Par­ti­ci­pa Ara­ce­li en Diá­lo­go por la Paz

La vo­ce­ra del Mo­vi­mien­to por Nues­tros Des­apa­re­ci­dos en Mé­xi­co acu­dió al se­gun­do diá­lo­go, don­de acu­só la au­sen­cia del Es­ta­do me­xi­cano an­te la vio­len­cia

El Mundo de Orizaba - - LOCAL - Jés­si­ca Ig­not

Cdmx.- El Es­ta­do me­xi­cano tie­ne enor­me deu­da con los des­pa­re­ci­dos y sus fa­mi­lias... deu­da que no ha si­do sal­da­da y que por el con­tra­rio, trae con­si­go las­tres con los que a dia­rio se en­fren­tan en la exi­gen­cia de me­mo­ria, ver­dad y jus­ti­cia.

Lo an­te­rior fue da­do a co­no­cer ayer por Ara­ce­li Sal­ce­do Ji­mé­nez, ma­dre de Fer­nan­da Ru­bí des­apa­re­ci­da ha­ce seis años en Ori­za­ba, y quien ayer par­ti­ci­pó en el Se­gun­do Diá­lo­go por La Paz, la Ver­dad y la Jus­ti­cia rea­li­za­do en el Cen­tro Uni­ver­si­ta­rio Tla­te­lol­co en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

En su par­ti­ci­pa­ción, Sal­ce­do Ji­mé­nez co­mo vo­ce­ra del Mo­vi­mien­to por Nues­tros Des­apa­re­ci­dos en Mé­xi­co, di­jo que en el país hay ca­si 40 mil des­apa­re­ci­dos, 22 mil cuer­pos sin iden­ti­fi­car, mil 100 fo­sas clan­des­ti­nas y 250 mil per­so­nas des­pla­za­das por la vio­len­cia, hay una au­sen­cia del Es­ta­do.

“No ol­vi­da­mos que es­ta deu­da se tie­ne pendiente des­de la mal lla­ma­da gue­rra su­cia, pa­san­do por la gue­rra con­tra el nar­co­trá­fi­co has­ta el día de hoy”.

Y aña­de: “Nues­tro do­lor per­ma­ne­ce y na­ció des­de el mismo ins­tan­te en que nos arre­ba­ta­ron la pre­sen­cia de nues­tras hi­jas e hi­jos, nos im­pul­só a gri­tar­le al sis­te­ma que nos ha­bía fa­lla­do y en to­dos es­tos años he­mos si­do, una y otra vez, víc­ti­mas de las au­to­ri­da­des que se mue­ven en­tre la ne­ga­ción, el ol­vi­do y la com­pli­ci­dad, acom­pa­ña­da por in­do­len­cia, inep­ti­tud y co­rrup­ción”.

En es­te ca­mino, de­ta­lló, no so­lo han vis­to en­fer­mar a sus com­pa­ñe­ros de lu­cha, sino los han vis­to mo­rir y los han te­ni­do que en­te­rrar, es por eso que por ellos, tam­bién se ca­mi­na.

In­di­có que se vi­ve en un país de­vas­ta­do y la­ce­ra­do, país po­bla­do por cien­to de mi­les de víc­ti­mas de la vio­len­cia, “país que clama por la ver­dad, la jus­ti­cia y la paz... he­mos em­pe­za­do esa cons­truc­ción a tra­vés de la bús­que­da de nues­tros se­res que­ri­dos y no va­mos a clau­di­car”.

Se­ña­ló que el Mo­vi­mien­to por Nues­tros Des­apa­re­ci­dos en Mé­xi­co no per­ci­be avan­ces en la im­ple­men­ta­ción de la Ley Ge­ne­ral en ma­te­ria de des­apa­ri­ción for­za­da de per­so­nas, des­apa­ri­ción co­me­ti­da por par­ti­cu­la­res, que si bien se ins­ta­ló la Co­mi­sión Na­cio­nal de Bús­que­da y una Fis­ca­lía Es­pe­cia­li­za­da, no se cuen­ta con re­cur­sos hu­ma­nos y ma­te­ria­les. No se ha ins­ta­la­do el Sis­te­ma Na­cio­nal de Bús­que­da, no hay pre­su­pues­to ni coor­di­na­ción en­tre las ins­ti­tu­cio­nes.

En el Se­gun­do Diá­lo­go por La Paz, la Ver­dad y la Jus­ti­cia es­tu­vie­ron pre­sen­tes el pre­si­den­te elec­to, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, la pró­xi­ma se­cre­ta­ria de Gobernación, Ol­ga Sán­chez Cor­de­ro y el pró­xi­mo sub­se­cre­ta­rio de De­re­chos Hu­ma­nos, Ale­jan­dro En­ci­nas.

Par­ti­ci­pó tam­bién el ac­ti­vis­ta Ja­vier Si­ci­lia, quien en­fá­ti­co di­jo que los per­pe­tra­do­res lle­van nom­bre y ape­lli­do: “Mé­xi­co ha si­do un cam­po de ex­ter­mino al ai­re li­bre”, ex­pre­só. II

He­mos si­do, una y otra vez, víc­ti­mas de las au­to­ri­da­des que se mue­ven en­tre la ne­ga­ción, el ol­vi­do y la com­pli­ci­dad, acom­pa­ña­da por in­do­len­cia, inep­ti­tud y co­rrup­ción‘. Ara­ce­li Sal­ce­do Ji­mé­nez Vo­ce­ra del Mo­vi­mien­to por Nues­tros Des­apa­re­ci­dos

II En el Cen­tro Cul­tu­ral Uni­ver­si­ta­rio Tla­te­lol­co, don­de se lle­vó a ca­bo el even­to, se re­co­gie­ron las his­to­rias y de­man­das de los fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas.SE AGO­TA PRE­SU­PUES­TO

II Fa­mi­lia­res de des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos en el país re­cla­ma­ron jus­ti­cia du­ran­te el Se­gun­do Diá­lo­go por la Paz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.