Hay so­bre­po­bla­ción de pe­rros ca­lle­je­ros

El Mundo de Tecamachalco - - PORTADA - Kas­san­dra Mar­tí­nez EL MUN­DO DE TE­CA­MA­CHAL­CO

PE­RROS

» HAY MA­NA­DAS que su­pe­ran los 10 ani­ma­les.

Te­ca­ma­chal­co.- Un to­tal des­con­trol es el que se ex­pe­ri­men­ta por la des­apa­ri­ción del de­par­ta­men­to de Con­trol Ca­nino. Au­na­do a ello, por el cam­bio de ad­mi­nis­tra­ción, la can­ti­dad de pe­rros ca­lle­je­ros, ha au­men­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te.

Des­de ha­ce po­co más de un mes, el nú­me­ro de pe­rros sin due­ño, que se en­cuen­tran deam­bu­lan­do por las ca­lles, va en in­cre­men­to, los cua­les se con­cen­tran en di­fe­ren­tes pun­tos de la ciu­dad, si­tua­ción que re­pre­sen­ta un ries­go, pues se des­co­no­ce si es­tán va­cu­na­dos o no.

Va­rios ciu­da­da­nos, atri­bu­yen es­te pro­ble­ma a la des­apa­ri­ción del Con­trol Ca­nino Mu­ni­ci­pal, el cual se en­car­ga­ba de dis­mi­nuir el nú­me­ro de pe­rros ca­lle­je­ros en la ciu­dad, so­bre to­do por el te­ma de sa­lud pú­bli­ca.

An­te es­ta si­tua­ción, al­gu­nos pa­dres de fa­mi­lia co­mo Ma­ri­ce­la Te­llo, se han alar­ma­do, pues te­men que al­guno de los su­yos re­sul­te mor­di­do por es­tos ani­ma­les y les trans­mi­tan al­gu­na en­fer­me­dad o in­fec­ción.

Ade­más, la en­tre­vis­ta­da se­ña­ló, que usual­men­te los pe­rros an­dan en ma­na­das y si al­guno de ellos se po­ne agre­si­vo, de for­ma au­to­má- ti­ca, los de­más lo si­guen, lo cual, po­dría des­en­ca­de­nar en un fuer­te ata­que.

“Cla­ro que es preo­cu­pan­te, so­bre to­do por­que se han vis­to ca­sos de ata­ques de jau­rías que cau­san di­ver­sas le­sio­nes... es­pe­re­mos que la pró­xi­ma au­to­ri­dad res­ta­blez­ca el or­den en ese sen­ti­do”, men­cio­nó.

Asi­mis­mo Fé­lix Gon­zá­lez, se­ña­ló que don­de se ven en ma­yor pro­por­ción los pe­rros, es en el par­que y en sus ca­lles ale­da­ñas, así co­mo en el ba­rrio de San Se­bas­tián, por lo que es­pe­ra que la ad­mi­nis­tra­ción en­tran­te lo­gre con­tro­lar es­te pro­ble­ma. “Ya no se pue­de ha­blar am­plia­men­te de ca­sos de ra­bia por­que el ca­lor ya no es muy in­ten­so, pe­ro sí se pue­den pre­sen­tar ata­ques, mor­de­du­ras y des­de lue­go una so­bre­po­bla­ción de pe­rros ca­lle­je­ros que pue­den traer más con­se­cuen­cias sa­ni­ta­rias”, men­cio­nó.

Los en­tre­vis­ta­dos coin­ci­die­ron en que el pro­ble­ma es­tá des­con­tro­la­do, en cier­ta par­te, por el pro­ce­so de cam­bio de au­to­ri­da­des, pe­ro con­fían en que pron­to es­ta­rá so­lu­cio­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.