¡To­do ʻ ma­llu­ga­do ʼ !

El Guardián - - Policiaca - Jet­za Múz­quiz

Por no res­pe­tar su al­to obli­ga­to­rio, una mu­jer ter­mi­nó pro­vo­can­do un ac­ci­den­te al qui­tar de­re­cho de pa­so a un mo­to­ci­clis­ta, quien se im­pac­tó con­tra un cos­ta­do de su vehícu­lo, ca­yen­do al sue­lo le­sio­na­do.

La tar­de de ayer ve­ci­nos de la co­lo­nia Antonio Cár­de­nas co­men­ta­ron que ya son va­rias las oca­sio­nes en que se han que­ja­do de la fal­ta de se­ña­li­za­ción en el pe­li­gro­so cru­ce de las ca­lles Car­los Ro­vi­ro­sa y Héc­tor Es­pi­no­sa, y ame­na­za­ron con pron­to to­mar ac­cio­nes si el Mu­ni­ci­pio los si­gue ig­no­ran­do.

Cer­ca de las 6:20 de la tar­de Gui­ller­mo Uri­be Sánchez tran­si­ta­ba de nor­te a sur so­bre la ca­lle Héc­tor Es­pi­no­sa a bor­do de una mo­to­ci­cle­ta ti­po car­go, te­nien­do el con­duc­tor pre­fe­ren­cial, has­ta que en su ca­mino se atra­ve­só la ca­mio­ne­ta Re­nault San­de­ro que con­du­cía Nelly Lu­cía Co­ro­na­do Mar­tí­nez.

Gui­ller­mo fue a es­tre­llar­se con­tra el cos­ta­do de­re­cho de la tro­ca y fue pro­yec­ta­do con­tra la cin­ta as­fál­ti­ca, co­rrien­do en su ayu­da va­rios tes­ti­gos y co­mer­cian­tes de la zo­na quie­nes lo apo­ya­ron lla­man­do al 9-1-1 pa­ra so­li­ci­tar una am­bu­lan­cia.

Pa­ra­mé­di­cos de la Cruz Ro­ja lle­ga­ron en cues­tión de mi­nu­tos pa­ra po­der re­vi­sar a Gui­ller­mo, quien des­pués de ser va­lo­ra­do en la uni­dad de ur­gen­cias bá­si­cas, pu­do ba­jar por su pro­pio pie y que­dar­se en el lu­gar tras no pre­sen­tar le­sio­nes de con­si­de­ra­ción, te­nien­do co­mo re­co­men­da­ción acu­dir a un hos­pi­tal en ca­so de sen­tir­se mal.

Nelly en to­do mo­men­to ale­gó que no exis­tía en el lu­gar al­gún se­ña­la­mien­to me­tá­li­co de al­to; sin em­bar­go, las au­to­ri­da­des de­ter­mi­na­ron que el mo­to­ci­clis­ta te­nía vía li­bre.

GOL­PA­ZO. La con­duc­to­ra de­be­rá ha­cer­se car­go de pa­gar los da­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.