RE­GU­LA­CIÓN TEC­NO­LÓ­GI­CA

Im­pul­sa­rá el cre­ci­mien­to de los in­ter­me­dia­rios fi­nan­cie­ros.

El Economista (México) - Uniones - - PORTADA - AL­BA SERVÍN al­ba.ser­vin@ele­co­no­mis­ta.mx

“LA APRO­BA­CIÓN DE LA LEY SE­GU­RA­MEN­TE SE HA­RÁ EN UN TIEM­PO DI­NÁ­MI­CO, YA QUE TRAE MU­CHOS BE­NE­FI­CIOS PARA EL PAÍS Y ASÍ LO DE­BEN DE EN­TEN­DER LOS LE­GIS­LA­DO­RES”.

JOR­GE OR­TIZ, PRE­SI­DEN­TE FUN­DA­DOR DE FIN­TECH MÉ­XI­CO . “PO­DRÁN DESA­RRO­LLAR LA TEC­NO­LO­GÍA FI­NAN­CIE­RA DEN­TRO DE SUS AC­TI­VI­DA­DES Y CA­TA­PUL­TAR LA IN­CLU­SIÓN FI­NAN­CIE­RA”.

ALE­JAN­DRO RO­DRÍ­GUEZ, ASE­SOR DE LA VI­CE­PRE­SI­DEN­CIA DE CO­MU­NI­CA­CIÓN E IMA­GEN DEL CCPM.

To­das las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras re­gu­la­das, in­clui­das las Unio­nes de Cré­di­to, po­drán te­ner las mis­mas po­si­bi­li­da­des de desa­rro­llar e in­cor­po­rar en sus es­tra­te­gias de ne­go­cio las in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas exis­ten­tes en el mer­ca­do, así lo pre­vé el pro­yec­to de Ley para Re­gu­lar a las Ins­ti­tu­cio­nes de Tec­no­lo­gía Fi­nan­cie­ra que ya se en­cuen­tra en el Se­na­do para su apro­ba­ción.

LA LEY

En el pro­yec­to de ley, que cons­ta de 139 ar­tícu­los, se in­di­ca que las Unio­nes de Cré­di­to po­drán in­ver­tir di­rec­ta e in­di­rec­ta­men­te en el ca­pi­tal so­cial de las Ins­ti­tu­cio­nes de Tec­no­lo­gía Fi­nan­cie­ra (ITF) y be­ne­fi­ciar­se de ellas.

“Las ins­ti­tu­cio­nes de cré­di­to, ca­sas de Bol­sa, so­cie­da­des fi­nan­cie­ras de ob­je­to múl­ti­ple re­gu­la­das, so­cie­da­des fi­nan­cie­ras po­pu­la­res, so­cie­da­des coope­ra­ti­vas de aho­rro y prés­ta­mo con ni­ve­les de ope­ra­ción I a IV, unio­nes de cré­di­to e ins­ti­tu­cio­nes de se­gu­ros y de fian­zas, co­mo ex­cep­ción a lo dis­pues­to en sus res­pec­ti­vas le­yes que las re­gu­lan, po­drán in­ver­tir, di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, en el ca­pi­tal so­cial de las ITF, su­je­to a la pre­via au­to­ri­za­ción de su co­mi­sión su­per­vi­so­ra o de la se­cre­ta­ría, en es­te úl­ti­mo ca­so res­pec­to a la ban­ca de de­sa­rro­llo”, se ex­pli­ca en el do­cu­men­to.

“Las ITF po­drán acor­dar con las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras que ad­quie­ran tí­tu­los re­pre­sen­ta­ti­vos de su ca­pi­tal so­cial, que les pro­vean sus res­pec­ti­vas infraestructuras tec­no­ló­gi­cas y ser­vi­cios au­xi­lia­res para sus ope­ra­cio­nes, siem­pre y cuan­do ob­ten­gan la au­to­ri­za­ción que otor­gue la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res (CNBV) y ce­le­bren un con­tra­to de ser­vi­cios en el que se es­ta­blez­can claramente los pre­cios de trans­fe­ren­cia”.

