Lo del ae­ro­puer­to hue­le mal

El Financiero - - OPINIÓN - Raúl Cre­moux

Par­ta­mos de una pla­ta­for­ma cla­ra: el ac­tual ae­ro­puer­to de la CDMX es­tá sa­tu­ra­do, es in­efi­cien­te y, gra­cias a la Di­vi­na Pro­vi­den­cia, se ha sal­va­do de pro­ble­mas que hu­bie­ran po­di­do pro­vo­car ver­da­de­ras ca­tás­tro­fes.

Des­pués de tres lus­tros de es­tu­dios rea­li­za­dos por compañías na­cio­na­les y ex­tran­je­ras, se ha vis­to que ni agran­dan­do To­lu­ca ni me­jo­ran­do Cuer­na­va­ca son los si­tios don­de de­bie­ra cons­truir­se uno al­ter­na­ti­vo. La de­ci­sión ha si­do op­tar por Tex­co­co pero, en es­te país de pe­ros, el cul­mi­nar un pro­yec­to que des­de el prin­ci­pio se di­jo se­ría tran­se­xe­nal, por ha­ber­lo ini­cia­do el go­bierno de Pe­ña Nie­to, ha crea­do una cons­tan­te opo­si­ción. Es­to ha si­do tan de­ter­mi­nan­te que ha da­do lu­gar a lo que será, del 25 al 28 de es­te mes, una mez­cla de con­sul­ta y en­cues­ta de la que des­co­no­ce­mos to­do: le­ga­li­dad, me­to­do­lo­gía, va­li­dez, pre­gun­tas y re­pre­sen­ta­ti­vi­dad. Hasta hoy El Fi­nan­cie­ro ha rea­li­za­do tres en­cues­tas, en­tre Tex­co­co y la im­pro­vi­sa­da idea de reha­cer un mo­des­to ae­ro­puer­to mi­li­tar en San­ta Lu­cía, re­la­ti­va­men­te cer­cano al ac­tual en el Es­ta­do de México, y to­das ellas han si­do fa­vo­ra­bles al pro­yec­to del afa­ma­do ar­qui­tec­to Nor­man Fos­ter, que lo ubi­có en Tex­co­co. La obra ya cuen­ta con más del 34% de cons­truc­ción y una acep­ta­ción en la que la­bo­ran más de un cen­te­nar de em­pre­sas, con una in­ver­sión que hoy re­ba­sa los 41 mil mi­llo­nes de pe­sos. ¿Qué ne­ce­si­ta­mos sa­ber pa­ra po­der vo­tar en esa con­sul­ta mez­cla­da con en­cues­ta? Ahí va lo mí­ni­mo que de­be­mos sa­ber:

1.- Ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas y am­bien­ta­les del sitio;

2.- La es­truc­tu­ra del es­pa­cio aé­reo, la dis­po­ni­bi­li­dad y lo­ca­li­za­ción de las ayu­das a la na­ve­ga­ción;

3.- Un plan de res­tau­ra­ción eco­ló­gi­ca;

4.- Mo­ni­to­reo y con­ser­va­ción de aves;

5.- In­ven­ta­rios de usos de sue­lo;

6.- Es­tu­dios de in­te­gra­ción a los pla­nes de desa­rro­llo;

7.- In­ven­ta­rio de da­tos so­cio­eco­nó­mi­cos y de­mo­grá­fi­cos;

8.- Es­tu­dio de la evo­lu­ción his- tó­ri­ca de las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas, así co­mo los aná­li­sis me­teo­ro­ló­gi­cos, anemo­mé­tri­cos, plu­vio­mé­tri­cos y to­po­grá­fi­cos. 9.- Plan in­te­gral de ma­ne­jo de re­si­duos y ve­ri­fi­ca­ción de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro;

10.- Aná­li­sis de rui­do y ac­cio­nes de re­cu­pe­ra­ción y con­ser­va­ción de sue­los;

11.- Mo­ni­to­reo so­bre la ca­li­dad del agua, den­tro y fue­ra del po­lí­gono pa­ra evi­tar con­ta­mi­na­ción de los mis­mos;

12.- Es­tu­dios de me­cá­ni­ca de sue­los, lo­ca­li­za­ción de ban­cos de ma­te­ria­les;

13.- Es­tu­dios de im­pac­to am­bien­tal y efec­tos eco­ló­gi­cos; 14.- Es­tu­dios fi­nan­cie­ros, pro­nós­ti­cos de de­man­da, nú­me­ro de pa­sa­je­ros a los que se as­pi­ra ser­vir;

15.- Di­men­sión de las pla­ta­for­mas, ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to y dis­tri­bu­ción tan­to de com­bus­ti­bles co­mo de ali­men­tos;

16.- Nú­me­ro de avio­nes que ate­rri­za­rán y des­pe­ga­rán por ho­ra; 17.- Pro­to­co­los en ca­sos de emer­gen­cia;

18.- Cen­tro de con­trol de área y cen­tro de trans­por­te te­rres­tre in­ter­mo­dal.

De to­do es­to, ya se ha con­se­gui­do el 73% y fal­ta ob­te­ner el cer­ti­fi­ca­do de sus­ten­ta­bi­li­dad LEED V4 pa­ra ase­gu­rar que el nue­vo ae­ro­puer­to sea efi­cien­te en el uso de ener­gía y que el con­su­mo de agua sea el me­nor po­si­ble. De lo­grar­se es­te cer­ti­fi­ca­do, se­ría el pri­me­ro en to­do el pla­ne­ta.

Pues bien, to­do es­to y más, co­mo se­ría el cálcu­lo en tiem­po y dinero pa­ra lo­grar la co­nec­ti­vi­dad con la ciu­dad y otras en­ti­da­des que fal­tan cal­cu­lar, es lo que ca­da con­sul­ta­do y ca­da vo­tan­te de­be sa­ber pa­ra in­cli­nar­se ya sea por Tex­co­co o por San­ta Lu­cía. De sa­lir un re­sul­ta­do inex­pli­ca­ble­men­te fa­vo­ra­ble a San­ta Lu­cía, ¿se ha pen­sa­do en la in­dem­ni­za­ción de los cen­te­na­res de con­tra­tis­tas y las de­man­das que se for­mu­la­rían? Inau­gu­rar el nue­vo ae­ro­puer­to en Tex­co­co lle­va­rá 28 me­ses cuan­do me­nos y el de San­ta Lu­cía más del do­ble. Mien­tras tan­to, ¿có­mo va a se­guir ope­ran­do el ac­tual sa­tu­ra­do? Por lo pron­to, el men­sa­je que ya se envía a los in­ver­sio­nis­tas me­xi­ca­nos e in­ter­na­cio­na­les es, pri­me­ro, la fal­ta de cer­te­za ju­rí­di­ca y, des­pués, la im­pro­vi­sa­ción, ya que no se tie­ne con­ti­nui­dad ins­ti­tu­cio­nal cuan­do se da un cam­bio de go­bierno. ¿Es pro­pio de una re­pú­bli­ca o de un país ba­na­ne­ro man­te­ner en vilo a to­da una na­ción por un pro­yec­to que de­be be­ne­fi­ciar a to­dos y se ve de­te­ni­do por me­ro ca­pri­cho?

Raul Cre­moux

“De sa­lir un re­sul­ta­do fa­vo­ra­ble a San­ta Lu­cía, ¿se ha pen­sa­do en la in­dem­ni­za­ción”

“¿Qué ne­ce­si­ta­mos sa­ber pa­ra po­der vo­tar en esa con­sul­ta mez­cla­da con en­cues­ta?”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.