Ha­bla aho­ra la CIDH

El Heraldo de Chiapas - - Local - Romeo Or­te­ga López TE­MA Y VOZ

Las in­ves­ti­ga­cio­nes que del ca­so Ayot­zi­na­pa rea­li­za la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca “pre­sen­tan gra­ves irre­gu­la­ri­da­des, han si­do exa­ge­ra­da­men­te len­tas y no han al­can­za­do su prin­ci­pal ob­je­ti­vo: sa­ber que su­ce­dió y don­de es­tán los 43 nor­ma­lis­tas des­apa­re­ci­dos de ma­ne­ra for­za­da, así co­mo brin­dar ver­dad y jus­ti­cia a las víc­ti­mas”.

De es­ta ma­ne­ra se ha ex­pre­sa­do la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos y no lo ha­ce de ma­ne­ra ofi­cio­sa, sino co­mo par­te que ha si­do de las in­da­ga­to­rias. Hay que re­cor­dar que cuan­do se die­ron es­tos he­chos de la desaparición de los estudiantes los días 26 y 27 de sep­tiem­bre de 2014, que en la no­che de los acon­te­ci­mien­tos de­ja­ron seis muer­tos y va­rios le­sio­na­dos, el go­bierno me­xi­cano so­li­ci­tó la in­ter­ven­ción de la CIDH pa­ra que la in­ves­ti­ga­ción se rea­li­za­rá de ma­ne­ra pron­ta y con trans­pa­ren­cia, pa­ra lle­var a los res­pon­sa­bles a los tri­bu­na­les de jus­ti­cia.

La CIDH res­pon­dió en­vian­do al Gru­po In­ter­dis­ci­pli­na­rio de Ex­per­tos In­ves­ti­ga­do­res, que re­sul­tó ser un gru­po muy pro­fe­sio­nal que de in­me­dia­to co­men­zó a dar re­sul­ta­dos.

A su vez la Pro­cu­ra­du­ría Fe­de­ral rea­li­za­ba sus in­ves­ti­ga­cio­nes con­cen­tra­das en el do­cu­men­to que lla­mó “la ver­dad his­tó­ri­ca” con lo cual da­ba por con­clui­da la in­ves­ti­ga­ción pa­ra des­pués pro­ce­der al cie­rre el ca­so. Pre­ten­día la PGR que es­tos in­ves­ti­ga­do­res se asi­mi­la­ran a sus in­da­ga­to­rias pa­ra que, con ese aval, se die­ra por ter­mi­na­do el es­pi­no­so ca­so, con ab­so­lu­ta cre­di­bi­li­dad.

Pe­ro la PGR no cal­cu­ló el pro­fe­sio­na­lis­mo ni la re­co­no­ci­da in­te­gri­dad de los miem­bros in­te­gran­tes del GIEI (Gru­po In­ter­dis­ci­pli­na­rio de Ex­per­tos In­ves­ti­ga­do­res), que re­fu­ta­ron de ma­ne­ra cien­tí­fi­ca lo que sos­te­nía “la ver­dad his­tó­ri­ca” de que los 43 estudiantes fue­ron in­ci­ne­ra­dos por cri­mi­na­les con­fe­sos en el ba­su­re­ro de Co­cu­la y sus ce­ni­zas arro­ja­das a un río.

Un ex­per­to en fue­go de la Uni­ver­si­dad de Aus­tra­lia, el pe­ruano Jo­sé To­re­ro, ex­pu­so con fun­da­men­tos irre­ba­ti­bles la im­po­si­bi­li­dad de in­ci­ne­rar 43 cuer­pos en ese ba­su­re­ro, sin de­jar hue­llas en el cam­po de la in­ci­ne­ra­ción, con lo que se vino aba­jo “la ver­dad his­tó­ri­ca” con­ce­bi­da por el en­ton­ces pro­cu­ra­dor Je­sús Mu­ri­llo Ka­ram.

