Tie­ne Río Blan­co 40 ca­sos de zi­ka

Ha­bi­tan­tes de la co­lo­nia Agra­ria re­por­tan que al­gu­nos ve­ci­nos tam­bién tu­vie­ron den­gue y que el sec­tor sa­lud no les da res­pues­ta pa­ra com­ba­tir al mos­co trans­mi­sor de la en­fer­me­dad

El mundo de Orizaba - - LA REGIÓN -

LUCY RI­VAS A. RÍO BLAN­CO.-

Ha­bi­tan­tes de la co­lo­nia Agra­ria, en las ca­lles y ave­ni­das Ge­ne­ral Emi­li­ano Za­pa­ta, 17 de Ma­yo, Li­ber­tad y Pino Suárez ase­gu­ran ha­ber con­ta­bi­li­za­do 18 ca­sos de zi­ka en­tre los ve­ci­nos de cua­tro man­za­nas; pe­ro su­man­do pre­sun­tos ca­sos de cua­dras más ade­lan­te se­ña­lan que al­can­zan los 40 en­tre zi­ka y den­gue. Pre­sun­ta­men­te hay ca­sos de ni­ños de la es­cue­la Vi­cen­te Gue­rre­ro con la en­fer­me­dad.

Se­gún ve­ci­nos las au­to­ri­da­des han he­cho ca­so omi­so, des­de ha­ce mes y me­dio que ha­bían re­por­ta­do sín­to­mas ni­ños y adul­tos ma­yo­res, pe­ro sim­ple­men­te no les hi­cie­ron ca­so; y fue­ron los mis­mos po­bla­do­res que por su cuen­ta exi­gie­ron la pre­sen­cia del Sec­tor Sa­lud y los pre­sio­na­ron pa­ra que acu­die­ran a fu­mi­gar las ca­sas.

Sin em­bar­go, se­ña­lan que so­lo fue­ron al­gu­nas vi­vien­das a las que arri­ba­ron a fu­mi­gar por­que no te­nían su­fi­cien­te ma­te­rial. “No a to­das se les pu­do fu­mi­gar den­tro de sus ca­sas a pe­sar de que sí es­ta­ban en­fer­mas, por­que ellos co­men­ta­ban que no se da­ban abas­to”; a la par unos jó­ve­nes pa­sa­ron en­tre­vis­tan­do en don­de se die­ron cuen­ta que sí ha­bía más de un ca­so.

En su ma­yo­ría re­co­no­cie­ron que los ca­sos es­tán lle­gan­do al IMSS, y pe­se a que han ido al Cen­tro Sa­lud no les han que­ri­do con­fir­mar la en­fer­me­dad. Asi­mis­mo, afir­man que ni­ños han em­pe­za­do a fal­tar a cla­ses en la es­cue­la pri­ma­ria Vi­cen­te Gue­rre­ro.

Ma­dre y be­bé de seis me­ses

Nayeli Do­na­jí Mar­tí­nez Ra­mí­rez se­ña­ló que el lu­nes su be­bé de seis me­ses em­pe­zó con tem­pe­ra­tu­ra y ama­ne­ció con sal­pu­lli­do, la lle­vó al Cen­tro de Sa­lud y que no po­dían cons­ta­tar que era zi­ka, “es­ta­ba muy ca­lien­te su cuer­pe­ci­to, lo que sí es que el sal­pu­lli­do aún con­ti­núa, so­lo le die­ron pa­ra­ce­ta­mol”. Le hi­cie­ron una prue­ba pe­ro el re­sul­ta­do lo dan den­tro de 15 días.

De la mis­ma ma­ne­ra, re­co­no­ce ella que ya pa­só por los mis­mos sín­to­mas, pe­ro no acu­dió al mé­di­co, “yo le eché la cul­pa a que me mo­jé y era un res­fria­do y de­bi­do a que me to­me una pas­ti­lla y me sa­lie­ron las ron­chas pen­sé que me in­to­xi­qué, y co­mo no sa­bía así lo de­jé, pe­ro veo que ca­da vez son más ca­sos si­mi­la­res en la co­lo­nia”.

Abue­li­ta y em­ba­ra­za­da

Por su par­te Eli­za­beth Flo­res, ve­ci­na de la co­lo­nia Agra­ria de ca­lle Emi­li­ano Za­pa­ta, re­co­no­ció que su hi­ja de 32 años tie­ne 7 me­ses de em­ba­ra­zo y an­te los sín­to­mas de fie­bres, le do­lían los hue­sos y le sa­lie­ron ron­chas en la piel, acu­dió al IMSS y le con­fir­ma­ron que era zi­ka.

