Ca­na­dá anun­cia sal­va­guar­da de 25% al ace­ro

Apli­ca­rá ta­ri­fa a par­tir del 25 de oc­tu­bre a las im­por­ta­cio­nes del me­tal. Mé­xi­co ana­li­za po­si­bles re­pre­sa­lias co­mer­cia­les pa­ra con­tra­rres­tar­la.

El Economista (México) - - Portada - Ro­ber­to Mo­ra­les y Ro­lan­do Ra­mos em­pre­sas@eleconomista.mx

LA PER­MA­NEN­CIA del me­ca­nis­mo de re­so­lu­ción de con­tro­ver­sias in­ver­sio­nis­ta-es­ta­do en el Acuer­do Es­ta­dos Uni­dos-mé­xi­co-ca­na­dá (USMCA, por su si­gla en in­glés) se de­bió ex­clu­si­va­men­te a Es­ta­dos Uni­dos, afir­mó Il­de­fon­so Gua­jar­do, se­cre­ta­rio de Eco­no­mía.

En su com­pa­re­cen­cia an­te el Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, el fun­cio­na­rio re­ve­ló que Mé­xi­co pi­dió des­pa­re­cer ese me­ca­nis­mo co­mo una es­tra­te­gia ne­go­cia­do­ra, a sa­bien­das de que la ad­mi­nis­tra­ción del pre­si­den­te Do­nald Trump se­ría quien lo man­ten­dría.

Ese me­ca­nis­mo, in­clui­do ac­tual­men­te en el Ca­pí­tu­lo 11 del Tra­ta­do de Li­bre Comercio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN), des­apa­re­ce­rá en tres años pa­ra los ca­sos en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá y en­tre Mé­xi­co y Ca­na­dá.

“La ame­na­za se­ría que, con el fin de ha­cer­nos me­nos atrac­ti­vos, Es­ta­dos Uni­dos lo que­ría eli­mi­nar (el Ca­pí­tu­lo 11); des­pués ofre­ció una op­ción de es­tar o no es­tar, don­de ellos de­cían: ‘No­so­tros no va­mos a es­tar, pe­ro si Mé­xi­co quie­re op­tar por es­tar, es te­ma de Mé­xi­co’”. “Los ne­go­cia­do­res (me­xi­ca­nos) con­tes­ta­ron: ‘De nin­gu­na ma­ne­ra, la Ley de Tra­ta­dos In­ter­na­cio­na­les nos im­pi­de acep­tar acuer­dos de in­ver­sión que no sean re­cí­pro­cos. ¿Cuál fue la es­tra­te­gia de ne­go­cia­ción? Que no se que­de el 11, que des­apa­rez­ca’”, di­jo Gua­jar­do.

Es­te me­ca­nis­mo per­mi­te a una em­pre­sa de un país miem­bro del TLCAN le­van­tar un pá­nel de re­so­lu­ción de con­tro­ver­sias con­tra una ac­ción por par­te del Es­ta­do de otro país miem­bro y ob­te­ner, en ca­so de ga­nar el ca­so, com­pen­sa­cio­nes eco­nó­mi­cas.

“¿Por qué no gas­ta­mos ca­pi­tal ne­go­cia­dor en el 11? Por­que los más in­tere­sa­dos en pro­te­ger a sus in­ver­sio­nis­tas es­tán en Was­hing­ton y así fue co­mo lle­ga­mos a la de­ci­sión de pro­te­ger el por­cen­ta­je más al­to de in­ver­sio­nes, con un Ca­pí­tu­lo 11 fun­cio­nan­do”, con­clu­yó.

El USMCA man­tie­ne el me­ca­nis­mo de Es­ta­do a Es­ta­do del TLCAN pa­ra la ma­yo­ría de las con­tro­ver­sias que sur­jan en vir­tud del acuer­do. Tam­bién con­ser­va pá­ne­les pa­ra re­vi­sar las con­tro­ver­sias

Pue­do afir­mar­les, con to­da se­gu­ri­dad, que el acuer­do que even­tual­men­te se­rá re­mi­ti­do for­mal­men­te des­pués de su fir­ma a us­te­des no tie­ne nin­gu­na res­tric­ción cuan­ti­ta­ti­va ni ta­ri­fa­ria”.