El pro­yec­to de ley bus­ca re­gu­lar cua­tro pi­la­res: el fon­deo co­lec­ti­vo, los pa­gos elec­tró­ni­cos, el uso y la ope­ra­ción de mo­de­los no­ve­do­sos y los ac­ti­vos vir­tua­les. Tam­bién to­ca te­mas tras­ver­sa­les co­mo el te­ma del co­no­ci­mien­to del clien­te, la pro­tec­ción con­tra el la­va­do de di­ne­ro y las fa­ses de co­ne­xión.

BE­NE­FI­CIOS

En entrevista para El Eco­no­mis­ta, Jor­ge Or­tiz, pre­si­den­te fun­da­dor de Fin­tech Mé­xi­co, ex­pli­có que con la ini­cia­ti­va se abre la po­si­bi­li­dad a que to­das ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras, in­clu­so las más tra­di­cio­na­les, ac­ce­dan a es­tas nue­vas pla­ta­for­mas y pue­dan lle­gar a un nú­me­ro ma­yor de po­bla­ción.

“Al te­ner más gen­te uti­li­zan­do es­tos ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, el pas­tel se ha­ce más gran­de,

las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras no han po­di­do lle­gar a mu­chos sec­to­res del país, se di­ce que 44% de la po­bla­ción es­tá ban­ca­ri­za­da, un es­tu­dio del Ban­co Mundial es­ti­ma que es un 39%; es de­cir, 60% de la po­bla­ción no cuen­ta con un ser­vi­cio fi­nan­cie­ro bá­si­co”, ex­pli­có Jor­ge Or­tiz.

“Un es­tu­dio del IDC, in­di­ca que hay más de 102 mi­llo­nes de smartphones cir­cu­lan­do eso quiere de­cir que te­ne­mos más del doble de gen­te con un te­lé­fono in­te­li­gen­te, que con una cuen­ta ban­ca­ria, en­ton­ces a tra­vés de la tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra es po­si­ble lle­gar a más sec­to­res de la po­bla­ción, con ade­más ofer­tas no­ve­do­sas, in­no­va­do­ras, que ge­ne­ren im­pac­to en esa po­bla­ción que ape­nas em­pie­zan a uti­li­zar los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros”.

El pre­si­den­te de Fin­tech Mé­xi­co se­ña­ló que, a pe­sar de que las Unio­nes de Cré­di­to son un sec­tor más tra­di­cio­nal, es re­co­men­da­ble que se acer­quen a es­tas ITF, se com­ple­men­ten y crez­can con los ser­vi­cios que es­tas les pue­den ofre­cer.

“De­ben acer­car­se a es­tas tec­no­lo­gías para co­no­cer las so­lu­cio­nes que pue­den otor­gar­les y crear alian­zas. Si yo soy una Unión y ya ten­go una ba­se es­ta­ble­ci­da de clien­tes don­de ten­go mis cri­te­rios de cré­di­to y ries­go, pe­ro no en­tien­do có­mo usar es­tas tec­no­lo­gías, se pue­den crear alian­zas. Yo in­vi­ta­ría a to­dos a su­mar­se, pue­den en­con­trar en las fin­tech un alia­do para ha­cer cre­cer sus re­cur­sos”.

Por su par­te, Ale­jan­dro Ro­drí­guez, ase­sor de la Vi­ce­pre­si­den­cia de Co­mu­ni­ca­ción e Ima­gen del Co­le­gio de Con­ta­do­res Pú­bli­cos de Mé­xi­co, coin­ci­dió en la im­por­tan­cia de que in­ter­me­dia­rios fi­nan­cie­ros tam­bién pue­dan su­mar­se a las

fin­tech e im­pul­sar su cre­ci­mien­to.

