APRUE­BAN LEY DE DES­APA­RI­CIÓN

A quien in­cu­rra en el de­li­to de des­apa­ri­ción for­za­da y la víc­ti­ma mue­ra se­rá cas­ti­ga­do con has­ta 90 años de pri­sión; en el país, se­gún ci­fras ofi­cia­les, hay más de 32 mil per­so­nas sin lo­ca­li­zar

El mundo de Orizaba - - PORTADA - AGEN­CIA RE­FOR­MA Es­toy fe­liz, son años de lucha, esa ley es­tá con do­lor, co­ra­je, frus­tra­ción y con las ne­ce­si­da­des rea­les por las cua­les nos en­fren­ta­mos, pe­ro ca­mi­na­mos con fe y es­pe­ran­za y hoy se lo­gró”. Ara­cely Sal­ce­do, Co­lec­ti­vo de Fa­mi­lias de De­sa­pa­rec

CDMX.- Des­pués de dos años de ne­go­ciar­la y de­ba­tir­la, ayer se apro­bó la Ley Ge­ne­ral de Des­apa­ri­ción For­za­da de Per­so­nas, Des­apa­ri­ción Co­me­ti­da por Par­ti­cu­la­res y del Sis­te­ma Na­cio­nal de Búsqueda, en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, la cual es­ta­ble­ce pe­nas de has­ta 90 años de pri­sión, en un país con unos 32 mil des­apa­re­ci­dos.

Fa­mi­lia­res de des­apa­re­ci­dos fes­te­ja­ron con aplau­sos y con­sig­nas la apro­ba­ción de la ley, que les otor­ga la po­si­bi­li­dad de ini­ciar bús­que­das con el apo­yo de la au­to­ri­dad.

“¿Dón­de es­tán? ¿dón­de es­tán, nues­tros hi­jos, dón­de es­tán?”, “Hi­jo, es­cu­cha, tu ma­dre es­tá en la lucha”, “¿Qué que­re­mos? Jus­ti­cia ¿Cuán­do? Aho­ra”, “¡Vi­vos se los lle­va­ron, vi­vos los que­re­mos!”, fue­ron los gri­tos que re­tum­ba­ron en el Pleno.

La ley bus­ca pre­ve­nir y san­cio­nar la des­apa­ri­ción for­za­da de per­so­nas, así co­mo los me­ca­nis­mos pa­ra ga­ran­ti­zar su lo­ca­li­za­ción.

A quien in­cu­rra en el de­li­to de des­apa­ri­ción for­za­da y sea ser­vi­dor pú­bli­co se le im­pon­drá una pe­na de 40 a 60 años de pri­sión, y de 10 mil a 20 mil días de mul­ta.

Es­ta san­ción po­drá au­men­tar has­ta en 50% cuan­do la víc­ti­ma mue­ra, sea mi­gran­te, me­nor de edad, mu­jer, per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad o adul­to ma­yor, periodista o de­fen­sor de de­re­chos hu­ma­nos.

A la des­apa­ri­ción co­me­ti­da por par­ti­cu­la­res se le im­pon­drá pe­na de 25 a 50 años de pri­sión.

La ley de­fi­ne que co­me­te el de­li­to de des­apa­ri­ción for­za­da el ser­vi­dor pú­bli­co o el par­ti­cu­lar que con la au­to­ri­za­ción, el apo­yo o per­mi­so de un ser­vi­dor pú­bli­co pri­ve de la li­ber­tad en cual­quier for­ma a una per­so­na, se­gui­da de la abs­ten­ción o ne­ga­ti­va a re­co­no­cer di­cha pri­va­ción o a dar in­for­ma­ción so­bre su pa­ra­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.