MAR­CO A. PÉ­REZ VALTIER

El Financiero Monterrey - - PORTADA - Mar­co A. Pé­rez Valtier Opi­ne us­ted: mpe­rezv@pe­rez­gon­go­ra.com El au­tor es es­pe­cia­lis­ta en es­tu­dios eco­nó­mi­cos y de fi­nan­zas pú­bli­cas. Ac­tual­men­te ocu­pa el car­go de So­cio de Eco­no­mía en Pé­rez Góngora y Aso­cia­dos.

Bien di­ce el re­frán que “pro­me­ter no em­po­bre­ce, dar es lo que ani­qui­la”, por lo que es nor­mal que to­dos los po­lí­ti­cos cuan­do an­dan en campaña, son muy da­dos a ofre­cer el cie­lo, la lu­na y las es­tre­llas a los elec­to­res, pe­ro ya sen­ta­dos en la si­lla, la reali­dad eco­nó­mi­ca ter­mi­na por im­po­ner­se, y em­pie­zan los re­plan­tea­mien­tos con re­la­ción a es­tas pro­me­sas.

Es de­cir, has­ta cier­to pun­to es “nor­mal” que esto su­ce­da, y si López Obra­dor ya está em­pe­zan­do a mo­di­fi­car sus ofre­ci­mien­tos de campaña, bus­can­do re­du­cir los cos­tos eco­nó­mi­cos aso­cia­dos a sus pro­pues­tas, más que ver­lo co­mo una “ma­la” se­ñal, des­de mi pun­to de vis­ta esto es po­si­ti­vo, ya que pien­so que es me­jor ajus­tar­se a las res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­les, que en­fi­lar a las fi­nan­zas pú­bli­cas en una ru­ta de co­li­sión.

Ofi­cial­men­te, el fu­tu­ro Se­cre­ta­rio de Ha­cien­da ya di­jo que el pro­gra­ma 65 y más, que es el en­se car­ga­do de pa­gar las pen­sio­nes a los adul­tos ma­yo­res, mo­di­fi­ca­rá sus re­glas de ope­ra­ción pa­ra que aho­ra sea de 68 y más, es de­cir, ele­va en tres años la edad mí­ni­ma pa­ra ser be­ne­fi­cia­rio, ar­gu­men­tan­do que la es­pe­ran­za de vi­da se ha in­cre­men­ta­do.

Por otro la­do, ya se em­pie­zan a de­li­near los re­qui­si­tos y las mo­da­li­da­des del apo­yo pro­me­ti­do a los “Ni­nis”, lo que de­be tra­du­cir­se en un me­nor com­pro­mi­so fi­nan­cie­ro.

En reali­dad, no de­be­mos sor­pren­der­nos por es­tos cam­bios, ya que la “ofer­ta” eco­nó­mi­ca que ha­cía López Obra­dor en su campaña, era de un al­to cos­to fi­nan­cie­ro, ya que además de pro­me­ter no au­men­tar im­pues­tos y man­te­ner la deu­da pú­bli­ca sin cre­ci­mien­to real, pro­me­tió du­pli­car la pen­sión gu­ber­na­men­tal a los adul­tos ma­yo­res, be­car a los “Ni­nis”, y no re­cha­zar a nin­gún as­pi­ran­te a edu­ca­ción su­pe­rior, pro­me­sas que no po­drían ser fi­nan­cia­das con las re­duc­cio­nes a los sa­la­rios de la al­ta bu­ro­cra­cia y com­ba­tien­do la co­rrup­ción.

Si con­si­de­ra­mos además que tam­bién pro­me­tió ba­jar los im­pues­tos en la fron­te­ra, el IVA a la mi­tad, a so­lo ocho por cien­to, y el ISR a un 20 por cien­to, cu­yo cos­to fis­cal ron­da­ría en una can­ti­dad su­pe­rior a los 75 mil mi­llo­nes de pe­sos, el es­ce­na­rio fi­nan­cie­ro se com­pli­ca­rá aún más, esto sin con­si­de­rar la ten­den­cia a la al­za en las ta­sas de in­te­rés, y por en­de, el in­mi­nen­te in­cre­men­to en el ser­vi­cio de la deu­da pú­bli­ca.

Si bien no fue pro­me­sa de campaña la re­or­ga­ni­za­ción y re­es­truc­tu­ra del Sis­te­ma de Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria (SAT), en su dis­cur­so de la se­ma­na pa­sa­da en Cin­ter­mex, AMLO se­ña­ló que mo­di­fi­ca­rán la es­tra­te­gia de la fis­ca­li­za­ción en el pa­go de im­pues­tos, y lo ba­sa­rán aho­ra en la “con­fian­za”, por lo que las au­di­to­rías se­rán por “sorteos”, cuan­do aho­ra se de­ter­mi­nan me­dian­te efi­cien­tes y com­ple­jos mo­de­los es­ta­dís­ti­cos que han in­cre­men­ta­do sus­tan­cial­men­te la efi­cien­cia re­cau­da­to­ria de las au­di­to­rías, la cual se­gu­ra­men­te aho­ra se ve­rá afec­ta­da.

Por otro la­do, qui­zás se le apos­tó mu­cho a que la es­pe­ra­da eli­mi­na­ción de la “co­rrup­ción” apor­ta­ría re­cur­sos su­fi­cien­tes pa­ra fi­nan­ciar mu­chas de las pro­me­sas de campaña, pe­ro aho­ra, el dis­cur­so del Pre­si­den­te elec­to, ha cam­bia­do de tono, y en el mis­mo fo­ro, se­ña­ló que si bien el Pre­su­pues­to Fe­de­ral es de 5.3 mi­llo­nes de mi­llo­nes de pe­sos, exis­ten gas­tos irre­duc­ti­bles, co­mo el ser­vi­cio de la deu­da, y las par­ti­ci­pa­cio­nes a los es­ta­dos, que ha­cen más mo­des­to el uni­ver­so del “ajus­te” al gas­to, y por en­de, los po­si­bles re­cur­sos a “li­be­rar”.

En re­su­men, de­be­mos dar­le la bien­ve­ni­da a es­tos “ajus­tes” y “re­con­si­de­ra­cio­nes” a las ori­gi­na­les pro­me­sas de campaña, ya que de­no­tan que se va a pri­vi­le­giar la pru­den­cia fi­nan­cie­ra, pe­ro de­be­mos es­tar aten­tos a que no va­yan más allá, y quie­ran mo­di­fi­car tam­bién la edad pa­ra las pen­sio­nes aso­cia­das a apor­ta­cio­nes obre­ro pa­tro­na­les, ya que hay vo­ces que se­ña­lan que es­ta me­di­da, de in­cre­men­tar a 68 años la edad pa­ra el re­ti­ro, se pien­sa ha­cer uni­ver­sal.

Ojo, mu­cho Ojo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.