“Nos di­je­ron que el be­bé ya es­ta­ba avan­za­do en me­ses y que no le cau­só nin­gún pro-

ble­ma el zi­ka, le hi­cie­ron es­tu­dios y no le afec­tó, nos di­je­ron que afec­ta cuan­do se tie­ne dos a tres me­ses por­que les da mi­cro­ce­fa­lia; so­lo le die­ron pa­ra­ce­ta­mol por el do­lor de hue­sos que te­nía”, re­co­no­ció la ma­dre de la jo­ven.

Asi­mis­mo al con­vi­vir en la mis­ma ca­sa, una abue­li­ta de 81 años pre­sen­tó los mis­mos sín­to­mas, y so­lo le re­ce­ta­ron pa­ra­ce­ta­mol ca­da seis ho­ras por­que el do­lor era muy fuer­te (no se pue­de re­ce­tar otra co­sa) y agua de li­món.

“Por su edad, el do­lor de ca­be­za, hue­sos, le cau­só náu­seas, de­jó de co­mer y ba­jó de pe­so”, ella aún se en­cuen­tra en pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción.

Aña­dió que en su ca­so ha com­pra­do va­rias mar­cas de in­sec­ti­ci­da pa­ra ma­tar los mos­cos y pa­re­cie­ra que son ca­da vez más re­sis­ten­tes, y no han po­di­do eli­mi­nar­los por com­ple­to, tu­vo que com­prar una ra­que­ta eléctrica y es co­mo ha lo­gra­do ma­tar­los.

Fa­mi­lia con­ta­gia­da

Ele­na Ca­rre­ra Cruz re­co­no­ció que ella y su fa­mi­lia des­de

ha­ce po­co más de 20 días pa­de­cie­ron los sín­to­mas del zi­ka y ad­vir­tie­ron a las au­to­ri­da­des y na­die les hi­zo ca­so, “y to­da­vía hay mu­cho mos­co en las ca­lles”.

“No­so­tros fui­mos a la clí­ni­ca y nos di­je­ron que era aler­gia, que no ha­bía nin­gún pro­ble­ma, se­gún por que les di una pas­ti­lli­ta pa­ra la ca­len­tu­ra, y que les hi­zo reac­ción la me­di­ci­na, pe­ro no to­dos to­ma­mos me­di­ci­na; y fue has­ta que mi hi­jo fue al mé­di­co par­ti­cu­lar y le di­je­ron que era zi­ka y no aler­gia”, au­nó.

2 her­ma­nos, uno con leu­ce­mia

Asi­mis­mo, otra de las ve­ci­nas ase­gu­ró que den­tro de su fa­mi­lia se han con­fir­ma­do ca­sos de zi­ka, “al me­nos mis dos her­ma­nos ya pre­sen­ta­ron los sín­to­mas, acu­die­ron al Cen­tro de Sa­lud y ahí eva­die­ron que fue­ra ese diag­nós­ti­co; les di­jo el mé­di­co que era po­si­ble una in­fec­ción en la gar­gan­ta y de­más en­fer­me­da­des”.

“Cuan­do ellos so­li­ci­ta­ron que les hi­cie­ran la prue­ba de san­gre, no se las qui­sie­ron ha­cer por­que les di­je­ron que no ha­bía por qué alar­mar­se”, agre­gó que les co­men­ta­ron.

En el ca­so de uno de sus her­ma­nos, pa­de­ce de leu­ce­mia, y al pre­sen­tar es­te pa­de­ci­mien­to sus de­fen­sas dis­mi­nu­yen por la qui­mio­te­ra­pia que re­ci­be, “afor­tu­na­da­men­te los sín­to­mas del zi­ka le die­ron en días “sa­nos”, es­te diag­nós­ti­co le die­ron en el IMSS y en epi­de­mio­lo­gía sa­lió que las fie­bres y do­lor de cuer­po era por es­ta en­fer­me­dad”. Des­pués de va­rios días, en su ca­so a pe­nas acu­die­ron a fu­mi­gar su vi­vien­da.

II ELI­ZA­BETH FLO­RES ha­bi­tan­te de la co­lo­nia Agra­ria de Río Blan­co, di­jo que su hi­ja y su nie­ta se en­fer­ma­ron de zi­ka.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.