Las po­lí­ti­cas pú­bli­cas en el cam­bio cli­má­ti­co

El Financiero - - OPINIÓN - Ale­jo Sán­chez Cano Opi­ne us­ted: opi­nion@el­fi­nan­cie­ro.com.mx

En nues­tro país, la agen­da so­bre el cam­bio cli­má­ti­co es muy re­cien­te, y por en­de es­tá en un pro­ce­so bá­si­co, en la par­te normativa y le­jos de que las po­lí­ti­cas pú­bli­cas la con­si­de­ren co­mo el eje cen­tral de la to­ma de de­ci­sio­nes.

Aho­ra que se ela­bo­ra el Pa­que­te Eco­nó­mi­co 2019, es mo­men­to de que el Po­der Le­gis­la­ti­vo se apres­te a ca­na­li­zar más re­cur­sos pre­su­pues­ta­les pa­ra do­tar a los di­ver­sos pro­gra­mas de go­bierno, no só­lo en la eta­pa de apo­yar a las en­ti­da­des en ca­so de de­sas­tres na­tu­ra­les, co­mo el Fon­den, o de pre­ve­nir­los, co­mo el Cen­tro Na­cio­nal de Pre­ven­ción de De­sas­tres (Ce­na- pred), ade­más de le­gis­lar so­bre los asen­ta­mien­tos irre­gu­la­res y po­bla­cio­nes en ries­go, así co­mo las re­ubi­ca­cio­nes de co­mu­ni­da­des, el di­se­ño ur­bano de nue­vos asen­ta­mien­tos y en ge­ne­ral to­do lo que tie­ne que ver con el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co, que va des­de as­pec­tos edu­ca­cio­nes hasta cul­tu­ra de pre­ven­ción. Des­de lue­go hay una se­rie de me­di­das pa­ra evi­tar el ca­len­ta­mien­to glo­bal, co­mo pro­mo­ver com­bus­ti­bles lim­pios, trans­por­te, ener­gía do­més­ti­ca, re­si­duos, agua, rie­go, cons­truc­ción, só­lo por men­cio­nar al­gu­nas, e im­pul­sar to­do un plan de go­bierno sus­ten­ta­ble.

Por des­gra­cia los más po­bres son los más vul­ne­ra­bles, de he­cho en la lista de los 10 paí­ses más afec­ta­dos del año pa­sa­do, en su ma­yo­ría son afri­ca­nos. En México ha que­da­do de­mos­tra­do, por el im­pac­to de los sis­mos, hu­ra­ca­nes, tor­na­dos, tor­men­tas y de­pre­sio­nes tro­pi­ca­les, que las en­ti­da­des más mar­gi­na­das son las que han pa­de­ci­do con ma­yor se­ve­ri­dad el im­pac­to de la na­tu­ra­le­za. Sa­be el presidente elec­to Ló­pez Obra­dor que los de­sas­tres na­tu­ra­les se­rán una de las ma­yo­res ame­na­zas que en­fren­ta­rá en su ges­tión, ya que el da­ño pro­vo­ca­do por el cam­bio cli­má­ti­co ha si­do pro­gre­si­vo en los úl­ti­mos 30 años.

Con es­ta pre­mi­sa y ya que buscan ma­yo­res re­cur­sos pa­ra fon­dear las pro­pues­tas de go­bierno de AMLO pa­ra apo­yar a sec­to­res con al­ta vul­ne­ra­bi­li­dad, de­be con­si­de­rar­se de­fi­ni­ti­va­men­te los efec­tos del cam­bio cli­má­ti­co. La ac­ti­vi­dad hu­ma­na ha au­men­ta­do de for­ma ex­po­nen­cial. El dió­xi­do de car­bono ha pro­vo­ca­do que se al­te­re la tem­pe­ra­tu­ra glo­bal, y es­to por des­gra­cia va a con­ti­nuar, má­xi­me si, por ejem­plo, Do­nald Trump ha sa­ca­do a su país del Acuer­do de Pa­rís. Tal vez el tre­men­do da­ño que es­tá oca­sio­na­do el hu­ra­cán Mi­chael, el más po­ten­te re­gis­tra­do en Flo­ri­da en al me­nos en un si­glo, lo ha­ga re­con­si­de­rar. En es­te año, aun­que fal­ta que termine la tem­po­ra­da de hu­ra­ca­nes, ya pa­de­ci­mos gra­ves da­ños por su im­pac­to, par­ti­cu­lar­men­te en el nor­te del país, co­mo es el ca­so del cen­tro y nor­te de Si­na- loa, en don­de el da­ño es con­si­de­ra­ble. La depresión tro­pi­cal 19-E arra­só con esa re­gión, a la cual han lle­ga­do, des­de el 20 de sep­tiem­bre a la fe­cha, más de mil to­ne­la­das de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria. So­bra de­cir el de­ta­lle de los da­ños, pero si no fue­ra por el tra­ba­jo de reac­ción in­me­dia­ta del go­bierno, en­ca­be­za­do por Qui­rino Or­daz Cop­pel, titular del Eje­cu­ti­vo es­ta­tal, y por su­pues­to de la Ma­ri­na y el Ejér­ci­to, el da­ño se­ría in­men­so, so­bre to­do en pér­di­da de vi­das hu­ma­nas. Pre­ci­sa­men­te a es­to nos re­fe­ri­mos en es­ta co­la­bo­ra­ción, ade­más de que los go­ber­nan­tes en turno se avo­quen al lí­mi­te de sus ca­pa­ci­da­des en aten­der el pro­ble­ma, se de­be con­si­de­rar el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co en nues­tro país co­mo una prio­ri­dad en el pre­su­pues­to y en la de­fi­ni­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas. Oja­lá que los le­gis­la­do­res no pres­ten oí­dos sor­dos a es­te te­ma y el nue­vo go­bierno es­té de­fi­nien­do las nue­vas po­lí­ti­cas pú­bli­cas en la ma­te­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.