LAS MA­TAN Y SE LAS CE­NAN HE­CHAS PO­ZO­LE

» Fe­mi­ni­ci­da de Eca­ta­pec con­fe­só que que­ría ma­tar un cen­te­nar de mu­je­res; le qui­tó la vi­da a una vein­te­na

El Guardián - - PORTADA - El Uni­ver­sal

Juan Carlos “N” pre­ten­día ma­tar a más de 100 mu­je­res, pues las odia­ba y le da­ban as­co, aun­que só­lo lo lo­gró en

20 ca­sos. Sus co­ra­zo­nes los me­tía en fras­cos con al­cohol y los ofre­cía a la San­ta Muer­te, ade­más usa­ba su car­ne pa­ra pre­pa­rar po­zo­le pa­ra co­mer.

Una juez de con­trol im­pu­tó a Juan Carlos “N” y Pa­tri­cia “N” por el he­cho de­lic­tuo­so de fe­mi­ni­ci­dio en agra­vio de Nancy Noe­mí de 28 años de edad, y es­ta­ble­ció pla­zo de

144 ho­ras pa­ra la au­dien­cia de vin­cu­la­ción a pro­ce­so.

Du­ran­te la di­li­gen­cia, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co re­fi­rió que Juan Carlos “N”, en la en­tre­vis­ta rea­li­za­da por la Fis­ca­lía de Jus­ti­cia de la en­ti­dad, ase­gu­ró que que­ría “lle­gar a 100 o más pa­ra ma­tar­las, sien­do po­cas las que lle­va­ba”.

Agre­gó que el su­je­to le apli­ca­ba lla­ves a las mu­je­res pa­ra in­mo­vi­li­zar­las y que no gri­ta­ran, pos­te­rior­men­te las ase­si­na­ba y des­cuar­ti­za­ba, guar­da­ba los res­tos en bol­sas y una par­te se la da­ba a sus pe­rros pa­ra que co­mie­ran, in­clu­so ela­bo­ró po­zo­le con la car­ne de sus víc­ti­mas.

Fa­mi­lia­res de las mu­je­res ase­si­na­das, que acu­die­ron a la au­dien­cia, es­ta­lla­ron en llan­to al es­cu­char el re­la­to.

En­ga­ños pa­ra ma­tar

La pa­re­ja fue impu­tada en es­ta au­dien­cia por el he­cho de­lic­tuo­so de fe­mi­ni­ci­dio en agra­vio de Nancy Noe­mí, ocu­rri­do el pa­sa­do 6 de sep­tiem­bre en el do­mi­ci­lio de los de­te­ni­dos, ubi­ca­do en la co­lo­nia Jar­di­nes de Mo­re­los, de Ecatepec, Es­ta­do de Mé­xi­co.

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co men­cio­nó que ese día la pa­re­ja ofre­ció ro­pa a Nancy Noe­mí pa­ra su hi­ja, por lo que la mu­jer acu­dió a la vi­vien­da de ca­lle Pla­ya Ti­jua­na, don­de Juan Carlos la so­me­tió pri­me­ro con una lla­ve y le di­jo que era un se­cues­tro, pues su es­po­so le or­de­nó ma­tar­la. Des­pués la de­go­lló en el ba­ño, mien­tras Pa­tri­cia es­ta­ba en un cuar­to con sus hi­jos.

La pa­re­ja tam­bién ha­bría ven­di­do a la be­bé de Nancy, de dos me­ses, en 15 mil pe­sos, a Adrián “N” y Ana Lau­ra “N”, de 39 y 38 años de edad, res­pec­ti­va­men­te, quie­nes ar­gu­men­ta­ron que les di­je­ron que la ni­ña era de una mu­jer de Gue­rre­ro, que la iba a re­ga­lar, por lo que en­tre­ga­ron 15 mil pe­sos. Adrián y Ana Lau­ra fue­ron vin­cu­la­dos a pro­ce­so por su pro­ba­ble par­ti­ci­pa­ción en el de­li­to de cohe­cho; tam­bién fue­ron ase­gu­ra­dos en re­clu­sión por su pro­ba­ble par­ti­ci­pa­ción en tra­ta de per­so­nas en su mo­da­li­dad de adop­ción ile­gal.

Odia­ba a las mu­je­res

“Les ten­go as­co a la ma­yo­ría de las mu­je­res por­que las odio”, men­cio­nó Juan Carlos an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, ase­gu­ró que ese odio es por ex­pe­rien­cias que vi­vió con su ma­dre y una ex­pa­re­ja.

El fe­mi­ni­ci­da con­fe­só que mu­ti­ló a Nancy y una par­te la dio a sus pe­rros, en tan­to que in­ci­ne­ró el res­to en un tam­bo; “con esa car­ne co­mi­mos po­zo­le” y los hue­sos los ven­dió.

Pa­ra el he­cho de­lic­tuo­so de fe­mi­ni­ci­dio, la au­dien­cia de vin­cu­la­ción a pro­ce­so se rea­li­za­rá en con­tra de la su­pues­ta pa­re­ja fe­mi­ni­ci­da se efec­tua­rá el pró­xi­mo 15 de oc­tu­bre.

15 Mil pe­sos pa­gó una pa­re­ja por el be­bé de la úl­ti­ma víc­ti­ma.

VIN­CU­LAN A PRO­CE­SO. Juan Carlos y Pa­tri­cia son se­ña­la­dos por va­rios fe­mi­ni­ci­dios; a su úl­ti­ma víc­ti­ma la en­ga­ña­ron pa­ra ase­si­nar­la.

PI­DEN CAS­TI­GO. Fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas pre­sio­nan a las au­to­ri­da­des pa­ra que se ha­ga jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.