ARRA­SA EL AGUA CON TO­DO

» Ve­ci­nos su­frie­ron pér­di­das en sus do­mi­ci­lios al ‘des­bor­dar­se’ los ríos de sus ca­lles

El Guardián - - Portada - Jetza Muz­quiz

Sal­ti­llo.- De nueva cuen­ta, las fuer­tes llu­vias pa­sa­ron fac­tu­ra a quie­nes me­nos tie­nen y más des­pro­te­gi­dos es­tán, quie­nes aho­ra pi­den a las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les que no los aban­do­nen en es­tos tiem­pos di­fí­ci­les.

Tal es el ca­so pa­ra cer­ca de 20 fa­mi­lias de la co­lo­nia Fun­da­do­res 5to Sec­tor, la ma­yo­ría de ellas de la ca­lle 1 y la ca­lle Río Se­co, quie­nes no só­lo su­frie­ron inun­da­cio­nes, sino tam­bién de­rrum­bes y otros da­ños en la es­truc­tu­ra de sus do­mi­ci­lios.

Jua­na Martínez Ló­pez es so­lo una de las afec­ta­das por la fuer­te trom­ba de la tar­de del sá­ba­do, quien ex­pli­có que la bar­da tra­se­ra de su ho­gar se vino aba­jo y que el agua inun­dó va­rias ha­bi­ta­cio­nes, de­jan­do da­ños a su pa­so.

En otros do­mi­ci­lios a lo lar­go de la ca­lle Río Se­co y Río San Juan se re­pi­tió la his­to­ria, al­go que los ve­ci­nos di­cen que no ha­bía pa­sa­do tan fuer­te co­mo aho­ra, per­dien­do va­rias per­te­nen­cias y par­te de su pa­tri­mo­nio.

Aun­que acu­die­ron ele­men­tos de Pro­tec­ción Ci­vil pa­ra re­vi­sar las es­truc­tu­ras de los edi­fi­cios y ver que sea via­ble el que si­gan o no ha­bi­ta­dos, los co­lo­nos di­je­ron es­tar a la de­ri­va, pues no sa­ben qué va­ya a pa­sar aho­ra.

El lla­ma­do de Jua­na es pa­ra con las au­to­ri­da­des del Mu­ni­ci­pio de Sal­ti­llo, a quie­nes pi­de to­da la ayu­da po­si­ble pues “cuan­do ellos vie­nen a pe­dir ayu­da se las da­mos en tiem­po de elec­cio­nes” y cree que el fa­vor de­be ser de­vuel­to.

ARE­NA DE A MON­TóN. La trom­ba de ayer les tra­jo are­na del ce­rro a las ca­lles de la co­lo­nia Fun­da­do­res 5to sec­tor. Ca­lles co­mo la 1 y Río Se­co, que no tie­ne na­da de se­co, echó a per­der has­ta sus mue­bles.

INHABITABLES. Los ve­ci­nos ha­cían lim­pie­za co­mo po­dían y aho­ra pi­den ayu­da ur­gen­te del al­ca­de pa­ra re­cu­pe­rar sus bie­nes.

CON­SE­CUEN­CIAS. Va­rias ca­sas su­frie­ron de­rrum­bes de sus bar­das aca­rrean­do mu­cho des­or­den y mu­gre­ro.

SO­BRE EL LO­DO. La are­na ca­si se me­tía a los do­mi­ci­lios co­mo si se hu­bie­ra des­ga­ja­do un ce­rro so­bre ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.