Trump, ma­car­tis­ta, ra­cis­ta y fa­cis­ta

El Informador - - Panorama Económico -

El dis­cur­so ac­tual de Do­nald Trump no pue­de ser más xe­nó­fo­bo, ra­cis­ta y de un alar­mis­mo per­ver­so, que di­ri­ge a los ins­tin­tos más re­tró­gra­dos y obs­cu­ros de los nor­te­ame­ri­ca­nos, es­pe­cial­men­te a los de áreas ru­ra­les, ig­no­ran­tes y ul­tra­con­ser­va­do­res, que in­te­gran su ba­se elec­to­ral pa­ra la que en reali­dad go­bier­na, ade­más de pa­ra sus pro­pios ins­tin­tos y fo­bias con­tra los afri­ca­nos, la­ti­nos y ára­bes, que no di­si­mu­la y ex­pre­sa fer­vien­te­men­te en sus reunio­nes pri­va­das, co­mo lo ha ates­ti­gua­do ya su an­ti­guo abo­ga­do per­so­nal Cohen. Su fal­ta de es­crú­pu­los y de éti­ca pro- fe­sio­nal, ade­más de su ig­no­ran­cia su­pi­na y su mal­dad se de­jan ver en la ma­ni­pu­la­ción avie­sa de la ca­ra­va­na de cen­troa­me­ri­ca­nos que bus­can asi­lo en ese país, co­mo per­se­gui­dos po­lí­ti­cos o por­que las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas no exis­ten en sus paí­ses pa­ra so­bre­vi­vir con dig­ni­dad, pa­ra po­der ga­nar las elec­cio­nes del Con­gre­so y Se­na­do. Se per­ci­be en la mis­ma su odio ha­cia lo que con­si­de­ra co­mo ra­zas in­fe­rio­res, ya que es el más cla­ro ex­po­nen­te de la des­de­ña­ble su­pre­ma­cía blan­ca. Ver­güen­za es ha­ber­lo in­vi­ta­do al país co­mo can­di­da­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.