Se dan con to­do ‘ami­guis’

» To­do iba bien has­ta que sa­lie­ron del bar y se ar­mó el plei­to

El Guardián - - POLICIACA - Jet­za Múz­quiz

Se su­po­ne eran ami­gos, se su­po­ne ca­mi­na­rían pa­ra en­con­trar un ta­xi, di­vi­di­rían la cuen­ta, pe­ro cuan­do to­do eso se vino aba­jo por di­fe­ren­cias eco­nó­mi­cas, dos en­fi es­ta­dos se die­ron con to­do en el pri­mer cua­dro de la ciu­dad.

Carlos N, de 26 años, y su com­pa, Án­gel, de 29, re­qui­rie­ron aten­ción mé­di­ca lue­go de las le­sio­nes que se pro­pi­na­ron du­ran­te su “za­fa­rran­cho pri­va­do”.

Tras el plei­to, un ter­cer par­ti­ci­pan­te, ajeno a los dos impu­tados, re­sul­tó con gol­pes al in­ten­tar de­te­ner la ri­ña que es­ta­lló en Co­ro­na y Ma­nuel Acu­ña, al­re­de­dor de las 2:00 de la ma­dru­ga­da.

Ele­men­tos de dis­tin­tas cor­po­ra­cio­nes que se en­car­gan de pa­tru­llar el área se per­ca­ta­ron de los in­di­vi­duos que es­ta­ban in­ter­cam­bian­do gol­pes en me­dio de la ca­lle, lo­gran­do se­pa­rar­los pa­ra des­pués es­po­sar­los.

Carlos y Án­gel ha­brían es­ta­do to­man­do en ca­sa de un ami­go y ya se di­ri­gían a ca­sa, acor­dan­do bus­car un ta­xi y lue­go di­vi­dir­se el pa­go, pe­ro cuan­do vie­ron que uno pa­ga­ría más que el otro, se ter­mi­nó la amis­tad y em­pe­za­ron los re­cla­mos y, fi­nal­men­te, las agre­sio­nes físicas.

El “ter­ce­ro so­bre la su­per­fi­cie”, in­ten­tó se­pa­rar­los, pe­ro tam­bién se lle­vó una golpiza, lo que ter­mi­nó hun­dien­do an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co a los dos pa­rran­de­ros, quie­nes aho­ra en­fren­tan el de­li­to de le­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.