Co­mi­sio­nes ban­ca­rias: El pro­ta­go­nis­mo de Mon­real... la pru­den­cia ex­ce­si­va de Ur­zúa

El Informador - - Ideas - Luis Mi­guel Gon­zá­lez (lm­gon­za­lez@ele­co­no­mis­ta.com.mx)

Ri­car­do Mon­real no con­sul­tó a Car­los Ur­zúa so­bre la ini­cia­ti­va pa­ra eli­mi­nar co­mi­sio­nes ban­ca­rias. El pre­si­den­te del Se­na­do se dio el gus­to de nin­gu­near al pró­xi­mo se­cre­ta­rio de Ha­cien­da. Po­drán us­te­des pen­sar que es só­lo un pro­ble­ma de for­mas. To­do lo con­tra­rio: lo ocu­rri­do mer­ma la au­to­ri­dad del que se­rá má­xi­mo res­pon­sa­ble de las fi­nan­zas pú­bli­cas. Lo de­bi­li­ta co­mo in­ter­lo­cu­tor del sec­tor pri­va­do, que ca­da vez es­tá mas des­con­cer­ta­do res­pec­to a los pla­nes del pró­xi­mo Go­bierno.

El pro­ble­ma no es el in­ten­to de re­gu­lar las co­mi­sio­nes ban­ca­rias. Es cla­ro que en Mé­xi­co son muy al­tas y que pue­den ba­jar, en be­ne­fi­cio de los con­su­mi­do­res me­xi­ca­nos. Las du­das es­tán en otro la­do: Si se va a im­pul­sar un cam­bio ra­di­cal, ¿por qué no ha­cer­lo bien?

La se­na­do­ra Bertha Ali­cia Ca­ra­veo y el se­na­dor Ri­car­do Mon­real no pi­die­ron apo­yo del Cen­tro de Es­tu­dios de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas, de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, pa­ra te­ner in­for­ma­ción so­bre la via­bi­li­dad ope­ra­ti­va y téc­ni­ca de su pro­pues­ta y co­no­cer del im­pac­to de su ini­cia­ti­va en las fi­nan­zas pú­bli­cas o en la es­ta­bi­li­dad del sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Es­tos le­gis­la­do­res tam­po­co se coor­di­na­ron con el equi­po téc­ni­co de la pró­xi­ma Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da, pa­ra que és­te pu­die­ra “pro­ce­sar sus in­quie­tu­des”, lo di­ce el co­mu­ni­ca­do del equi­po de transición de la SHCP.

¿A quien se le ocu­rre abrir otro fren­te con el sec­tor pri­va­do, en un mo­men­to en el que la “he­ri­da” del ae­ro­puer­to de Tex­co­co no ha ter­mi­na­do de ci­ca­tri­zar? La pro­pues­ta de Mo­re­na pro­vo­có una caí­da de 23,945 mi­llo­nes de dó­la­res en el va­lor de ca­pi­ta­li­za­ción de la Bol­sa Me­xi­ca­na de Va­lo­res y una de­pre­cia­ción de 20 cen­ta­vos del pe­so fren­te al dó­lar. Ca­ye­ron con fuer­za las ac­cio­nes de los ban­cos por­que las co­mi­sio­nes son una par­te muy sig­ni­fi­ca­ti­va de sus in­gre­sos: el ma­yor ban­co me­xi­cano, Ba­nor­te, per­dió 11.9% de su va­lor bur­sá­til, equi­va­len­te a 41,666 mi­llo­nes de pe­sos.

Se des­plo­ma­ron tam­bién las ac­cio­nes de em­pre­sas no fi­nan­cie­ras. Wal­mart de Mé­xi­co per­dió 8.3% de su va­lor de ca­pi­ta­li­za­ción y el gru­po Ie­no­va, pro­ta­go­nis­ta en el sec­tor de in­fra­es­truc­tu­ra ener­gé­ti­ca, ca­yó 7.16 por cien­to. Un ana­lis­ta de mer­ca­dos sin­te­ti­za ejem­plar­men­te el es­ta­do de áni­mo: Des­pués de lo de Tex­co­co, te­ne­mos las co­mi­sio­nes ban­ca­rias... no sa­be­mos qué más se les va a ocu­rrir.

Un le­gis­la­dor del Par­ti­do del Tra­ba­jo pro­pu­so uti­li­zar las re­ser­vas del Ban­co de Mé­xi­co pa­ra rea­li­zar in­ver­sio­nes pú­bli­cas. En el Le­gis­la­ti­vo se en­cuen­tra una ini­cia­ti­va que bus­ca com­ba­tir las em­pre­sas fan­tas­ma, pe­ro pue­de fre­nar la eco­no­mía al cam­biar la for­ma en que se tri­bu­ta el IVA y convertirse en una lo­sa ad­mi­nis­tra­ti­va pa­ra las mip­ymes y per­so­nas fí­si­cas. Es­tá ade­más, en el áni­mo de mu­chos mo­re­nis­tas, la re­ver­sión de la Re­for­ma Ener­gé­ti­ca. De re­pen­te, cual­quie­ra de es­tas pro­pues­tas pue­de convertirse en reali­dad.

El ner­vio­sis­mo es cre­cien­te en­tre los em­pre­sa­rios. La mo­les­tia tam­bién. Preo­cu­pa el des­dén por las reac­cio­nes de los mer­ca­dos y el pre­do­mi­nio abru­ma­dor de la ló­gi­ca po­lí­ti­ca so­bre las ra­zo­nes eco­nó­mi­cas. No só­lo AMLO quie­re de­jar cla­ro quién man­da aquí. Por pri­me­ra vez en mu­chos años, el equi­po eco­nó­mi­co lu­ce dé­bil en com­pa­ra­ción con el res­to del ga­bi­ne­te.

Los ga­na­do­res del 1 de ju­lio tie­nen ma­yo­ría ab­so­lu­ta en el Le­gis­la­ti­vo y pa­re­ce que lo pue­den to­do, pe­ro la reali­dad no se ago­ta en el sis­te­ma po­lí­ti­co. En te­mas eco­nó­mi­cos, es­ta­mos de lleno en la cur­va de apren­di­za­je. La pre­gun­ta es: ¿Tie­nen ga­nas de apren­der?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.