Pe­pe Yu­nes, el can­di­da­to

Los co­men­ta­rios y pun­tos de vis­ta ex­pre­sa­dos en esta pá­gi­na son cor­te­sía y res­pon­sa­bi­li­dad de quien los es­cri­be, ade­más de que no re­pre­sen­tan ne­ce­sa­ria­men­te el pun­to de vis­ta de So­cie­dad Edi­to­ra Arró­niz

El mundo de Cordoba - - OPINIÓN - LUIS VE­LÁZ­QUEZ

ES­CA­LE­RAS: Se­rá el buen kar­ma. Se­rá una re­ve­la­ción co­mo, por ejem­plo, san Pablo ca­mino a Da­mas­co. Se­rá que los as­tros se aco­mo­da­ron. Se­rán los tiem­pos. Pe­ro de pron­to, zas, el se­na­dor Héc­tor Yu­nes Lan­da “ha ti­ra­do su es­pa­da en pren­da” por su co­le­ga Pe­pe Yu­nes Zo­rri­lla.

Por ejem­plo, lo ha de­fen­di­do dos, tres ve­ces an­te el ra­fa­gueo de la yu­ni­ci­dad azul.

Lo de­fen­dió cuan­do el bom­bar­deo del se­cre­ta­rio de Fi­nan­zas y Pla­nea­ción, Gui­ller­mo Mo­reno Chaz­za­ri­ni (aquel que hun­die­ra a la Canaco en tiem­po de Dan­te Del­ga­do y un canaco a pun­to de la cár­cel), ase­gu­ran­do que el se­gun­do ti­tu­lar de la SEFIPLAN (Ja­vier Duar­te tu­vo seis) só­lo ha­bía fir­ma­do el bo­le­tín que le re­dac­ta el gó­ber azul, lleno de im­pro­pe­rios, agra­vios y gro­se­rías.

Lo de­fen­dió cuan­do Pe­pe Yu­nes re­cla­mó a Yu­nes Li­na­res las cuen­tas cla­ras so­bre los 8 mil 500 mi­llo­nes de pe­sos de re­cur­sos fe­de­ra­les.

Lo de­fen­dió cuan­do di­jo que la yu­ni­ci­dad lo es­pía a él, es­pía a Pe­pe Yu­nes y es­pía a los re­por­te­ros.

Y es que ade­más de la re­la­ción ami­cal y ca­ri­ño­sa en­tre am­bos, co­mo si fue­ran tío y so­brino, la alian­za del par de se­na­do­res de ca­ra a la elec­ción de go­ber­na­dor el año en­tran­te es­tá se­lla­da y pac­ta­da, y ca­mi­na en me­dio del lo­da­zal y el co­chi­ne­ro en que las eli­tes po­lí­ti­cas es­tán con­vir­tien­do la su­ce­sión.

Y la alian­za se de­ri­va por lo si­guien­te:

Has­ta don­de se sa­be si se sa­be bien, Héc­tor Yu­nes tie­ne cla­ro y ha acep­ta­do, sin re­mil­gos, que Pe­pe sea el can­di­da­to priis­ta al trono im­pe­rial y fa­raó­ni­co y a la si­lla em­bru­ja­da del año en­tran­te.

Así, por nin­gu­na ra­zón, Yu­nes Lan­da se­rá can­di­da­to de un par­ti­do de opo­si­ción o in­de­pen­dien­te a la je­fa­tu­ra del Po­der Eje­cu­ti­vo Es­ta­tal.

Y por el con­tra­rio, tra­ba­ja­rá mano a mano a fa­vor de Yu­nes Zo­rri­lla.

¡Ho­san­na, ho­san­na, el hu­mo blanco tan es­pe­ra­do ha ema­na­do del fon­do del po­der te­rre­nal!

PA­SA­MA­NOS: En con­tra­par­te, Yu­nes Lan­da ya tie­ne la cer­te­za to­tal y ab­so­lu­ta que se­rá can­di­da­to plu­ri a la dipu­tación fe­de­ral.

Y por aña­di­du­ra, la cu­rul en el Con­gre­so de la Unión es­tá ul­tra con­tra sú­per ama­rra­da.

Y de la Cá­ma­ra de Se­na­do­res pa­sa­rá a la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

Más to­da­vía:

Se­rá nom­bra­do coor­di­na­dor de la ban­ca­da priis­ta fe­de­ral en el Pa­la­cio Le­gis­la­ti­vo.

Se­gún las ver­sio­nes, la de­ci­sión fue to­ma­da al más alto ni­vel.