Aho­ra la CIDH ins­ta al go­bierno me­xi­cano a in­da­gar a pro­fun­di­dad la par­ti­ci­pa­ción el Ejér­ci­to y de la Po­li­cía Fe­de­ral en es­tos acon­te­ci­mien­tos por­que en el ex­pe­dien­te mi­nis­te­rial en­con­tró, se­gún de­cla­ra­cio­nes emi­ti­das, que mi­li­ta­res del 27 ba­ta­llón de in­fan­te­ría tie­nen pa­ren­tes­co de pri­mer gra­do con lí­de­res del cri­men or­ga­ni­za­do en Gue­rre­ro, lo que de­be ser in­ves­ti­ga­do. En­fa­ti­za que es ne­ce­sa­rio pro­fun­di­zar en las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción so­bre el tra­sie­go de dro­gas con au­to­bu­ses de Mé­xi­co a Es­ta­dos Uni­dos y que cier­tas em­pre­sas de trans­por­te pu­die­ran es­tar im­pli­ca­das en ese de­li­to, ade­más de atender las de­nun­cias por tor­tu­ra he­chas por al­gu­nos de los in­cul­pa­dos.

El miér­co­les 6, en Was­hing­ton, in­te­gran­tes del Me­ca­nis­mo Se­gui­mien­to al Asun­to Ayot­zi­na­pa de la CIDH, pre­sen­ta­ron el in­for­me de su pri­mer año de la­bo­res en el que con­si­de­ran tras­cen­den­tal la re­so­lu­ción de un Tri­bu­nal Fe­de­ral con se­de en Ta­mau­li­pas, de re­po­ner el pro­ce­so por es­te ca­so y que se cree una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción pa­ra la ver­dad y la jus­ti­cia, en el que se da un pa­pel pro­ta­gó­ni­co a los fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas y se apre­mia al Es­ta­do me­xi­cano aca­tar di­cho fa­llo.

Al pre­sen­tar su in­for­me los miem­bros del Me­ca­nis­mo de Se­gui­mien­to al Asun­to Ayot­zi­na­pa (ME­SA), es­tu­vie­ron acom­pa­ña­dos por la pre­si­den­ta de la CIDH, Mar­ga­ret­te May Macaulay, Es­me­ral­da Aro­se­me­na de Troi­ti­ño, co­mi­sio­na­da re­la­to­ra pa­ra Mé­xi­co y Luis Er­nes­to Var­gas Sil­va in­te­gran­te del ME­SA, en el in­for­me se re­co­mien­da al go­bierno me­xi­cano cam­biar la na­rra­ti­va en el ca­so an­te las evidencias de que la lla­ma­da “ver­dad his­tó­ri­ca” es­tá en­te­rra­da y es in­sos­te­ni­ble.

Co­mo pue­de ad­ver­tir­se el ca­so Ayot­zi­na­pa se com­pli­ca y le­jos de avan­zar re­tro­ce­de. Re­po­ner el pro­ce­di­mien­to es co­men­zar de nue­vo, de ce­ro, cuan­do han trans­cu­rri­do más de tres años en que se die­ron los he­chos. La PGR mi­ni­mi­zó el pro­ble­ma por­que lo cre­yó de muy fá­cil so­lu­ción y esa fal­sa creen­cia hi­zo que se agi­gan­ta­ra pa­ra dar­le la vuel­ta al mun­do. Lo que se de­man­da es jus­ti­cia, pe­ro cuán di­fí­cil es con­ce­der­la en es­te ca­so.

CO­LO­FÓN.- Acer­ta­do nom­bra­mien­to hi­zo el rec­tor Car­los Eu­ge­nio Ruiz Her­nán­dez en la per­so­na del doctor Luis Fe­li­pe Ro­drí­guez, co­mo coor­di­na­dor del Cen­tro Me­soa­me­ri­cano de Fí­si­ca Teó­ri­ca.

El nue­vo fun­cio­na­rio de la Unach ob­tu­vo la li­cen­cia­tu­ra en Fí­si­ca en la Fa­cul­tad de Cien­cias de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co y el doc­to­ra­do en As­tro­no­mía en la Uni­ver­si­dad de Har­vard.

Su es­pe­cia­li­dad es la ra­dio­as­tro­no­mía téc­ni­ca de la que fue pio­ne­ro en Mé­xi­co dis­ci­pli­na con la que es­tu­dia el na­ci­mien­to y la ju­ven­tud de las es­tre­llas así co­mo los sis­te­mas es­te­la­res do­bles en los que una de las es­tre­lla se ha trans­for­ma­do en ho­yo ne­gro.

Es un aca­dé­mi­co de al­to ni­vel que se in­cor­po­ra a la Unach, lo que ha­bla muy bien del rec­tor Ruiz Her­nán­dez al in­te­grar a la ins­ti­tu­ción a cien­tí­fi­cos que van a con­du­cir con des­tre­za a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.