Adiós, TLCAN... ¡Ho­la, T-MEC...!

• Gra­cias al tra­ta­do, nues­tro país se con­vir­tió en una po­ten­cia ex­por­ta­do­ra, pe­ro con una al­ta de­pen­den­cia del mer­ca­do y ca­pi­tal es­ta­dou­ni­den­ses

El Economista (México) - - Portada - Ro­ber­to Mo­ra­les rmo­ra­les@ele­co­nois­ta.com.mx

Tras 25 años, el acuer­do co­mer­cial con­clu­ye hoy y se abre pa­so a un nue­vo tra­ta­do en­tre las eco­no­mías de Amé­ri­ca del Nor­te. Con­tra reloj, el Se­na­do apro­bó ayer tres le­yes re­la­cio­na­das al T-MEC y re­for­mó otras tres.

El Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN) im­pul­só el co­mer­cio de pro­duc­tos en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos 654%, con­vir­tien­do al pri­me­ro, un país en desa­rro­llo, en el ma­yor so­cio co­mer­cial del se­gun­do, el prin­ci­pal im­por­ta­dor de mer­can­cías del mun­do.

Ese pue­de ser el prin­ci­pal efec­to del TLCAN, un tra­ta­do que de­ja­rá de fun­cio­nar el pri­mer mi­nu­to de es­te miér­co­les, cuan­do sea rem­pla­za­do por el Tra­ta­do en­tre Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá (T-MEC).

Con ello, el TLCAN ha­brá te­ni­do una du­ra­ción de 26 años y me­dio, ce­rran­do una eta­pa mar­ca­da por la cre­cien­te in­te­gra­ción de las ca­de­nas de va­lor en en­tre los tres paí­ses. “Mé­xi­co se con­vir­tió en el pri­mer so­cio co­mer­cial de Es­ta­dos Uni­dos y en el ter­ce­ro de Ca­na­dá”, di­jo es­te lu­nes Luz Ma­ría de la Mora, sub­se­cre­ta­ria de Co­mer­cio Ex­te­rior de la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía.

En efec­to, en la par­te es­ta­dís­ti­ca más des­ta­ca­da, las ex­por­ta­cio­nes de mer­can­cías de Mé­xi­co a su ve­cino del nor­te es­ca­la­ron 797% de 1993 –el año pre­vio a la en­tra­da del TLCAN- a 2019, pa­ra al­can­zar 357,971 mi­llo­nes de dó­la­res.

En aquel año, Chi­na no en­tra­ba aún a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC) y los prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les de Es­ta­dos Uni­dos eran Ca­na­dá, en la pri­me­ra po­si­ción; Ja­pón, en la se­gun­da, y Mé­xi­co, en la ter­ce­ra. En sen­ti­do con­tra­rio, las ex­por­ta­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos a su ve­cino del sur to­ta­li­za­ron 256,570 mi­llo­nes de dó­la­res en 2019, un au­men­to de 517% des­de 1993.

Con ello, Mé­xi­co pa­só de te­ner un dé­fi­cit de 1,666 mi­llo­nes de dó­la­res en 1993 a un su­pe­rá­vit de 101,401 mi­llo­nes de dó­la­res en 2019 en el in­ter­cam­bio de pro­duc­tos con Es­ta­dos Uni­dos.

Es­te ba­lan­ce, sin em­bar­go, tie­ne va­rios in­di­ca­do­res en su con­tex­to, en los que hay pér­di­das y ga­nan­cias pa­ra los dos paí­ses.

La ma­yor par­te de los flu­jos co­mer­cia­les en am­bas vías co­rres­pon­de a com­pa­ñías de ca­pi­tal es­ta­dou­ni­den­se; en tan­to que la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas ar­gu­men­ta que el dé­fi­cit co­mer­cial es­tá más es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­do con va­ria­bles ma­cro­eco­nó­mi­cas (por ejem­plo, pa­tro­nes de aho­rro e in­ver­sión) que las po­lí­ti­cas o acuer­dos co­mer­cia­les.

Lo cier­to es que la con­clu­sión del TLCAN se ori­gi­nó por la de­ci­sión del pre­si­den­te Do­nald Trump, quien ha in­ter­pre­ta­do re­pe­ti­da y con­ti­nua­men­te el dé­fi­cit co­mer­cial de Es­ta­dos Uni­dos, co­mo pér­di­da di­rec­ta de su país.

Una par­te im­por­tan­te del co­mer­cio de mer­can­cías en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co se pro­du­ce en el con­tex­to del in­ter­cam­bio de pro­duc­ción, ya que los fa­bri­can­tes en ca­da país tra­ba­jan jun­tos pa­ra crear bie­nes.

El flu­jo de in­su­mos in­ter­me­dios pro­du­ci­dos en Es­ta­dos Uni­dos y ex­por­ta­dos a Mé­xi­co y el flu­jo de re­torno de los pro­duc­tos ter­mi­na­dos au­men­ta­ron en gran me­di­da la im­por­tan­cia de la re­gión fron­te­ri­za Mé­xi­co-es­ta­dos Uni­dos co­mo si­tio de pro­duc­ción. A me­di­da que las in­dus­trias se in­te­gra­ron con el pa­so de los años, otras re­gio­nes de Mé­xi­co tam­bién au­men­ta­ron la pro­duc­ción, en­tre ellas so­bre to­do la de El Bajío.

De ese mo­do, las in­dus­trias ma­nu­fac­tu­re­ras de Es­ta­dos Uni­dos, in­clu­yen­do au­to­mo­triz, compu­tado­ras y elec­tró­ni­ca, elec­tro­do­més­ti­cos y ma­qui­na­ria, to­das cuen­tan con la asis­ten­cia de fa­bri­can­tes me­xi­ca­nos.

El co­mer­cio bi­la­te­ral de mer­can­cías en­tre los Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co en 2019 se con­cen­tró en el trans­por­te (prin­ci­pal­men­te vehícu­los de mo­tor y pie­zas), compu­tado­ras, elec­tró­ni­ca, equi­pos eléc­tri­cos y elec­tro­do­més­ti­cos.

A fi­nal del día, el TLCAN mos­tró las

ca­pa­ci­da­des pro­duc­ti­vas de ca­da país de la re­gión, in­te­gró a las em­pre­sas más fuer­tes y afec­tó a las com­pa­ñías más dé­bi­les. Mos­tró to­da­vía con más cla­ri­dad que los me­jo­res agua­ca­tes los pro­du­ce Mé­xi­co, que la me­jor ca­no­la se cul­ti­va en Ca­na­dá y que el maíz más com­pe­ti­ti­vo se co­se­cha en Es­ta­dos Uni­dos.

Aun­que tam­bién con in­su­mos de ter­ce­ros paí­ses, el TLCAN im­pul­só so­bre to­do la com­pe­ti­ti­vi­dad de los bie­nes pro­du­ci­dos tri­la­te­ral­men­te, de Amé­ri­ca del Nor­te pa­ra el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.