Bi­ci­cle­ta co­mo me­dio de trans­por­te

La cons­truc­ción de ci­clo­vías en la ciu­dad de Villahermosa, ca­pi­tal del es­ta­do de Ta­bas­co, ha ge­ne­ra­do po­lé­mi­ca pues la pro­pues­ta del al­cal­de elec­to, Eva­ris­to Her­nán­dez Cruz, es bue­na, aun­que mu­chos se re­sis­tan a ver la bi­ci­cle­ta co­mo un me­dio de trans­port

El Heraldo de Tabasco - - Analisis - Eu­ge­nio Her­nán­dez Sas­so

El domingo pa­sa­do cien­tos de ci­clis­tas sa­lie­ron a ro­dar por al­gu­nas de las prin­ci­pa­les ave­ni­das de Villahermosa, en apo­yo a la cons­truc­ción de ci­clo­vías que pa­sa­rían a ser, en el si­guien­te trie­nio, par­te de la in­fra­es­truc­tu­ra de mo­vi­li­dad pa­ra mi­les de per­so­nas.

Es ob­vio que an­te al­go nue­vo co­mo es­te pro­yec­to se le­van­ten gru­pos an­ta­gó­ni­cos al pró­xi­mo go­bierno mu­ni­ci­pal (que ini­cia­rá a par­tir del 5 de oc­tu­bre) y cri­ti­quen con la fi­na­li­dad de echar por tie­rra el plan­tea­mien­to, pe­ro es ne­ce­sa­rio que quie­nes se trans­por­tan en bi­ci­cle­tas or­ga­ni­cen más ro­da­das y par­ti­ci­pen más per­so­nas, con el pro­pó­si­to de so­cia­li­zar la de­man­da que trae­rá gran­des be­ne­fi­cios al mu­ni­ci­pio de Cen­tro.

¿Por qué es una ex­ce­len­te pro­pues­ta la cons­truc­ción de ci­clo­vías en Villahermosa?, por­que se­gu­ra­men­te va a im­pac­tar eco­ló­gi­ca­men­te, pues con el tiem­po se dis­mi­nui­rá el uso de au­to­mó­vi­les y se mi­ni­mi­za­rán las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono. Es un he­cho que si es­to se con­so­li­da dis­mi­nui­rá la con­ta­mi­na­ción.

Ade­más, si se tie­ne una vi­sión de la bi­ci­cle­ta co­mo me­dio de trans­por­te, se lo­gra­rá un im­pac­to eco­nó­mi­co en la so­cie­dad, por­que to­dos aque­llos que dia­ria­men­te acu­den a sus la­bo­res de­ja­rían de gas­tar di­ne­ro en pa­sa­je o en ga­so­li­na, ade­más de ejer­ci­tar el cuer­po y evi­tar la po­si­ble obe­si­dad que tan­to da­ño cau­sa.

Sin em­bar­go, es ne­ce­sa­rio tam­bién de­ter­mi­nar un bien ela­bo­ra­do plan in­te­gral de mo­vi­li­dad que per­mi­ta cir­cu­lar con ma­yor fa­ci­li­dad y desa­rro­llar, a la par, un pro­yec­to de edu­ca­ción vial pa­ra to­da la po­bla­ción, de tal for­ma que tan­to au­to­mo­vi­lis­tas co­mo mo­to­ci­clis­tas, ci­clis­tas y pea­to­nes, pue­dan con­vi­vir en ar­mo­nía. Es de­cir, que Villahermosa se con­vier­ta en una ciu­dad ami­ga­ble pa­ra la bi­ci­cle­ta, co­mo lo es Gua­da­la­ja­ra, por ci­tar un ejem­plo.

He leí­do al­gu­nos co­men­ta­rios en re­des so­cia­les, en los cua­les al­gu­nos cri­ti­can a quie­nes usan la bi­ci­cle­ta pa­ra ha­cer de­por­te, por­que pa­re­cie­ra que son los más in­tere­sa­dos en la crea­ción de ci­clo­vías cuan­do se tie­ne una ci­clo­pis­ta en la ciu­dad de­por­ti­va. Hay qué de­cir­lo, ese pis­ta no sir­ve pa­ra el efec­to que fue crea­da, pues re­gu­lar­men­te es in­va­di­da por pea­to­nes que pro­vo­can ac­ci­den­tes.

Cier­ta­men­te, es un in­te­rés de to­dos los clu­bes que rue­dan en la ca­pi­tal del es­ta­do, pe­ro en reali­dad lo que se bus­ca es que se in­te­gre es­te nue­vo me­dio de trans­por­te y se le dé se­gu­ri­dad al ci­clis­ta, de tal for­ma que quie­nes no se ani­man a tras­la­dar­se de un lu­gar a otro por ese me­dio, por te­mor a ser atro­pe­lla­dos, con las ci­clo­vías lo pue­dan ha­cer con to­da fa­ci­li­dad y con­fian­za. Sas­són

Gerardo Gau­diano se ha man­te­ni­do ac­ti­vo des­de que per­dió la elec­ción de go­ber­na­dor del es­ta­do el pa­sa­do el 1 de ju­lio. “No se en­cue­vó”. Dia­ria­men­te agra­de­ce a to­dos aque­llos que le die­ron su apo­yo y que asis­ten a su ofi­ci­na a res­pal­dar­le. Se­gu­ra­men­te tie­ne bien tra­za­do un plan pa­ra con­ti­nuar su ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca en los pró­xi­mos años y for­ta­le­cer su li­de­raz­go en Ta­bas­co. Da­to cu­rio­so: ca­si a la mis­ma edad qué él em­pe­zó An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor a cons­truir el mo­vi­mien­to de­mo­crá­ti­co ha­ce 30 años en Ta­bas­co. Cuan­do el fa­mo­so Pe­je fue de­rro­ta­do por el PRI en 1988 na­die da­ba un pe­so por él. Sin em­bar­go, se man­tu­vo en con­tac­to con la gen­te, a ras de sue­lo, co­mo di­cen los po­lí­ti­cos, y hoy es­tá en una de las po­si­cio­nes más co­di­cia­das de to­do el país. Es la ven­ta­ja de ser jo­ven.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.