Ni­ños se di­vier­ten en ban­da mu­si­cal

El Mundo de Tecamachalco - - TU BUENA ESTRELLA - San­dra De la Luz Flo­res EL MUN­DO DE TECAMACHALCO

Tecamachalco.- Una ar­mo­nía de inocen­cia y mú­si­ca, es la que irra­dian ni­ños de la Es­cor­pio­nes Mar­ching Band, per­te­ne­cien­tes a la pri­ma­ria Jo­se­fa Or­tiz de Do­mín­guez. Un ex­ce­len­te escaparate pa­ra el deses­trés y desa­rro­llo de ha­bi­li­da­des de una ma­ne­ra en­tre­te­ni­da y de con­vi­ven­cia.

Des­de el más pe­que­ño de edad, has­ta quien tie­ne ma­yor ex­pe­rien­cia, es co­mo pue­den ver­se los Es­cor­pio­nes que per­te­ne­cen a esa pri­ma­ria ubi­ca­da en San Ma­teo Tlaix­pan, en la que to­dos com­par­ten la mis­ma con­vic­ción, en­tre­gar lo me­jor de sí pa­ra des­ta­car en esa ac­ti­vi­dad que tan­to les gus­ta.

El maes­tro Antonio Lu­na Ma­cho­rro, es quien es­tá a car­go de la ban­da in­fan­til y ha con­se­gui­do sos­te­ner­la a lo lar­go de por lo me­nos 10 años, es­pe­ran­do que se si­gan su­man­do mu­chos más.

El pro­fe­sor com­par­tió que el ca­mino no ha si­do sen­ci­llo, pues to­do ha im­pli­ca­do un sa­cri­fi­cio de pa­dres de fa­mi­lia, di­rec­ti­vos y co­mi­tés que se han en­car­ga­do de ad­qui­rir los ins­tru­men­tos, con los cua­les los ni­ños pue­den dar rien­da suelta a su ta­len­to.

Su­man unos 40 alum­nos de to­dos los gra­dos, des­de pri­me­ro has­ta sex­to, in­clu­so, hay quie­nes des­pués de ha­ber egre­sa­do, con­ti­núan for­man­do par­te de la ale­gre ban­da.

La mú­si­ca tie­ne gran­des be­ne­fi­cios, y uno de ellos -ex­pli­ca el men­tor- en el as­pec­to so­cio­emo­cio­nal: “se han desa­rro­lla­do bas­tan­te en cuan­to a lo cog­ni­ti­vo, pues la mú­si­ca es ex­ce­len­te pa­ra desa­rro­llar más ha­bi­li­da­des”(sic), ex­pu­so, por lo que se ha lo­gra­do una ex­ce­len­te con­vi­ven­cia ar­mo­nio­sa.

Ca­be re­sal­tar que es­te sa­cri­fi­cio no ha si­do en vano, pues los pe­que­ños so­ña­do­res, ya se han pre­sen­ta­do

ALUM­NOS de la pri­ma­ria Jo­se­fa Or­tiz de Do­mín­guez, de San Ma­teo Tlaix­pan, in­te­gran el gru­po Es­cor­pio­nes Mar­ching Band, don­de prac­ti­can los di­fe­ren­tes ins­tru­men­tos mu­si­ca­les

en even­tos de re­nom­bre, co­mo el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Ci­ne, ha­ce tres años en Du­ran­go, y el año pa­sa­do acu­die­ron a uno de los fes­ti­va­les más im­por­tan­tes gas­tro­nó­mi­cos en Mi­choa­cán. Asi­mis­mo, en el des­fi­le de fe­ria de San Miguel El Al­to, en el es­ta­do de Ja­lis­co.

Por si fue­ra po­co, los alum­nos en­sa­yan fuer­te­men­te, pa­ra acu­dir en di­ciem­bre a Ji­quil­pan, Mi­choa­cán y a Pa­ra­cho, asi­mis­mo han par­ti­ci­pa­do en con­cier­tos di­dác­ti­cos y so­bre to­do, han ale­gra­do con su mú­si­ca even­tos lo­ca­les, co­mo el efec­tua­do den­tro de los festejos de Día de Muer­tos.

Las bon­da­des de per­te­ne­cer a la ban­da, es que tam­bién ha ser­vi­do a los in­fan­tes pa­ra me­jo­rar su dis­ci­pli­na, pues mu­chos de ellos es­tán por re­co­men­da­ción de al­gún psi­có­lo­go o te­ra­peu­ta, es­to por­que re­quie­ren de un es­pa­cio pa­ra desa­rro­llar ha­bi­li­da­des fue­ra del au­la.

“Les ha ser­vi­do de mu­cho es­tí­mu­lo, de re­la­ja­ción, la mú­si­ca les ha ayu­da­do en to­dos los sen­ti­dos”, des­ta­có el maes­tro.

Pa­ra per­te­ne­cer a la ban­da, só­lo bas­ta con te­ner el gus­to por la mú­si­ca y las ha­bi­li­da­des se les va desa­rro­llan­do con di­fe­ren­tes téc­ni­cas.

Son dos pro­fe­so­res los que se en­cuen­tran a car­go; Lu­na Ma­cho­rro desa­rro­lla la par­te mu­si­cal en don en­tra el sa­xo­fón, las trom­pe­ta cla­ri­ne­tes, y el maes­tro Cris­ti Cas­tro se en­car­ga de per­cu­sión co tam­bo­res, pla­ti­llos y mul­ti­teno bom­bos.

“De pron­to nos cues­ta muc vol­ver a ini­ciar, pe­ro ha va­li­do pe­na”, ex­pu­so el pro­fe­sor An­to pues las ge­ne­ra­cio­nes van sa­lien y se que­dan los más pe­que­ños.

Aún así, los ni­ños po­nen to­do su par­te pa­ra po­der des­ta­car y lle a ser uno de los de ma­yor ex­per cia, pe­ro prin­ci­pal­men­te, con­tin po­nien­do en al­to el nom­bre de es­cue­la, co­mu­ni­dad y es­ta­do.

EL MAES­TRO ANTONIO Lu­na Ma­cho­rro, cons­tan­te­men­te prác­ti­ca con los alum­nos de la pri­ma­ria Jo­se­fa Or­tiz de Do­mín guez, pa­ra in­ter­pre­tar a la per­fec­ción las me­lo­días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.