No ve el ho­yo en el ca­mino y se ma­ta

El Guardián - - Policiaca - San­dra Gó­mez

TORREÓN.- Un mo­to­ci­clis­ta mu­rió ayer al caer a un po­zo con aguas ne­gras que só­lo te­nía co­mo se­ña­la­mien­to una ma­lla anaran­ja­da en la co­lo­nia Va­lle Do­ra­do.

Pre­sun­ta­men­te la cau­sa del deceso fue un trau­ma­tis­mo crá­neo-en­ce­fá­li­co, aun­que es­to se con­fir­ma­rá con la prác­ti­ca de la ne­crop­sia.

Al oc­ci­so lo iden­ti­fi­ca­ron co­mo Carlos Alejandro Or­tiz de la Fuen­te, de 43 años, del cual se ig­no­ra el do­mi­ci­lio.

Pa­ra­mé­di­cos de la Cruz Ro­ja arri­ba­ron al lu­gar don­de po­li­cías y bom­be­ros sa­ca­ron a la per­so­na, pe­ro ya no te­nía sig­nos vi­ta­les.

Or­tiz de la Fuen­te tri­pu­la­ba una mo­to­ci­cle­ta ne­gra en la que cir­cu­la­ba por la ca­lle San Ma­riano y a la al­tu­ra de la pro­lon­ga­ción Pa­seo del Sur de­bi­do a la os­cu­ri­dad no se per­ca­tó de una ma­lla anaran­ja­da per­fo­ra­da que de­li­mi­ta­ba un po­zo de al­gu­nos ocho me­tros de an­cho al que ca­yó con to­do y su mo­to.

En la Fis­ca­lía del Estado in­for­ma­ron que al cuer­po le en­con­tra­ron en­tre las per­te­nen­cias una iden­ti­fi­ca­ción con la que se pu­do co­no­cer su nom­bre.

Pa­ra la prác­ti­ca de la ne­crop­sia el ca­dá­ver fue tras­la­da­do a las ins­ta­la­cio­nes del Ser­vi­cio Mé­di­co Fo­ren­se (Se­me­fo).

ES­TA­BA OS­CU­RO. Aun­que ha­bía una ma­lla, el mo­to­ci­clis­ta no la vio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.