¡Res­pi­rar es un mi­la­gro... sé agra­de­ci­do!

El Mundo de Córdoba - - SOCIALES - Te­re GÓ­MEZ « UNA ME­JOR MA­NE­RA DE VI­VIR»

Por qué so­la­men­te nos acor­da­mos de lo afor­tu­na­dos que so­mos cuan­do nos van mal las co­sas? Pa­re­ce que so­lo le da­mos va­lor a las co­sas des­pués de per­der­las.

El ca­so más tí­pi­co es cuan­do en­fer­ma­mos o cuan­do te­ne­mos que es­tar va­rios días en ca­ma o por ejem­plo cuan­do vi­si­ta­mos a al­gún fa­mi­liar que es­tá en el hos­pi­tal. Pa­re­ce que so­lo en ese ti­po de si­tua­cio­nes nos da­mos cuen­ta de la suer­te que te­ne­mos.

Por qué so­mos tan des­agra­de­ci­dos?

Tam­po­co es cues­tión de dar las gra­cias cons­tan­te­men­te pe­ro sí de ser cons­cien­tes que res­pi­rar es un mi­la­gro.

Cuan­do re­ci­bi­mos un ser­vi­cio que no nos gus­ta es muy sen­ci­llo el cri­ti­car­lo sin em­bar­go pa­re­ce

com­pli­ca­do la si­tua­ción opues­ta. Par­ti­cu­lar­men­te me gus­ta mos­trar mi gra­ti­tud cuan­do es­toy in­clu­so en reunio­nes con mis ami­gos. “Gra­cias por es­tar aquí chi­cos” (lo cual so­lía ver­se res­pon­di­do por una mi­ra­da de in­cre­du­li­dad en las pri­me­ras oca­sio­nes y aho­ra con una com­pli­ci­dad y unos abra­zos sú­per en­ri­que­ce­do­res...)

Agra­de­ce to­das las co­sas, des­de las crí­ti­cas has­ta las ex­pe­rien­cias más du­ras. Es­tas si­tua­cio­nes son fa­ses de apren­di­za­je. Re­cuer­do una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo que tu­ve ha­ce un tiem­po cu­yo re­cha­zo pro­vo­có cier­to ba­jón de au­to­es­ti­ma. Aho­ra, mi­ran­do re­tros­pec­ti­va­men­te, agra­dez­co esa si­tua­ción por­que me lle­vó a apren­der co­sas de mi mis­mo y a en­con­trar otro tra­ba­jo mu­cho me­jor que el que me ofre­cían (nun­ca se sa­be...)

Es im­por­tan­te ex­pre­sar cuan­do nos en­con­tra­mos bien, no so­la­men­te cuan­do no es­ta­mos a gus­to. Las pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to son fá­ci­les de es­cu­char pe­ro com­pli­ca­das de pro­nun­ciar. Mos­tran­do agra­de­ci­mien­to el po­si­ti­vis­mo em­pie­za a lle­nar nues­tras vi­das.

Gra­cias al Sol, a las Plan­tas, al Agua, a mi Gen­te y a to­das las co­sas que tie­nen va­lor an­tes de per­der­las. Es de­cir, gra­cias a TO­DO.

GRA­CIAS A LA VI­DA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.