El PP re­sis­te y el PSOE sube con fuer­za du­ran­te la cri­sis ca­ta­la­na

Las dos for­ma­cio­nes pier­den te­rreno en un mo­men­to de má­xi­ma ten­sión política de­bi­do a Ca­ta­lu­ña El PP no acu­sa des­gas­te por su ges­tión an­te el ór­da­go se­ce­sio­nis­ta, mien­tras que el PSOE ex­pe­ri­men­ta una subida de tres pun­tos

El Mundo - - PORTADA - POR RAÚL PIÑA Y DA­NIEL G. SAS­TRE /

Po­de­mos pier­de dos pun­tos y Cs uno y me­dio en los me­ses en los que se ha con­su­ma­do el gol­pe in­de­pen­den­tis­ta

Los ‘po­pu­la­res’ si­guen por en­ci­ma del 30% y los so­cia­lis­tas lo­gran su ma­yor ven­ta­ja so­bre Po­de­mos en dos años

El 65% de­nun­cia que los in­de­pen­den­tis­tas uti­li­za­ron los aten­ta­dos de Bar­ce­lo­na y Cam­brils con fi­nes po­lí­ti­cos

La lla­ma­da nue­va política emer­gió con el pro­pó­si­to de re­ge­ne­rar los me­ca­nis­mos de la vi­da política. Ofre­cían ai­re nue­vo. Sin em­bar­go, en su ma­qui­na­ria se apre­cia cier­to pa­rón, des­gas­te. Tan­to Uni­dos Po­de­mos co­mo Ciu­da­da­nos em­ba­rran­can en sus as­pi­ra­cio­nes elec­to­ra­les, pre­ci­sa­men­te en un con­tex­to po­lí­ti­co de má­xi­ma ten­sión y com­ple­ji­dad por el desafío in­de­pen­den­tis­ta de Ca­ta­lu­ña. La de­mos­co­pia mues­tra que la so­cie­dad pa­re­ce de­po­si­tar su con­fian­za en mo­men­tos co­mo el ac­tual en los par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas clá­si­cos. Así, Po­de­mos y Ciu­da­da­nos ba­jan en su in­ten­ción de vo­to, se­gún se des­pren­de de la en­cues­ta de Sig­ma Dos pa­ra EL MUN­DO. La for­ma­ción mo­ra­da, con un 19,5%, y los

na­ran­jas, con un 12,7%, pier­den te­rreno res­pec­to a la úl­ti­ma en­cues­ta ofre­ci­da por es­te dia­rio en ma­yo –21,6% y 14,3%, res­pec­ti­va­men­te–.

Fren­te a es­te re­tro­ce­so de las for­ma­cio­nes de Pa­blo Igle­sias y Al­bert Ri­ve­ra, el PP se man­tie­ne con un 30,8% de in­ten­ción de vo­to –en ma­yo con­ta­ba con un 31,1%– y el PSOE re­gis­tra una im­por­tan­te subida, pa­san­do del 23,5% al 26,4%. Los gran­des par­ti­dos con­so­li­dan su po­si­ción an­te los nue­vos, jus­to cuan­do más con­sis­ten­cia de­man­da la so­cie­dad pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma de Ca­ta­lu­ña.

El tra­ba­jo de cam­po de es­ta en­cues­ta, con una mues­tra de 1.000 en­tre­vis­tas, se reali­zó del 4 al 7 de sep­tiem­bre. Es­to es, du­ran­te la pre­sen­te se­ma­na, con la es­tra­te­gia de ca­da uno de los cua­tro gran­des par­ti­dos ya de­fi­ni­da y con el Par­la­ment con­su­man­do su gol­pe a la le­ga­li­dad.

En los úl­ti­mos me­ses, la ac­tua­li­dad política ha es­ta­do mo­no­po­li­za­da por el con­flic­to ca­ta­lán. Fren­te a las crí­ti­cas de la opo­si­ción por su in­mo­vi­lis­mo y fal­ta de ini­cia­ti­va, el Go­bierno si­gue con­tan­do con el res­pal­do de sus vo­tan­tes. Ape­nas cae tres dé­ci­mas res­pec­to a la en­cues­ta de Sig­ma Dos del mes de ma­yo.

