¿Y la con­tra­rre­for­ma edu­ca­ti­va?

El Mundo de Orizaba - - OPINIÓN - AGUS­TÍN GAR­CÍA MÁR­QUEZ

Los días de las mar­chas ma­gis­te­ria­les de 2013 se con­vir­tie­ron en ofer­tas elec­to­ra­les y va­rios lí­de­res que en aque­llos años en­ca­be­za­ron la opo­si­ción a la re­for­ma edu­ca­ti­va aho­ra son fun­cio­na­rios de elec­ción de po­pu­lar, con ca­pa­ci­dad pa­ra efec­tuar los cam­bios, es­ta vez des­de las mis­mas ins­ti­tu­cio­nes que crea­ron las le­yes.

Sin em­bar­go, los dis­cur­sos y las se­ña­les con­tra­dic­to­rias son in­di­ca­do­res de que no to­dos pien­san lo mismo de la con­tra­rre­for­ma. Por un la­do, el mismo pre­si­den­te elec­to el día 20 de agos­to, en una con­fe­ren­cia conjunta con el ac­tual pre­si­den­te, afir­mó que sus­ti­tui­rá a la ac­tual re­for­ma por otra ela­bo­ra­da con los maes­tros y pa­dres de fa­mi­lia.

La du­da es acer­ca de cuán­do ocu­rri­rá, si re­cor­da­mos que el 17 de ma­yo, cuan­do aún era can­di­da­to, el aho­ra pre­si­den­te elec­to les di­jo a los em­pre­sa­rios de la Con­fe­de­ra­ción Pa­tro­nal de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na (Co­par­mex), que no pro­mo­ve­ría cam­bios cons­ti­tu­cio­na­les en los pri­me­ros tres años de su go­bierno, “va­mos a de­jar las re­for­mas pa­ra me­dia­dos del se­xe­nio”, se­gún in­for­mó la Agen­cia AFP.

Es inevi­ta­ble mo­di­fi­car el ar­tícu­lo ter­ce­ro de la cons­ti­tu­ción, ade­más del cuar­to y el 73, en los que se en­cuen­tra el in­te­rés su­pe­rior del ni­ño co­mo un prin­ci­pio cons­ti­tu­cio­nal que guía las po­lí­ti­cas pú­bli­cas edu­ca­ti­vas. Mo­ral­men­te se­rá muy di­fí­cil abro­gar­lo pa­ra pa­gar al­gu­na deu­da elec­to­ral, con la Coor­di­na­do­ra Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción, o con la pro­fe­so­ra El­ba Est­her, quien di­ce que no es­pe­ra­rá otros tres años: “re­cu­pe­ré mi li­ber­tad y la re­for­ma edu­ca­ti­va se de­rrum­bó”.

Otro apa­ren­te nu­do con­tra­dic­to­rio está en los lí­de­res de la con­tra­rre­for­ma. Es­te­ban Moc­te­zu­ma, ex pre­si­den­te de Fun­da­ción Az­te­ca, una de las or­ga­ni­za­cio­nes de “la ma­fia del po­der” alia­da con el pró­xi­mo go­bierno fe­de­ral, el 3 de ju­lio de­cla­ró a MVS Ra­dio que: “es im­por­tan­te evi­tar que ca­da nue­vo se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción lle­gue con una nue­va idea. Ne­ce­si­ta­mos en Mé­xi­co edu­ca­ción de ca­li­dad con equidad”, en la mis­ma lí­nea dis­cur­si­va del “Acuer­do de Coope­ra­ción Mé­xi­co-ocde pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de la edu­ca­ción de las es­cue­las me­xi­ca­nas”, de 2010, el do­cu­men­to ba­se de los ejes de la re­for­ma edu­ca­ti­va.

Pre­ci­sa­men­te, la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE), des­de mar­zo ac­tua­li­zó su Per­fil de la política edu­ca­ti­va de Mé­xi­co y apenas el día 22 de agos­to su di­rec­to­ra ge­ne­ral lle­gó a Mé­xi­co pa­ra de­fen­der a la re­for­ma edu­ca­ti­va en un fo­ro que cu­rio­sa­men­te fue or­ga­ni­za­do por la Se­cre­ta­ría del Tra­ba­jo.

