Mó­ni­ca Iba­rra y Hu­go Gar­za Can­tú -

En el 2018, la in­cer­ti­dum­bre eco­nó­mi­ca pre­va­le­ce

El Economista (México) - Uniones - - PORTADA - POR FITCH RA­TINGS*

EL CRE­CI­MIEN­TO DE CAR­TE­RA ob­ser­va­do del sec­tor de unio­nes de cré­di­to (UC) en Mé­xi­co con­ti­núa con una ten­den­cia fa­vo­ra­ble. De acuer­do con ci­fras de la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res (CNBV) al cie­rre del ter­cer tri­mes­tre de 2017 (3T17), el por­ta­fo­lio crediticio cre­ció 14.3% con res­pec­to al mis­mo tri­mes­tre del año an­te­rior. Ba­jo la pers­pec­ti­va de Fitch, el im­pul­so y opor­tu­ni­da­des del sec­tor en los úl­ti­mos años tie­ne que ver con la aten­ción a un seg­men­to de clien­tes con po­co ac­ce­so a los ser­vi­cios ban­ca­rios, los mo­de­los de ne­go­cios só­li­dos y es­pe­cia­li­za­dos de las UC, las re­la­cio­nes es­ta­bles con sus so­cios y el for­ta­le­ci­mien­to de los re­que­ri­mien­tos re­gu­la­to­rios.

No obs­tan­te el cre­ci­mien­to que ha te­ni­do el por­ta­fo­lio crediticio, el nú­me­ro de so­cios acre­di­ta­dos del sec­tor ha ve­ni­do dis­mi­nu­yen­do des­de el 2013 (Δ%:-12%) y el nú­me­ro de so­cios de los que se re­ci­ben prés­ta­mos no ha mos­tra­do di­na­mis­mo e in­clu­so dis­mi­nu­yó apro­xi­ma­da­men­te 4 por cien­to. Lo an­te­rior su­po­ne una ma­yor pro­por­ción de ex­po­si­ción al ries­go del cré­di­to in­di­vi­dual pro­me­dio en es­te sec­tor. Sin em­bar­go, Fitch con­si­de­ra que es­ta ex­po­si­ción ha si­do con­tro­la­da de ma­ne­ra ra­zo­na­ble por las prin­ci­pa­les en­ti­da­des del sec­tor, da­do que la ca­li­dad de ac­ti­vos en ge­ne­ral se mues­tra con­te­ni­da an­te el cre­ci­mien­to de la car­te­ra. El Ín­di­ce de car­te­ra ven­ci­da (ICV) al 3T17 se ubi­có en un ba­jo 2.6% en lí­nea con su pro­me­dio ob­ser­va­do del 2013 al 2016 de 2.7 por cien­to. Por otro la­do, el ICV ajus­ta­do con bie­nes ad­ju­di­ca­dos fue de 3.9% y com­pa­ra de ma­ne­ra fa­vo­ra­ble con­tra el pro­me­dio de los úl­ti­mos años.

El fon­deo de las unio­nes de cré­di­to mos­tró un cre­ci­mien­to de do­ble dí­gi­to en los úl­ti­mos 12 me­ses has­ta sep­tiem­bre del 2017, en lí­nea con el cre­ci­mien­to de la car­te­ra del sec­tor. El fon­deo pro­ve­nien­te de so­cios si­gue sien­do la prin­ci­pal fuen­te de fi­nan­cia­mien­to pa­ra las unio­nes con una par­ti­ci­pa­ción de apro­xi­ma­da­men­te 68 por cien­to. Fitch con­si­de­ra que fac­to­res co­mo el gra­do de es­pe­cia­li­za­ción en ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y la ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca son im­por­tan­tes en la es­ta­bi­li­dad de los prés­ta­mos de so­cios; sin em­bar­go, un re­to fun­da­men­tal de las unio­nes es apli­car he­rra­mien­tas es­ta­dís­ti­cas pa­ra me­dir la es­ta­bi­li­dad a tra­vés del tiem­po, lo que al­gu­nas po­cas han em­pe­za­do a rea­li­zar.

