Cu­ras los pros­ti­tu­yen

Se­xo en mo­te­les sa­le a la luz pú­bli­ca tras in­ves­ti­ga­ción de de­fen­so­ra de los de­re­chos hu­ma­nos

El Guardián - - Policiaca - Re­dac­ción

Una víc­ti­ma de pe­de­ras­tia dio a co­no­cer los se­cre­tos se­xua­les que se es­con­den tras las pa­re­des de las igle­sias y los se­mi­na­rios de la Dió­ce­sis de Saltillo, ase­gu­ran­do que los re­ti­ros es­pi­ri­tua­les re­li­gio­sos han ser­vi­do pa­ra re­clu­tar víc­ti­mas.

En un re­por­ta­je di­fun­di­do en el por­tal elec­tró­ni­co del dia­rio Mi­le­nio, el hom­bre de 33 años es par­te de una in­ves­ti­ga­ción que rea­li­za Aí­da Ba­di­llo, ac­ti­vis­ta de­fen­so­ra de los de­re­chos hu­ma­nos, quien pro­por­cio­nó un au­dio de 50 mi­nu­tos, de la con­ver­sa­ción, don­de se des­ta­pa la pre­sun­ta red de co­rrup­ción de me­no­res en la Dió­ce­sis de Saltillo.

“Ale­xis” tu­vo su acer­ca­mien­to con es­ta red de co­rrup­ción des­de los 13 años en gru­pos ju­ve­ni­les. Los 14 años asis­tió a un re­ti­ro es­pi­ri­tual. “En el Se­mi­na­rio Dio­ce­sano las re­la­cio­nes en­tre los mis­mos se­mi­na­ris­tas era al­go muy co­mún”.

A los 17 años, ac­ce­dió a las pro­pues­tas de un pres­bí­te­ro, ca­li­fi­can­do la ex­pe­rien­cia co­mo “ex­tra­ña” pues sa­bía que no era co­rrec­to, sos­te­nien­do re­la­cio­nes en va­rias oca­sio­nes.

Los en­cuen­tros pa­sa­ron de la ofi­ci­na de la igle­sia a mo­te­les, sin que a na­die le pa­re­cie­ra ex­tra­ño el acer­ca­mien­to en­tre el sa­cer­do­te y el ado­les-

EN­TRE­VIS­TA­DO.

cen­te. “Ale­xis” con­si­de­ró que los jó­ve­nes de aho­ra ac­ce­den por un in­te­rés eco­nó­mi­co, pues sa­ben que pue­den ob­te­ner cier­ta “sol­ven­cia”. ‘Lla­ma’ a lla­mas Tam­bién di­jo que el ac­ti­vis­ta de la Co­mu­ni­dad LGBTI, Car­los Lla­mas, re­clu­ta­ba ado­les­cen­tes pa­ra lle­var­los a gru­pos re­li­gio­sos con el Pa­dre Ro­bert Cou­gan, res­pon­sa­ble de la Pas­to­ral Pe­ni­ten­cia­ra, quien ade­más, di­jo, que se ha de­cla­ra­do abier­ta­men­te “ac­ti­vo”, pa­ra de ahí ser con­tac­ta­dos con otros sa­cer­do­tes.

Re­ve­ló que con el pa­so de los años sus ex­pe­rien­cias se­xua­les no só­lo era con gru­pos de Diocesanos, sino que se ex­ten­die­ron con Frai­les, ca­li­fi­can­do a los pri­me­ros co­mo “pro­mis­cuos y li­ber­ti­nos”.

Mien­tras que las otras ór­de­nes re­li­gio­sas son mu­cho más cui­da­do­sas en es­tos te­mas, pues se tie­ne ma­yor con­trol de sus in­te­gran­tes y de quie­nes co­la­bo­ran con ellos.

Aí­da Ba­di­llo es­ti­mó que pu­die­ran ser más de 60 jó­ve­nes, me­no­res de edad, que po­si­ble­men­te pu­die­ran ha­ber si­do víc­ti­mas de la red de co­rrup­ción en la Dió­ce­sis de Saltillo.

Hi­zo un lla­ma­do a las víc­ti­mas pa­ra que ha­gan sus de­nun­cias an­te la Fis­ca­lía.

La igle­sia siem­pre ha si­do así, pe­ro co­mo que Ve­ra (el Obis­po) vino a traer más li­ber­ti­na­je, era más es­con­di­do, era bien ra­ro, pe­ro aho­ra ya hay más li­ber­ti­na­je”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.