“En el ca­so de las Unio­nes y en­ti­da­des de aho­rro po­pu­lar, creo que va a ser muy im­por­tan­te que ten­gan esa opor­tu­ni­dad de desa­rro­llar la tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra den­tro de su ac­ti­vi­da­des fi­nan­cie­ras y que ade­más fun­cio­ne co­mo un me­ca­nis­mo para ca­ta­pul­tar su po­ten­cial de in­clu­sión fi­nan­cie­ra en las re­gio­nes en don­de no ha lle­ga­do la ban­ca­ri­za­ción y mu­cho me­nos una educación fi­nan­cie­ra”, afir­mó.

Ro­drí­guez se­ña­ló que es­te sec­tor tie­nen un gran po­ten­cial de fi­nan­ciar a sus so­cios, es­pe­cí­fi­ca­men­te en sec­to­res co­mer­cia­les, in­dus­trial o de agroin­dus­tria, lo que les va a per­mi­tir lle­gar a más so­cios y cre­cer en su ac­ti­vi­dad.

“Creo que la tec­no­lo­gía te ofre­ce la opor­tu­ni­dad de lle­gar a más per­so­nas y con pro­duc­tos mu­cho más sen­ci­llos, de ma­ne­ra más ágil, sen­ci­lla y rá­pi­da”, ase­ve­ró.

AC­TI­VOS VIR­TUA­LES

En la Ley se plan­tea la po­si­bi­li­dad de que si así lo qui­sie­ran las Unio­nes o cual­quier otra ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra, pue­dan rea­li­zar uti­li­zar los ac­ti­vos vir­tua­les co­mo el bit­coin o el et­he­reum den­tro de sus ope­ra­cio­nes.

“Si pa­sa el pro­yec­to de ley co­mo es­tá aho­ri­ta y re­gu­la co­mo un ac­ti­vi­dad de tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra la ope­ra­ción de ac­ti­vos vir­tua­les que­da­ría re­co­no­ci­do su uso, po­drían ha­cer fi­dei­co­mi­sos con crip­to­mo­ne­das, te­ner cuen­tas y por qué no, las Unio­nes de Cré­di­to a sus so­cios les po­drían ofre­cer pa­si­vos y ac­ti­vos de in­ver­sión y de fi­nan­cia­mien­to con ac­ti­vos vir­tua­les”, ex­pli­ca el es­pe­cia­lis­ta del Co­le­gio de Con­ta­do­res.

“Sin em­bar­go, lo veo po­co pro­ba­ble por­que el mun­do de las crip­to­mo­ne­das tie­nen otro con­tex­to, pe­ro la po­si­bi­li­dad que­da­ría abier­ta”, aña­dió.

En el ca­so de los ac­ti­vos vir­tua­les, la ley se­ña­la que se­rá el Ban­co de Mé­xi­co el que de­ter­mi­ne cua­les se to­ma­rán en cuen­ta, por lo que no men­cio­na di­rec­ta­men­te a nin­gu­na.

Ac­tual­men­te el pro­yec­to de ley se en­cuen­tra en el Se­na­do, de apro­bar­se, Mé­xi­co se­ría el pri­mer país en La­ti­noa­mé­ri­ca que re­gu­la for­mal­men­te el sec­tor.

“La Ley Fin­tech tie­ne co­mo ob­je­ti­vo fo­men­tar la in­clu­sión fi­nan­cie­ra e in­no­va­ción fi­nan­cie­ra, pro­mo­ción de la com­pe­ten­cia, pro­tec­ción al con­su­mi­dor, pre­ser­va­ción de la es­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra y pre­ven­ción de ope­ra­cio­nes ilí­ci­tas en el ci­ber­co­mer­cio”, ar­gu­men­tó Jor­ge Or­tiz.

FO­TO: SHUTTERSTOCK

UNIO­NES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.