Seis ni­ños en­fren­tan mi­les de cer­dos

El Financiero - - EMPRESAS - Jo­nat­han Ruiz Opi­ne us­ted: jruiz@ el­fi­nan­cie­ro.com.mx fa­ce­book @Rui­zTo­rre @rui­zto­rre

Pien­sen en ce­no­tes. En la pe­nín­su­la del sur es­tos son el dre­na­je de to­do lo que ba­ja la llu­via des­de la su­per­fi­cie. Seis ni­ños, que hasta aho­ra así son re­fe­ri­dos, su­po­nen que los ce­no­tes de Ho­mún que cui­da­ron sus pa­dres y sus abue­los son con­ta­mi­na­dos por ori­na y ex­cre­men­to de cer­do pro­ve­nien­te de la nueva gran­ja más gran­de que han vis­to y por eso bus­ca­ron un am­pa­ro que pa­re su fun­cio­na­mien­to. Una juez yu­ca­te­ca ya lo con­ce­dió.

El ries­go exis­te, pero la afec­ta­ción de­be ser con­fir­ma­da aún. Es­te con­flic­to tie­ne ve­nas que lo co­nec­tan al co­ra­zón de la Ciu­dad de México, con­cre­ta­men­te a las ofi­ci­nas de Gru­po Kuo, de Fer­nan­do Sen­de­ros Mes­tre. Es­te con­glo­me­ra­do tie­ne un ne­go­cio cre­cien­te de ven­ta de car­ne de cer­do que de a po­co se con­vir­tió en el más im­por­tan­te pa­ra la com­pa­ñía que tam­bién vende au­to­par­tes.

La sub­si­dia­ria de­di­ca­da a la ac­ti­vi­dad por­cí­co­la es Ke­kén, que com­pro­me­tió in­ver­sio­nes por unos 10 mil mi­llo­nes de pe­sos en Yu­ca­tán, en don­de ha­cen fal­ta pa­ra la trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca de la en­ti­dad cu­yos nue­vos funcionarios es­ta­ta­les en­ca­be­za­dos por el Go­ber­na­dor Mau­ri­cio Vi­la, y su an­te­ce­sor, Ro­lan­do Za­pa­ta, buscan con ahín­co .

Ke­kén vende sus pro­duc­tos en su ca­de­na de tien­das Ma­xi­car­ne y de mo­do cre­cien­te los ex­por­ta a Ja­pón y aho­ra al pa­re­cer, a Chi­na. La gran­ja de cer­dos de Ho­mún, Yu­ca­tán, no le per­te­ne­ce a Ke­kén, sino a una em­pre­sa lla­ma­da Pro­pie­dad Ali­men­ta­ria Por­cí­co­la, po­si­ble­men­te vin­cu­la­da con la fa­mi­lia de un gru­po lo­cal de me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Po­bla­do­res ase­gu­ran que sur­ti­rá a las plan­tas pro­ce­sa­do­ras de Ke­kén, ins­ta­la­das muy cer­ca de Mé­ri­da.

El víncu­lo con la gran­ja en con­flic­to no ha si­do ne­ga­do por la hues­te de Sen­de­ros Mes­tre. Ke­kén ofre­ce ade­más de in­ver­sión, em­pleos úti­les en el es­ta­do, mis­mos que de acuer­do con em­pre­sa­rios lo­ca­les es­tán en ries­go an­te la sus­pen­sión de­fi­ni­ti­va de ac­ti­vi­da­des de la gran­ja que de ma­ne­ra cau­te­lar fue dic­ta­da es­ta se­ma­na por la juez cuar­to de dis­tri­to de Yu­ca­tán, Mi­riam Cá­ma­ra Pa­trón, abo­ga­da por la Au­tó­no­ma de Yu­ca­tán.

Las mis­mas fuen­tes ad­vier­ten que el plei­to ha­bría pro­vo­ca­do ya el co­que­teo de Ke­kén con el Go­ber­na­dor de Cam­pe­che, Ale­jan­dro Mo­reno, pre­sun­ta­men­te in­tere­sa­do en que su es­ta­do sir­va de even­tual des­tino sus­ti­tu­to de in­ver­sio­nes.

¿Qué vio la juez? Que los cons­truc­to­res no ha­bían con­clui­do la plan­ta pro­ce­sa­do­ra de

“Si se pre­pa­ra bien y se en­tre­ga me­jor, una con­fe­ren­cia se con­vier­te en una ex­pe­rien­cia de en­cue­pen­sar”

desechos de los casi 50 mil cer­dos que ahí con­vi­vi­rán de ma­ne­ra con­cu­rren­te, lo que po­ne en ries­go de con­ta­mi­na­ción el agua de los ce­no­tes lo­ca­les. Hoy po­si­ble­men­te ya es­tán ahí mi­les del to­tal que ha­bi­ta­rá el pre­dio, ani­ma­les que ha­brá que ver quién pue­de cui­dar­los en tan­to es­to que­da re­suel­to.

Fal­ta aho­ra un pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción que es­ta­blez­ca si en ver­dad los ríos sub­te­rrá­neos se­rán con­ta­mi­na­dos o no, amén de una pug­na que en úl­ti­ma ins­tan­cia, co­mo casi con cual­quier am­pa­ro, pue­de ir a dar a la Cor­te.

De re­gre­so a los ni­ños… ¿Quién los apo­ya con abo­ga­dos? Una aso­cia­ción ci­vil lla­ma­da Equi­po In­dig­na­ción. Ya pla­ti­ca­re­mos de ellos.

Di­rec­tor Ge­ne­ral de Pro­yec­tos Es­pe­cia­les y Edi­cio­nes Re­gio­na­les de El Fi­nan­cie­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.