Bien am­pa­ra­do el ne­go­cio

El Guardián - - POLICIACA -

Quie­nes sí es­tán bien pro­te­gi­dos y am­pa­ra­dos son los due­ños de los par­ti­dos que co­mo Lá­za­ro van a re­vi­vir gra­cias a im­pug­na­ción en un tri­bu­nal, pe­ro na­die vo­ta por ellos. Na­die los co­no­ce, na­die les da su vo­to de con­fian­za, ni las ma­más de sus lí­de­res vo­ten por ellos.

Ob­vio que no quie­ren des­apa­re­cer por­que hay bue­na la­na de por me­dio, re­ci­ben pre­su­pues­to del es­ta­do y

bas­ta con que se jun­ten a otro par­ti­do más gran­de pa­ra ha­cer la fin­ta co­mo de que par­ti­ci­pan, pe­ro no­más sir­ven pa­ra acu­mu­lar va­ro. To­do un ne­go­cio.

Y sí, la flo­ta pue­de po­ner­les un al­to, ¿có­mo? No vo­tan­do por ellos, no su­mán­do­se a la com­par­sa que re­pre­sen­ta dar­les le­gi­ti­mi­dad an­te las au­to­ri­da­des elec­to­ra­les y así no re­ci­bi­rán di­ne­ro de nues­tros im­pues­tos. Su ex­tin­ción no se­rá tan di­fí­cil por­que ca­si na­die vo­ta por ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.