lan­tar­nos y res­pon­der a cual­quier ac­ción que nos res­te com­pe­ti­ti­vi­dad.

Si acep­ta­mos la lec­ción de que na­da es coin­ci­den­cia y que po­de­mos in­ci­dir con pun­tua­li­dad (buen po­dre­mos es­tar se­gu­ros en­ton­ces de que sí te­ne­mos hol­gu­ra en nues­tro ré­gi­men fis­cal y en nues­tra ca­pa­ci­dad de reac­ción an­te cual­quier cam­bio aza­ro­so que se pro­mue­va des­de el nor­te y cual­quier la­ti­tud. Y aun­que es im­por­tan­te co­no­cer con­cre­ta­men­te cuál es el plan fis­cal de Trump, no po­de­mos ob­viar el he­cho de que a és­te le gus­ta ser im­pre­de­ci­ble y eso ha­ce que sea más fá­cil y ne­ce­sa­rio an­ti­ci­par­se a los pla­nes de los de­más.

Nues­tro ré­gi­men fis­cal, nues­tro PIB, nues­tro ba­lan­ce co­mer­cial, nues­tro ac­ce­so al cré­di­to, nues­tro cre­ci­mien­to y has­ta nues­tra suer­te en­te­ra no de­pen­den com­ple­ta­men­te de coin­ci­den­cias, sino de con­se­cuen­cias que de­ben ser es­tu­dia­das y apro­ve­cha­das con buen ti­ming.

Juan Rodolfo Her­nán­dez Tre­jo Di­rec­tor ge­ne­ral de Unión de Cré­di­to Me­xi­cano Miem­bro del co­mi­té de Ges­tión Ins­ti­tu­cio­nal y De­sa­rro­llo de ConUnión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.