Salcedo acla­ra sus bron­cas fa­mi­lia­res

El Guardián - - DEPORTES -

GUA­DA­LA­JA­RA.- Carlos Salcedo ex­pli­có en una car­ta que pu­bli­có en re­des so­cia­les, la pro­ble­má­ti­ca que atra­vie­sa fue­ra del plano de­por­ti­vo, tra­tan­do, se­gún afir­ma, de lim­piar­se de dis­tin­tos as­pec­tos que en los úl­ti­mos me­ses lo han dis­traí­do a ni­vel per­so­nal, no así en su ma­yor pa­sión, que es ju­gar fut­bol y de­fen­der la ca­mi­se­ta de su equi­po en turno.

El de­fen­sor del Ein­tracht Frank­furt ex­pli­có de­ta­lla­da­men­te có­mo es­tá su si­tua­ción con su fa­mi­lia y lan­zó un men­sa­je op­ti­mis­ta con mi­ras a lo que se­ría su vi­da de aquí en ade­lan­te.

In­di­có Salcedo a la le­tra: “Hoy se cie­rra un ca­pí­tu­lo de mi vi­da ex­tra cancha el cual ja­más lo vol­ve­ré a to­car. ¡Se­gui­ré te­nien­do mi men­te en­fo­ca­da al fút­bol que tan­to amo! Gra­cias y PU­RAS BUE­NAS VI­BRAS AQUÍ”.

El ju­ga­dor na­ci­do en Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co, ha­ce 25 años, pre­sen­tó re­cien­te­men­te una ro­tu­ra del li­ga­men­to sin­des­mo­sis an­te­rior del to­bi­llo iz­quier­do, por lo que se dic­ta­mi­nó que es­ta- ría fue­ra lo que res­ta del año, ya que su re­cu­pe­ra­ción tras ser in­ter­ve­ni­do, se­rá de al­re­de­dor de 3 me­ses.

Sin em­bar­go, na­rra có­mo su pro­pia ma­dre y su her­ma­na Mart­ha Pao­la Salcedo han es­ta­do in­ter­fi­rien­do pri­me­ro pa­ra im­pe­dir que él se hi­cie­ra car­go de la hi­ja que tu­vo fue­ra del ma­tri­mo­nio y des­pués alián­do­se con la ma­má de es­ta pa­ra sa­car be­ne­fi­cio de ello.

Lue­go de acla­rar que “ac­tual­men­te no ten­go nin­gún pro­ce­so le­gal pen­dien­te”, in­di­có que sus fa­mi­lia­res an­tes men­cio­na­dos fue­ron a la au­dien­cia só­lo a pro­vo­car un “es­cán­da­lo”, des­lin­dan­do de es­to a su es­po­sa, tíos, pri­mos y ami­gos.

De la mis­ma for­ma, se­ña­ló de ma­ne­ra tex­tual que só­lo tie­ne re­la­ción con las per­so­nas que lo cria­ron, con las que cre­ció y siem­pre lo apo­ya­ron in­con­di­cio­nal­men­te, que son “úni­ca­men­te” sus abue­los, tía y pri­mos, quie­nes ex­pli­có, no man­tie­nen re­la­ción con su pa­dre, Carlos Joel Salcedo Za­mo­ra, por los ma­los tra­tos que su ma­má, Ma­ría Isa­bel, y su her­ma­na Mart­ha Pao­la, “siem­pre” les han da­do.

EL JU­GA­DOR fue ope­ra­do con éxi­to el 4 de sep­tiem­bre pa­sa­do, en Ale­ma­nia, y es­pe­ra re­gre­sar a la ac­ti­vi­dad en 3 me­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.