Un fes­tín de mil sa­bo­res

Ca­sa Tra­pi­che es una op­ción per­fec­ta pa­ra quie­nes bus­can una bue­na char­la, una ri­ca co­mi­da o una sa­li­da es­pe­cial pa­ra es­te día

El Informador - - Salir GDL -

Ca­sa Tra­pi­che lla­ma la aten­ción des­de le­jos. Lo ha­ce por su im­po­lu­ta fa­cha­da en co­lor blan­co, su ar­qui­tec­tu­ra ele­gan­te y la bu­lla usual que por las no­ches na­ce en su te­rra­za. Pe­ro si des­de fue­ra fas­ci­na, por den­tro enamo­ra.

Con­ver­ti­do en uno de los res­tau­ran­tes “must” de la zo­na de San­ta Te­re, Ca­sa Tra­pi­che pre­su­me de in­te­rio­res am­plios, es­pa­cios có­mo­dos, bue­nos pa­ra la char­la y dar­le gus­to al pa­la­dar, así co­mo un ser­vi­cio es­me­ra­do. ¡Ah! Y to­do ma­ri­da­do con las be­bi­das de Cer­ve­ce­ría de Co­li­ma, los crea­do­res de ex­qui­si­tas be­bi­das co­mo Ti­cús, Pá­ra­mo y cla­ro, la po­pu­lar Co­li­mi­ta.

El me­nú pre­su­me con or­gu­llo sus raí­ces en Co­li­ma. Los es­qui­tes de chi­cha­rrón son una de­li­cia es­pec­ta­cu­lar y no se di­ga el ta­co de pul­po, abra­za­do por una fa­bu­lo­sa tor­ti­lla de maíz azul. Los sa­bo­res in­ten­sos y fra­gan­tes se anidan en el co­ra­zón.

Va­le la pe­na vi­si­tar con fre­cuen­cia el re­cin­to, pues el me­nú, tan­to de co­mi­da co­mo de be­bi­da sue­le pre­sen­tar no­ve­da­des de tem­po­ra­da y ex­pe­ri­men­tos de la co­ci­na. Ca­be des­ta­car que una de las vir­tu­des de la ba­rra con­sis­te en que tam­bién ofre­ce be­bi­das sin al­cohol, así co­mo en­sa­la­das pa­ra to­dos aque­llos que bus­quen cui­dar la lí­nea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.