Lu­bri­can­tes ca­se­ros que no de­bes usar

» No to­do lo que res­ba­le te sir­ve pa­ra po­ner­te allá aba­jo

El Guardián - - Especial - Pa­ta Alom­bro

El lu­bri­can­te. Es­ta he­rra­mien­ta es increíble pa­ra con­se­guir un or­gas­mo más in­ten­so o pa­ra com­ba­tir una si­tua­ción re­se­ca ahí aba­jo. En­tien­do que sea im­por­tan­te y, aho­ra en día, ne­ce­sa­rio, pe­ro si quie­res ha­cer­lo tú mis­ma, es po­si­ble que ter­mi­nes co­me­tien­do bar­ba­ri­da­des.

Es­toy se­gu­ra que en tu sano jui­cio no te atre­ve­rías a me­ter cual­quier co­sa en tu va­gi­na, pe­ro con las pri­sas, la emo­ción y la ex­ci­ta­ción de un mo­men­to ca­lien­te, es po­si­ble que co­me­tas el error de uti­li­zar un sus­ti­tu­to im­per­do­na­ble.

In­clu­so las sus­tan­cias más inofen­si­vas con­tie­nen alér­ge­nos, de­te­rio­ran la piel o in­ter­fie­ren con la efec­ti­vi­dad del con­dón. Así que pon aten­ción a lo que me­tes ahí aba­jo.

Acei­te pa­ra be­bé

No só­lo afec­ta la efec­ti­vi­dad del con­dón, sino que el acei­te de be­bé en la va­gi­na pue­de in­cre­men­tar el ries­go de desa­rro­llar una in­fec­ción por hon­gos. Se­gún un es­tu­dio pu­bli­ca­do en el Dia- rio de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía, hay una re­la­ción con­fir­ma­da en­tre el uso va­gi­nal del acei­te de be­bé con la cán­di­da, la cual pue­de pro­vo­car una in­fec­ción do­lo­ro­sa.

Gra­sa ve­ge­tal

De­bi­do a que su ele­men­to prin­ci­pal es el acei­te, no se lle­va bien con el lá­tex del con­dón. Por si fue­ra po­co, ade­más es un te­rri­ble lu­bri­can­te. No só­lo no es lo su­fi­cien­te­men­te res­ba­la­di­zo, sino que pa­ra la ma­yo­ría de las mu­je­res no es lo más efec­ti­vo. Sin men­cio­nar que, gra­cias a que no fue he­cho es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra el uso va­gi­nal, siem­pre es­tá la po­si­bi­li­dad de que pue­da irri­tar la piel sen­si­ble de la vul­va.

Sa­li­va

Es­tá ahí y es­tá mo­ja­da, así que tie­ne sen­ti­do que la con­si­de­res co­mo lu­bri­can­te al­ter­na­ti­vo. Sin em­bar­go, no es lo su­fi­cien­te­men­te res­ba­la­di­za pa­ra ser un lu­be efec­ti­vo. Así que no pierdas tu tiem­po (ni tu sa­li­va) in­ten­tan­do al­go que po­dría afec­tar­te a lar­go pla­zo.

Sin men­cio­nar que la sa­li­va fa­ci­li­ta la trans­mi­sión de ETS, se­gún Me­dHelp y po­dría in­tro­du­cir­te a una in­fec­ción va­gi­nal, así co­mo el se­xo oral sin pro­tec­ción.

Va­se­li­na

Se VE co­mo lu­bri­can­te, pe­ro los pro­duc­tos con va­se­li­na pue­den pro­vo­car una in­fec­ción. Se­gún un es­tu­dio pu­bli­ca­do en el Dia­rio de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía, las mu­je­res que usan va­se­li­na con va­se­li­na du­pli­can sus po­si­bi­li­da­des de con­traer va­gi­no­sis bac­te­ria­na. Y, co­mo cual­quier otro lu­bri­can­te de acei­te, afec­ta la efec­ti­vi­dad del con­dón.

Cre­ma hu­mec­tan­te

Hay mu­chí­si­mas cre­mas que pue­den irri­tar tu piel por cul­pa de sus fra­gan­cias y pro­pil­gli­co­les (com­pues­tos so­lu­bles en agua que ayu­dan a que la lo­ción per­ma­nez­ca hú­me­da), lo cual pue­de cau­sar in­fla­ma­ción e irri­ta­ción.

USA LO NOR­MAL. Ten cui­da­do con lo que usas que te pue­de traer una in­fec­ción “mar­ca diablo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.