BUS­CA­RÍA SOCIO PA­RA FI­LI­PI­NAS

Co­ca-Co­la FEMSA de­ci­dió sa­lir de ese mer­ca­do asiá­ti­co por nue­vos im­pues­tos

El Financiero Monterrey - - PORTADA -

The Co­ca-Co­la Co. (TCCC) es­tá abier­ta a po­si­bles so­cios pa­ra sus ope­ra­cio­nes de em­bo­te­lla­do en Fi­li­pi­nas, lue­go de que Co­ca-Co­la FEMSA (Kof) de­ci­die­ra sa­lir de di­cho mer­ca­do, di­jo la com­pa­ñía in­for­ma­ron me­dios lo­ca­les.

“Al igual que con otros mer­ca­dos que son ope­ra­dos por BIG (Bottling In­vest­ments Group), Co­ca-Co­la no tie­ne pla­zos ni cro­no­gra­mas pa­ra el po­ten­cial de fran­qui­cias. Eva­lua­mos con­ti­nua­men­te a los po­si­bles so­cios”, di­jo Scott Leith, di­rec­tor sé­nior de Co­mu­ni­ca­cio­nes Fi­nan­cie­ras de Co­ca-Co­la, a tra­vés de un co­rreo elec­tró­ni­co en­via­do al si­tio de noticias Bu­si­nes­sWorld, al ser cues­tio­na­do so­bre si con­si­de­ra­ba com­pra­do­res pa­ra el ne­go­cio fi­li­pino.

Él con­fía en que la fi­lial de la com­pa­ñía, Bottling In­vest­ments Group, po­drá en­fren­tar los desafíos, co­mo el im­pues­to es­pe­cial de Fi­li­pi­nas so­bre las be­bi­das en­dul­za­das.

“Sa­be­mos que el éxi­to sos­te­ni­ble a lar­go pla­zo se ba­sa en só­li­dos fun­da­men­tos. Siem­pre en­fren­ta­mos cam­bios y desafíos, ya sea que im- pli­que nue­va com­pe­ten­cia o nue­vos im­pues­tos, pe­ro nues­tra com­pa­ñía

tie­ne una he­ren­cia de cen­trar­se en las dé­ca­das ve­ni­de­ras, no so­lo en los pró­xi­mos tri­mes­tres”, di­jo Leith.

“Con la gran ex­pe­rien­cia de BIG y su só­li­da tra­yec­to­ria en el su­des- te asiá­ti­co, cree­mos que apor­ta­rán un va­lor sig­ni­fi­ca­ti­vo al ne­go­cio de Fi­li­pi­nas”, agre­gó.

The Co­ca-Co­la Company no se ha­bía pro­nun­cia­do al res­pec­to des­de que Co­ca-Co­la FEMSA (Kof) hi­zo pú­bli­ca su de­ci­sión de sa­lir de di­cho mer­ca­do.

Kof ha es­ta­do lu­chan­do des­de el año pa­sa­do des­pués de que el go­bierno re­gu­la­ra las im­por­ta­cio­nes de ja­ra­be de maíz con al­to con­te­ni­do de fruc­to­sa (HFCS), un edul­co­ran­te uti­li­za­do por la in­dus­tria ali­men­ta­ria co­mo al­ter­na­ti­va al azú­car de ca­ña.

El go­bierno tam­bién im­pu­so un im­pues­to so­bre las be­bi­das edul­co­ra­das con ja­ra­be de maíz de al­ta fruc­tuo­sa co­mien­zos de año, el do­ble que las be­bi­das que usan azú­car.

Des­de en­ton­ces, Co­ca-Co­la FEMSA Fi­li­pi­nas ha des­pe­di­do a un nú­me­ro no re­ve­la­do de tra­ba­ja­do­res y ha re­du­ci­do los vo­lú­me­nes de al­gu­nos pro­duc­tos.

“Es­to pu­so res­tric­cio­nes a las im­por­ta­cio­nes de edul­co­ran­tes, las fuen­tes de azú­car en el país y el au­men­to en los pre­cios lo­ca­les del azú­car. Los pre­cios del azú­car han subido, has­ta un 50 por cien­to”, di­jo John San­ta Ma­ria Ota­zua, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Co­ca-Co­la FEMSA, du- ran­te una lla­ma­da con ana­lis­tas.

AFEC­TA­DO. Lue­go de la en­tra­da en vi­gor de los nue­vos im­pues­tos en Fi­li­pi­nas, Kof y TCCC ini­cia­ron una re­es­truc­tu­ra al in­te­rior que ha­bría im­pli­ca­do el des­pi­do de 600 em­plea­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.