ANEC

COM­BA­TIR LA IN­SE­GU­RI­DAD, LA PRIO­RI­DAD

El Economista (México) - Uniones - - PORTADA - ALBA SERVÍN alba.ser­vin@ele­co­no­mis­ta.mx

Des­de ha­ce va­rias dé­ca­das, el di­na­mis­mo pro­duc­ti­vo del cam­po me­xi­cano ha en­fren­ta­do di­ver­sas pro­ble­má­ti­cas que han di­fi­cul­ta­do su cre­ci­mien­to y con­so­li­da­ción, en­tre las que se en­cuen­tran la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da. En en­tre­vis­ta pa­ra El Eco­no­mis

ta, Víctor Suárez, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sas Co­mer­cia­li­za­do­ras de Pro­duc­to­res del Cam­po (ANEC), es­ti­mó que al me­nos un ter­cio del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) de la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria se ha vis­to afec­ta­do por la in­se­gu­ri­dad.

“Hoy el cam­po es­tá gobernado por el cri­men or­ga­ni­za­do, el go­bierno me­xi­cano lo abandonó y ese va­cío lo ocupó la de­lin­cuen­cia”, ex­pre­só.

“A los pro­ble­mas de la ren­ta­bi­li­dad, fal­ta de apo­yos, com­pe­ten­cia des­leal por las im­por­ta­cio­nes, a los pro­ble­mas del cam­bio cli­má­ti­co, se su­man los cos­tos one­ro­sos de la in­se­gu­ri­dad: la gen­te ya no pue­de sa­lir a tra­ba­jar en las tar­des o en las no­ches, la gen­te tie­ne que pa­gar cuo­tas por sem­brar, por co­se­char, por ven­der, to­do tie­ne un pre­cio. Ade­más de los pro­ble­mas de ex­tor­sio­nes, se­cues­tros, des­apa­ri­cio­nes, ro­bo de pro­duc­tos, de ma­qui­na­ria, de ga­na­do, es una co­sa ex­ce­si­va”.

En opi­nión del di­rec­ti­vo, el de­pen­der en gran me­di­da de las ex­por­ta­cio­nes ge­ne­ró cre­ci­mien­to en la de­sigual­dad y po­bre­za, oca­sio­nan­do fal­ta de opor­tu­ni­da­des pa­ra los pe­que­ños agri­cul­to­res, ha­cién­do­los más vul­ne­ra­bles.

Víctor Suárez in­di­có que los es­ta­dos más afec­ta­dos por la in­se­gu­ri­dad son Ta­mau­li­pas, Chihuahua, Mi­choa­cán, Co­li­ma, Si­na­loa, Za­ca­te­cas y re­cien­te­men­te Gua­na­jua­to, don­de tam­bién se ha ex­ten­di­do es­te pa­de­ci­mien­to.

La par­ti­ci­pa­ción de la agri­cul­tu­ra en el Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB) es de 4% y en el país hay más de 5.5 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res agrí­co­las, pe­ro só­lo la mi­tad son real­men­te pro­duc­to­res, y el res­to peo­nes o jor­na­le­ros que se dis­tri­bu­yen en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal.

De acuer­do con el Con­se­jo Na­cio­nal Agro­pe­cua­rio, ca­da año el sec­tor pier­de unos 2,220 mi­llo­nes de pe­sos en granos, ma­qui­na­ria, equi­pos, fer­ti­li­zan­tes, ca­mio­nes y otros in­su­mos, por las ac­cio­nes de las ban­das de delincuentes.

NUE­VO GO­BIERNO

El di­rec­ti­vo de la ANEC ase­gu­ró que, cons­cien­tes de la pro­ble­má­ti­ca del sec­tor, ya se tu­vo un acer­ca­mien­to con el nue­vo go­bierno que en­ca­be­za­rá An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, pa­ra res­ca­tar al cam­po a tra­vés del acuer­do que se lla­ma “El Plan de Aya­la pa­ra el si­glo XXI 2.0”.

“El nue­vo go­bierno ya asu­mió el com­pro­mi­so de res­ca­tar al cam­po des­pués de 30 años de aban­dono y se plan­teó otor­gar una im­por­tan­cia es­tra­té­gi­ca y de in­te­rés pú­bli­co a las ac­ti­vi­da­des del sec­tor agroa­li­men­ta­rio, te­nien­do co­mo ba­se en pri­mer lu­gar al­can­zar la au­to­su­fi­cien­cia ali­men­ta­ria, pro­du­cir aquí mis­mo en Mé­xi­co los ali­men­tos que con­su­mi­mos y prio­ri­zar el apo­yo a to­dos los sec­to­res pro­duc­ti­vos del país pe­ro prin­ci­pal­men­te a los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res”, ase­gu­ró.

Ex­pli­có que den­tro del acuer­do se es­ta­ble­ció apo­yar en la tran­si­ción de un sis­te­ma de agri­cul­tu­ra que no de­pen­da de in­su­mos ex­ter­nos y pro­du­ci­dos por mo­no­po­lios, que se in­cen­ti­ve la pro­duc­ción na­cio­nal, que se re­duz­can los cos­tos de pro­duc­ción, ade­más de ga­ran­ti­zar el de­re­cho a la ali­men­ta­ción pa­ra to­das las personas.

Fi­nal­men­te, se­ña­ló que ya era ur­gen­te to­mar las ac­cio­nes pru­den­tes pa­ra con­tro­lar el te­ma de la vio­len­cia y co­rrup­ción que azo­ta al país, y en es­pe­cial al cam­po y es­pe­ran que con el nue­vo go­bierno se lo­gren avan­ces im­por­tan­tes.

“HOY EL CAM­PO ES­TÁ GOBERNADO POR EL CRI­MEN OR­GA­NI­ZA­DO, EL GO­BIERNO ME­XI­CANO LO ABANDONÓ

Y ESE VA­CÍO LO OCUPÓ LA DE­LIN­CUEN­CIA”.

VÍCTOR SUÁREZ,

DI­REC­TOR EJE­CU­TI­VO DE LA

ANEC.

FO­TO: AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.