Irían a la cár­cel pa­pás de be­bé aban­do­na­da en Na­ca­ju­ca

Una con­de­na de has­ta 32 años de pri­sión ten­drían los pa­dres de la me­nor, re­ve­ló el ase­sor ju­rí­di­co del or­ga­nis­mo, Efraín Ro­drí­guez

El Heraldo de Tabasco - - CIUDAD - RA­QUEL MAY OLÁN

Car­gos por ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va, po­drían en­fren­tar los pa­dres de la re­cién na­ci­da que fue aban­do­na­da el pa­sa­do jue­ves en las gra­das de la uni­dad de­por­ti­va de la co­lo­nia 17 de Ju­lio, lo­ca­li­za­da en el mu­ni­ci­pio de Na­ca­ju­ca, se­ña­ló Efraín Ro­drí­guez León, ase­sor ju­rí­di­co del Co­mi­té de De­re­chos Hu­ma­nos de Ta­bas­co (CO­DEHU­TAB).

Lo an­te­rior, di­jo el ac­ti­vis­ta, po­dría de­ri­var en­tre 12 y 32 años de cár­cel, dos ter­ce­ras par­tes de la con­de­na asig­na­da por ho­mi­ci­dio do­lo­so.

“El ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va son dos ter­ce­ras par­tes de la san­ción que se apli­ca al ho­mi­ci­dio do­lo­so, y el ho­mi­ci­dio do­lo­so va de 20 a 50 años de cár­cel”, pun­tua­li­zó.

An­te es­te me­dio de co­mu­ni­ca­ción, el re­pre­sen­tan­te de es­te or­ga­nis­mo ex­pu­so que por aho­ra la prio­ri­dad es ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad fí­si­ca, la sa­lud y la vi­da de la me­nor, que fue en­con­tra­da por per­so­nal de lim­pie­za del si­tio de re­crea­ción y pre­sen­ta­ba una dis­ca­pa­ci­dad fa­cial de­no­mi­na­da co­mo la­bio le­po­rino.

Pos­te­rior­men­te –agre­gó– de­be­rá ser la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do (FGE) de Ta­bas­co, así co­mo la Se­cre­ta­ria de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca (SSP) y la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Na­ca­ju­ca, quie­nes se en­car­guen de rea­li­zar las averiguaciones ne­ce­sa­rias, pa­ra dar con el pa­ra­de­ro de los pa­dres de la me­nor.

“Lo que aho­ri­ta las au­to­ri­da­des tie­nen que ha­cer de ma­ne­ra in­me­dia­ta, es ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad, la sa­lud y la vi­da del me­nor y ya le to­ca­rá a las au­to­ri­da­des, en es­te ca­so a la Fis­ca­lía, in­ves­ti­gar el pa­ra­de­ro de los pa­dres, por­que es­to por su­pues­to que cons­ti­tu­ye un de­li­to, el aban­dono de un me­nor, in­clu­so es­to po­dría ti­pi­fi­car­se co­mo ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va, por­que al de­jar a un me­nos in­de­fen­so, aban­do­na­do, prác­ti­ca­men­te, lo es­tás con­de­nan­do a que pue­da mo­rir”, aco­tó.

Ca­be men­cio­nar, que al mo­men­to de su lo­ca­li­za­ción, la ni­ña de es­ca­sos días de na­ci­da se en­con­tra­ba en­ro­lla­da con una sá­ba­na, por­ta­ba el pi­ja­ma en co­lor ama­ri­llo, pan­ta­lón co­lor ver­de es­tam­pa­do con una fi­gu­ra de un oso.

Tras el re­por­te del per­so­nal de lim­pia, arri­ba­ron ele­men­tos de la Di­rec­ción de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca Mu­ni­ci­pal (DSPM), quie­nes acor­do­na­ron la zo­na y pro­ce­die­ron a tras­la­dar a la re­cién na­ci­da al Hos­pi­tal Co­mu­ni­ta­rio pa­ra su va­lo­ra­ción clí­ni­ca.

“El ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va son dos ter­ce­ras par­tes de la san­ción que se apli­ca al ho­mi­ci­dio do­lo­so”

EFRAÍN RO­DRÍ­GUEZ LEÓN ASE­SOR JU­RÍ­DI­CO DEL CO­DEHU­TAB Lo que aho­ri­ta las au­to­ri­da­des de­ben ha­cer de ma­ne­ra in­me­dia­ta, es ga­ran­ti­zar la in­te­gri­dad, sa­lud y la vi­da de la me­nor y ya le to­ca­rá a la FGE in­ves­ti­gar"

La FGE y SSP se­rán las ins­tan­cias en­car­ga­das de dar con el pa­ra­de­ro de los pa­dres de la me­nor, se­ña­ló Ro­drí­guez León.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.