De acuer­do con los en­te­ra­dos, el acuer­do fue to­ma­do por el pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca, En­ri­que Pe­ña Nie­to, y el po­lí­ti­co de su ma­yor con­fian­za, con­fian­za to­tal, Luis Vi­de­ga­ray Caso, ex se­cre­ta­rio de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co y se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res.

Y se lo han co­mu­ni­ca­do de ma­ne­ra ofi­cial.

Y to­da vez que el tla­toa­ni, el tó­tem, el gu­rú, el je­fe má­xi­mo ha da­do el vis­to bueno, Yu­nes Lan­da se ha dis­ci­pli­na­do.

Y por eso mis­mo, Héc­tor ha cam­bia­do de ma­ne­ra ra­di­cal con Pe­pe Yu­nes y aho­ra, más que an­tes, más que nun­ca co­mo di­ce el clá­si­co, uni­dos, pa­ra le­van­tar la ex­pec­ta­ti­va de ca­ra a las cin­co elec­cio­nes del año 2018, y que son las dipu­tacio­nes lo­ca­les y fe­de­ra­les, las se­na­du­rías, la gu­ber­na­tu­ra y la pre­si­den­cia de la re­pú­bli­ca.

Na­da, pues, de rup­tu­ras ni di­vi­sio­nes.

Na­da de am­bi­güe­da­des ni me­dias tin­tas.

De ser así, aho­ra da­rán el si­guien­te paso, co­mo es in­te­grar “en un so­lo haz de vo­lun­ta­des” co­mo di­ce el clá­si­co a sus equi­pos res­pec­ti­vos, an­tes de que co­mo su­ce­die­ra el año an­te­rior se frac­tu­ren en­tre sí.

Las eli­tes tri­co­lo­res lo sa­ben, es la uni­dad to­tal y ab­so­lu­to o la de­rro­ta.

Y más, por­que to­do in­di­ca que por aho­ra, y se­gún una en­cues­ta de Pa­ra­me­tría que apli­ca­ra en las 32 en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas, en el caso de Ve­ra­cruz, el PRI es­tá aho­ra en ter­cer lu­gar, con un em­pa­te en­tre el PANPRD (Mi­guel Án­gel Yu­nes Már­quez el can­di­da­to a go­ber­na­dor) y MO­RE­NA (Cuitláhuac Gar­cía el can­di­da­to).

CASCAJO: En nin­gún mo­men­to el tri­co­lor vi­ve y pa­de­ce el peor de los tiem­pos. Son, cier­to, tiem­pos ma­los, pe­ro han exis­ti­do peo­res.

Por aho­ra, cier­to, con­ser­va el vo­to du­ro que an­da, se­gún pa­re­ce, al­re­de­dor de los seis­cien­tos mil votos, pe­ro al mis­mo tiem­po, in­su­fi­cien­tes pa­ra ga­nar la gu­ber­na­tu­ra en las ur­nas.

Y si lue­go de que el año an­te­rior per­die­ra la si­lla em­bru­ja­da del pa­la­cio prin­ci­pal de Xa­la­pa y la ma­yo­ría de dipu­tacio­nes lo­ca­les y es­te año la ma­yo­ría de pre­si­den­cias mu­ni­ci­pa­les, en el año 2018 pier­de otra vez la gu­ber­na­tu­ra, y de ña­pa, has­ta la pre­si­den­cia de la re­pú­bli­ca, en­ton­ces, to­das las puer­tas la­bo­ra­les que­da­rán ce­rra­das pa­ra to­dos, sin ex­cep­ción.

Y aun cuan­do en los años 2000 con Vi­cen­te Fox Que­sa­da y 2006 con Fe­li­pe Cal­de­rón ya per­die­ron Los Pi­nos, te­nían sin em­bar­go la gu­ber­na­tu­ra... y que aho­ra, di­ga­mos, es­ta­ría en ries­go.

Por eso si los se­na­do­res del PRI ya fue­ron con­vo­ca­dos des­de Los Pi­nos a sus­cri­bir acuer­dos, el tra­ba­jo par­ti­dis­ta y elec­to­ral ha de re­do­blar­se des­de aho­ra.

La cú­pu­la ro­ja de Ve­ra­cruz en la ho­ra de­fi­ni­ti­va que ha de ca­pi­ta­li­zar el de­sen­can­to so­cial que en nue­ve me­ses el bie­nio azul ha ali­men­ta­do en la po­bla­ción.

Y más, cuan­do co­mo si Ve­ra­cruz fue­ra una ha­cien­da por­fi­ris­ta la di­nas­tía Ken­nedy de Bo­ca del Río in­ten­ta apro­piar­se de las par­ce­las de po­der po­lí­ti­co co­mo si fue­ran los due­ños, los di­rec­to­res y los ge­ren­tes ge­ne­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.