Ca­na­le­sun­cria­de­ro de­mos­cos:ve­ci­nos

El mundo de Orizaba - - LA REGIÓN - LUCY RI­VAS A.

RÍO BLAN­CO.- Ve­ci­nos ubi­ca­dos en la pri­va­da Úr­su­lo Gal­ván a unos pa­sos del ca­nal Plu­vial de Con­duc­ción In­ter­co­lo­nias, se­ña­lan que el ori­gen de la pro­li­fe­ra­ción de un gran nú­me­ro de mos­cos po­si­ble­men­te se con­vier­ten en trans­mi­so­res de den­gue y zi­ka se de­be a es­te, por la gran can­ti­dad de agua es­tan­ca­da que exis­te.

“Co­mo es­tá llo­vien­do se ob­ser­va que hay mu­cho hue­ve­ci­llo, cuan­do sa­le el sol, de­be­ría ver el mos­que­ro que se for­ma al­re­de­dor del ca­nal”, se­ña­la­ron los ve­ci­nos, se­ña­lan­do que exis­te una gran can­ti­dad de ma­le­za y lu­cen con la­ma de te­ner tiem­po es­tan­ca­da el agua su­cia.

Re­co­no­cie­ron que han ido al Pa­la­cio mu­ni­ci­pal, pe­ro la al­cal­de­sa nos les atien­de. “Va uno al mu­ni­ci­pio y ya la pre­si­den­ta ya no se en­cuen­tra, an­tes si aten­día a uno, aho­ra va­mos y o es­tá, an­tes lim­pia­ban pe­ro creo que co­rrie­ron a los tra­ba­ja­do­res y ya no vie­ne na­die”.

“La pre­si­den­ta ya no ha­ce ca­so, ya va de sa­li­da, pe­ro se le ex­hor­ta que man­de gen­te a lim­piar por que real­men­te es­to va a cau­sar al­go ma­yor, hay mu­cho ni­ño que vi­ve a los al­re­de­do­res y pue­de que se en­fer­me”, au­nó.

Re­cor­da­ron que has­ta ha­ce unos seis me­ses atrás lim­pia­ron el lu­gar, pe­ro des­de esa fe­cha a la ac­tual no se lo han he­cho y el lu­gar se cun­de de mos­cos; en el ca­so de per­so­nal sa­lud, se­ña­lan que acu­die­ron pe-

ro so­lo se en­fo­ca­ron a la des­ca­cha­rri­za­ción, a sa­car ma­ce­tas y eso, pe­ro nun­ca se en­fo­ca­ron al ca­nal.

Ex­hor­tan a las au­to­ri­da­des a no ba­jar la guar­dia en la pre­ven­ción, se­guir con los es­fuer­zos pa­ra com­ba­tir la re­pro­duc­ción del zan­cu­do, y no es­pe­rar a que apa­rez­can bro­tes de en­fer­me­da­des, co­mo ha su­ce­di­do den­tro de la mis­ma co­lo­nia Agra­ria. Por lo que pi­den no so­lo fu­mi­gar y des­ca­cha­rri­zar, sino tam­bién des­truir lu­ga­res don­de se acu­mu­le agua su­cia.

Es de se­ña­lar que de acuer­do a es­tu­dios del Cen­tro Na­cio­nal de Pre­ven­ción de Con­trol de En­fer­me­da­des (Ce­na­pre­ce)

se­ña­la que el mos­qui­to Ae­des Aegy­pti se re­pro­du­ce en cual­quier si­tio que ten­ga agua es­tan­ca­da así sean al­can­ta­ri­llas, pues si­gue adap­tan­do a di­fe­ren­tes es­ce­na­rios, no so­lo en cris­ta­li­nas.

La in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por el Cen­tro Na­cio­nal de En­fer­me­da­des Tro­pi­ca­les de Bo­li­via, se­gún sus con­clu­sio­nes, el mos­qui­to trans­mi­sor del den­gue, que só­lo se re­pro­du­cía en agua lim­pia acu­mu­la­da, aho­ra co­men­zó a criar sus lar­vas y adap­tar­se en la su­cia y es­tan­ca­da; es­ta am­plia­ción de su há­bi­tat re­pre­sen­ta un ma­yor pe­li­gro de pro­pa­ga­ción de las en­fer­me­da­des des­en­ca­de­na­das por el vec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.