Ade­más de los dis­cur­sos de la “ma­fia del po­der” y de la pre­sión de la OCDE, está el he­cho de que Gil­ber­to Guevara Nie­bla es­ta­rá a car­go del área de Equidad pa­ra la Edu­ca­ción y es el au­tor del li­bro “Po­der pa­ra el maes­tro, po­der pa­ra la es­cue­la. La ex­pli­ca­ción más com­ple­ta y lú­ci­da de la Re­for­ma Edu­ca­ti­va” (Edi­cio­nes Cal y Are­na, 2015).

El tam­bién ex con­se­je­ro del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de la Edu­ca­ción, di­ce en su li­bro, en­tre otras co­sas, que: “el pri­mer ob­je­ti­vo de la re­for­ma fue des­mon­tar un sis­te­ma vi­cia­do y co­rrup­to de re­des de po­der que se ha­bía ex­ten­di­do has­ta el úl­ti­mo rin­cón del apa­ra­to es­co­lar y que ge­ne­ra­ba cre­cien­te ines­ta­bi­li­dad e in­go­ber­na­bi­li­dad en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo”. To­da­vía más, en en­tre­vis­ta pa­ra Ra­dio Cen­tro, el 10 de agos­to se­ña­ló que la in­ten­ción del pre­si­den­te elec­to de can­ce­lar la re­for­ma edu­ca­ti­va “es una ex­pre­sión, en mi opi­nión ex­ce­si­va, que bus­ca des­ac­ti­var al Ser­vi­cio Pro­fe­sio­nal Do­cen­te, no a la re­for­ma edu­ca­ti­va en ge­ne­ral. De­ro­gar­la, echar­la atrás im­po­si­ble”.

Da­do que la re­for­ma edu­ca­ti­va fue la pun­ta de lan­za con­tra la co­rrup­ción en la ad­mi­nis­tra­ción fe­de­ral que está con­cluir, y aho­ra lle­ga otro equi­po de go­bierno cu­ya prin­ci­pal ofer­ta en su cam­pa­ña elec­to­ral fue aca­bar con­tra la co­rrup­ción, man­tie­nen ese te­ma en co­mún, ade­más de la equidad y la ca­li­dad en la edu­ca­ción. Por eso, sí se pa­ga­rán al­gu­nos com­pro­mi­sos de cam­pa­ña, pe­ro las cues­tio­nes de fon­do no cam­bia­rán.

Por ejem­plo, del eje sép­ti­mo, la Re­for­ma ad­mi­nis­tra­ti­va de la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Pú­bli­ca, na­die quie­re eli­mi­nar el Fon­do de Apor­ta­cio­nes pa­ra la Nó­mi­na Edu­ca­ti­va y Gas­to Ope­ra­ti­vo (FONE), que evi­tó que al­gu­nos co­rrup­tos go­ber­na­do­res con­ti­nua­ran ju­gan­do con los sa­la­rios de los tra­ba­ja­do­res de edu­ca­ción bá­si­ca y de las nor­ma­les.

Por otro la­do, se de­ro­ga­rá la Ley Ge­ne­ral del Ser­vi­cio Pro­fe­sio­nal Do­cen­te, pe­ro a muy po­cos les con­vie­ne ver las pla­zas ba­jo el con­trol sin­di­cal, y la ven­ta o he­ren­cia de los pues­tos de tra­ba­jo, y que el maes­tro leal al lí­der sin­di­cal ten­ga más po­si­bi­li­da­des de pro­gre­so que el maes­tro me­jor pre­pa­ra­do y com­pro­me­ti­do con el apren­di­za­je.

En am­bos ca­sos, ten­dría un cos­to elec­to­ral muy al­to for­ta­le­cer a las co­rrup­tas re­des de po­der que men­cio­na Gil­ber­to Guevara, en­tre­gan­do la nó­mi­na ma­gis­te­rial a los go­ber­na­do­res, y las pla­zas do­cen­tes a los sin­di­ca­tos, al mismo tiem­po que se pre­ten­de lu­char con­tra la co­rrup­ción. En­ton­ces, ¿y la con­tra­rre­for­ma edu­ca­ti­va?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.