Por su par­te, el cré­di­to que otor­gan la ban- ca pri­va­da y la ban­ca de desa­rro­llo al sec­tor ha mos­tra­do un cre­ci­mien­to en los 12 me­ses has­ta sep­tiem­bre de 2017, in­cre­men­tán­do­se en un apro­xi­ma­do 29% y 39% res­pec­ti­va­men­te. La ma­yor par­ti­ci­pa­ción de la ban­ca co­mer­cial es un as­pec­to a re­sal­tar fren­te a otros sec­to­res no re­gu­la­dos que han vis­to in­clu­so re­du­ci­do su ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to por par­te de los ban­cos. En opi­nión de Fitch, una ma­yor diversificación de sus fuen­tes de fon­deo y una re­duc­ción de los afo­ros y ga­ran­tías otor­ga­das a los acree­do­res o bien un ma­yor ac­ce­so a fon­deo no ga­ran­ti­za­do, se­rían fac­to­res que da­rían una ma­yor fle­xi­bi­li­dad al fi­nan­cia­mien­to de las unio­nes.

Fitch opina que la ac­ti­vi­dad del sec­tor se ha for­ta­le­ci­do tam­bién por avan­ces en la re­gu­la­ción, que ha per­mi­ti­do la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción gra­dual del seg­men­to y aun­que pu­die­ra sig­ni­fi­car cos­tos e in­ver­sión en el cor­to pla­zo, re­fuer­za pro­gre­si­va­men­te el per­fil de las en­ti­da­des en cum­pli­mien­to. Fitch destaca que los ries­gos aso­cia­dos en la ope­ra­ción de las unio­nes de cré­di­to y sus go­bier­nos cor­po­ra­ti­vos po­drían ver­se fa­vo­re­ci­dos por la en­tra­da en vi­gor de los cambios en las dis­po­si­cio­nes emi­ti­das en no­viem­bre del 2017 por la CNBV, en las que se des­ta­can: la obli­ga­ción de la unio­nes de de­sig­nar un res­pon­sa­ble pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción de ries­gos, un res­pon­sa­ble de la se­gu­ri­dad de la in­for­ma­ción, ade­más de re­que­ri­mien­tos adi­cio­na­les a los acre­di­ta­dos que ser­vi­rán de con­trol en el pro­ce­so de cré­di­to de las unio­nes, y de­be­rán ser eje­cu­ta­das en un pe­rio­do de en­tre seis y 12 me­ses pos­te­rior a la fe­cha emi­ti­da.

A pe­sar del to­da­vía ba­jo ni­vel de in­clu­sión fi­nan­cie­ra en el país, Fitch es­ti­ma que el cre­ci­mien­to del cré­di­to en Mé­xi­co pa­ra el 2018 po­dría mo­de­rar­se y es­ta­rá in­fluen­cia­do por el en­torno eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co en Mé­xi­co, así co­mo la in­cer­ti­dum­bre ori­gi­na­da por las ne­go­cia­cio­nes del TLC, si lo an­te­rior dis­mi­nu­ye­ra la con­fian­za del con­su­mi­dor, pre­va­le­cie­ra la in­fla­ción y si se ob­ser­va­ra un me­nor cre­ci­mien­to de la eco­no­mía. Fitch dis­mi­nu­yó li­ge­ra­men­te su ex­pec­ta­ti­va de cre­ci­mien­to del PIB pa­ra el 2018 a 2.2 por cien­to. En vir­tud de lo an­te­rior, uno de los re­tos del sec­tor, ade­más de man­te­ner sus ni­ve­les de mo­ro­si­dad es­ta­bles y ren­ta­bi­li­dad acor­de a años an­te­rior, es sos­te­ner la iner­cia de cre­ci­mien­to sano, en un en­torno ma­cro­eco­nó­mi­co de ma­yor in­cer­ti­dum­bre.

Hu­go Gar­za Can­tú Di­rec­tor aso­cia­do de Fitch Ra­tings

Mó­ni­ca Iba­rra Di­rec­tor aso­cia­do de Fitch Ra­tings

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.