Il­de­fon­so Gua­jar­do, se­cre­ta­rio de Eco­no­mía.

so­bre so­lu­cio­nes co­mer­cia­les (por dum­ping o sub­si­dios prohi­bi­dos).

Sin em­bar­go, el USMCA eli­mi­na­ría la so­lu­ción de con­tro­ver­sias en­tre in­ver­sio­nis­tas y es­ta­dos pa­ra Ca­na­dá des­pués de la ter­mi­na­ción del TLCAN.

Man­tie­ne ese me­ca­nis­mo só­lo en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co pa­ra los re­cla­man­tes con res­pec­to a con­tra­tos gu­ber­na­men­ta­les en los sec­to­res de pe­tró­leo, gas na­tu­ral, ge­ne­ra­ción de ener­gía, in­fra­es­truc­tu­ra y telecomunicaciones y tam­bién lo con­ser­va en­tre am­bos paí­ses con res­pec­to a otros sec­to­res, siem­pre que el re­cla­man­te ago­te pri­me­ro los re­cur­sos na­cio­na­les.

Pa­ra po­der re­cu­rrir al me­ca­nis­mo, el in­ver­sio­nis­ta de­be­rá con­tar con un con­tra­to fir­ma­do por las au­to­ri­da­des del Es­ta­do re­cep­tor de la in­ver­sión. El con­tra­to úni­ca­men­te es la “lla­ve de ac­ce­so” al ar­bi­tra­je. Las dis­po­si­cio­nes del pro­pio con­tra­to no po­drán ser ar­bi­tra­les al am­pa­ro del Tra­ta­do.

Gua­jar­do Vi­lla­rreal afir­mó tam­bién que el re­cién ne­go­cia­do acuer­do co­mer­cial en­tre Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá in­clu­yó las 12,000 re­glas de ori­gen pa­ra la in­te­gra­ción pro­duc­ti­va en la re­gión de Amé­ri­ca del Nor­te, en aras de fa­vo­re­cer a la in­dus­tria na­cio­nal.

“Ten­go la sa­tis­fac­ción de de­cir­les que, de esas 12,000 re­glas, con ex­cep­ción de cin­co que fue­ron pro­duc­to de una ne­go­cia­ción más in­ten­sa (co­mo la au­to­mo­triz), to­das ellas fa­vo­re­cie­ron a la in­dus­tria me­xi­ca­na de ma­nu­fac­tu­ra pa­ra se­guir po­si­cio­nán­do­nos”.

“Así, de las cin­co re­glas que fue­ron más de­ta­lla­das, les pue­do dar cuen­ta de que la re­gla de pe­tro­quí­mi­cos, la de ace­ro, la de vi­drio y fi­bra óp­ti­ca fue­ron ali­nea­das a los me­jo­res in­tere­ses de la in­dus­tria na­cio­nal, con­for­man­do un es­que­ma de in­te­gra­ción y de ge­ne­ra­ción de va­lor sin pre­ce­den­tes”.

“Pue­do afir­mar­les, con to­da se­gu­ri­dad, que el acuer­do que even­tual­men­te se­rá re­mi­ti­do for­mal­men­te des­pués de su fir­ma a us­te­des no tie­ne nin­gu­na res­tric­ción cuan­ti­ta­ti­va ni nin­gu­na res­tric­ción ta­ri­fa­ria. En su con­jun­to el nue­vo tra­ta­do tri­la­te­ral es­tá a la al­tu­ra de los me­jo­res acuer­dos co­mer­cia­les in­ter­na­cio­na­les”.

Y asu­mió el com­pro­mi­so an­te los se­na­do­res de que an­tes de la fir­ma del tra­ta­do; es de­cir, en los pró­xi­mo 50 días, se eli­mi­na­rán “to­das las agre­sio­nes aran­ce­la­rias”.

Fo­to: no­ti­mex

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.