CUI­DE A SU INS­TI­TU­CIÓN DE DI­NE­RO SU­CIO

LAS UC CO­RREN UN RIES­GO ME­DIO – AL­TO DE TE­NER RE­CUR­SOS DE DU­DO­SA PRO­CE­DEN­CIA

El Economista (México) - Uniones - - ACTUALIDAD - Unio­nes@ele­co­no­mis­ta.mx

En los úl­ti­mos años, la pre­ven­ción del la­va­do de di­ne­ro y fi­nan­cia­mien­to al te­rro­ris­mo ha si­do una de las prio­ri­da­des en el mun­do por los efec­tos ne­ga­ti­vos que és­tos re­pre­sen­tan en la in­te­gri­dad de las ins­ti­tu­cio­nes y los sis­te­mas fi­nan­cie­ros de los paí­ses.

De acuer­do con da­tos de la Pri­me­ra Eva­lua­ción Na­cio­nal de Ries­gos de La­va­do de Di­ne­ro y Fi­nan­cia­mien­to al Te­rro­ris­mo en Mé­xi­co, ela­bo­ra­da por la Se­cre­ta­ría de Go­ber­na­ción, Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co, Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, el Ban­co de Mé­xi­co y el Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción, las Unio­nes de Cré­di­to co­rren un ries­go me­dio – al­to de te­ner en­tre sus re­cur­sos di­ne­ro de du­do­sa pro­ce­den­cia.

En ese sen­ti­do, es muy im­por­tan­te con­tar con los sis­te­mas y las es­tra­te­gias ade­cua­das para evi­tar pa­sar por una si­tua­ción co­mo esa. De acuer­do con el Gru­po de Ac­ción Fi­nan­cie­ra con­tra el Blan­queo de Ca­pi­ta­les (GAFI), las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras de­ben to­mar me­di­das co­mo no man­te­ner cuen­tas anó­ni­mas o ba­jo nom­bres fic­ti­cios; para lle­var a ca­bo pro­ce­di­mien­tos de de­bi­da di­li­gen­cia res­pec­to del clien­te, en­tre ellas la iden­ti­fi­ca­ción y ve­ri­fi­ca­ción de la iden­ti­dad de sus clien­tes; cuan­do exis­ta la sos­pe­cha de la­va­do de ac­ti­vos o fi­nan­cia­mien­to del te­rro­ris­mo.

De igual ma­ne­ra, pun­tua­li­za que de­ben ve­ri­fi­car la iden­ti­dad del clien­te me­dian­te do­cu­men­tos que los ava­len, así co­mo da­tos e in­for­ma­ción de una fuen­te que sea in­de­pen­dien­te y con­fia­ble.

Asi­mis­mo, la de­pen­den­cia des­ta­ca po­ner es­pe­cial aten­ción a cual­quier ame­na­za de la­va­do de ac­ti­vos que sur­ja a raíz de tec­no­lo­gías nue­vas o en de­sa­rro­llo que fa­vo­rez­can el ano­ni­ma­to, y adop­tar me­di­das, si fue­ra ne­ce­sa­rio, para im­pe­dir su uti­li­za­ción en ac­ti­vi­da­des de la­va­do de ac­ti­vos.

En ese sen­ti­do, co­men­ta que las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras de­be­rían ins­tau­rar po­lí­ti­cas y pro­ce­di­mien­tos para ha­cer fren­te a cual­quier ries­go es­pe­cí­fi­co aso­cia­do con las re­la­cio­nes co­mer­cia­les u ope­ra­cio­nes que no im­pli­quen la pre­sen­cia fí­si­ca de las par­tes in­tere­sa­das.

Tam­bién, de­ta­lla que es esen­cial con­tar, al me­nos cin­co años, con to­dos los do­cu­men­tos ne­ce­sa­rios so­bre las ope­ra­cio­nes rea­li­za­das, tan­to na­cio­na­les co­mo in­ter­na­cio­na­les, que les per­mi­tan cum­plir rá­pi­da­men­te con las so­li­ci­tu­des de in­for­ma­ción de las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes.

“Esos do­cu­men­tos de­be­rían per­mi­tir re­cons­truir las di­fe­ren­tes ope­ra­cio­nes (in­clui­das las cuan­tías y los ti­pos de mo­ne­da uti­li­za­dos) con el fin de apor­tar prue­bas, si fue­ra ne­ce­sa­rio, en el ca­so de ac­cio­nes ju­di­cia­les por con­duc­tas de­lic­ti­vas”, se­ña­la la GAFI.

Ade­más, el or­ga­nis­mo re­co­mien­da al­ma­ce­nar re­gis­tro de los da­tos de iden­ti­fi­ca­ción de sus clien­tes ob­te­ni­dos a tra­vés del pro­ce­di­mien­to de de­bi­da di­li­gen­cia (por ejem­plo, co­pias o re­gis­tros de do­cu­men­tos de iden­ti­dad ofi­cia­les co­mo pa­sa­por­tes, cédulas de iden­ti­dad, per­mi­sos de con­du­cir o do­cu­men­tos si­mi­la­res), los ar­chi­vos de cuen­tas y la co­rres­pon­den­cia co­mer­cial du­ran­te no me­nos de cin­co años des­pués de ha­ber con­clui­do la re­la­ción co­mer­cial.

Igual­men­te, pi­de que en ca­so de que tu­vie­ra ra­zo­nes para su­po­ner que al­gu­nos fon­dos son de du­do­sa pro­ce­den­cia o que es­tán re­la­cio­na­dos con el fi­nan­cia­mien­to del te­rro­ris­mo, se les tie­ne que exi­gir, di­rec­ta­men­te por ley o re­gla­men­ta­ción, que re­por­ten di­cha si­tua­ción a las au­to­ri­da­des co­rres­pon­dien­tes para que re­vi­sen el ca­so.

Por otro la­do, ex­pli­ca que to­da ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra tie­ne que desa­rro­llar pro­gra­mas para com­ba­tir el la­va­do de di­ne­ro y fi­nan­cia­mien­to del te­rro­ris­mo. Es­tos pro­gra­mas de­be­rían in­cluir: el de­sa­rro­llo de po­lí­ti­cas, pro­ce­di­mien­tos y con­tro­les in­ter­nos, in­clu­yen­do dis­po­si­ti­vos apro­pia­dos para ges­tio­nar el cum­pli­mien­to, y pro­ce­di­mien­tos de de­tec­ción ade­cua­dos para ase­gu­rar que ha­ya un es­tán­dar ele­va­do para la con­tra­ta­ción de em­plea­dos; un pro­gra­ma per­ma­nen­te de ca­pa­ci­ta­ción de em­plea­dos; así co­mo una fun­ción de au­di­to­ría para ha­cer prue­bas so­bre el sis­te­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.