El Eje­cu­ti­vo de Ma­riano Ra­joy ha apos­ta­do por una res­pues­ta me­su­ra­da, pro­por­cio­nal al desafío lan­za­do por los in­de­pen­den­tis­tas. «To­dos los es­ce­na­rios es­tán con­tem­pla­dos», se reite­ra­ba des­de Mon­cloa. El pre­si­den­te del Go­bierno ha ar­ma­do un fren­te co­mún jun­to a PSOE y Ciu­da­da­nos, que han mos­tra­do su «apo­yo sin fi­su­ras» a las de­ci­sio­nes del Go­bierno. Las tres for­ma­cio­nes su­man el 70% de la in­ten­ción de vo­to. Una cla­ra ma­yo­ría. Po­de­mos per­ma­ne­ce al mar­gen de es­te fren­te co­mún que ha ar­ti­cu­la­do Mon­cloa, que re­cuer­da que se­gún «con quien ha­bles» en el par­ti­do mo­ra­do «di­cen una co­sa u otra».

Por su par­te, Pe­dro Sán­chez ha apos­ta­do por de­jar las si­glas a un la­do y ce­rrar fi­las con Ra­joy. El lí­der so­cia­lis­ta ha con­se­gui­do re­vi­ta­li­zar las cons­tan­tes vi­ta­les de su for­ma­ción has­ta lle­gar a si­tuar­la a 4,4 pun­tos de dis­tan­cia del PP, cuan­do en ma­yo la bre­cha en­tre am­bos era de 7,6 pun­tos.

El cre­ci­mien­to del PSOE es a cos­ta de Po­de­mos y de Ciu­da­da­nos. Los

va­sos co­mu­ni­can­tes de vo­tos en­tre los so­cia­lis­tas y los mo­ra­dos pa­re­cen trans­cu­rrir con más flui­dez ha­cia la se­de de Sán­chez, que cum­ple, se­gún los da­tos de Sig­ma Dos, con su pro­me­sa de si­tuar a su par­ti­do co­mo lí­der in­dis­cu­ti­ble de la opo­si­ción.

Mien­tras, la di­rec­ción de Ciu­da­da­nos con­fia­ba en que el re­gre­so de Sán­chez y su apues­ta por po­si­cio­na­mien­tos mu­cho más es­co­ra­dos a la iz­quier­da les per­mi­tie­ra pes­car vo­tos en­tre los so­cia­lis­tas mo­de­ra­dos. Los nú­me­ros no ava­la­rían es­ta pers­pec­ti­va.

ADIÓS AL ‘SORPASSO’

Los sie­te pun­tos de ven­ta­ja del PSOE so­bre Po­de­mos es la ma­yor ven­ta­ja de los so­cia­lis­tas en los úl­ti­mos dos años. El sorpasso apa­re­ce ya co­mo re­cuer­do his­tó­ri­co. Un me­ro fan­tas­ma.

La for­ma­ción que li­de­ra Pa­blo Igle­sias pier­de des­de ma­yo 2,1 pun­tos. Sus gui­ños al in­de­pen­den­tis­mo, sus am­bi­güe­da­des y has­ta con­tra­dic­cio­nes le pa­san fac­tu­ra. La fa­lli­da mo­ción de cen­su­ra contra Ra­joy tam­bién sem­bró des­con­cier­to y du­das. Su pa­pel, en oca­sio­nes des­di­bu­ja­do en el Con­gre­so, tam­bién ju­ga­ría en su contra.

A la ba­ja es­tá tam­bién Ciu­da­da­nos, que se de­ja des­de la en­cues­ta de ma­yo 1,6 pun­tos. La for­ma­ción de Al­bert Ri­ve­ra, que li­de­ra la opo­si­ción en Ca­ta­lu­ña, se po­si­cio­nó des­de el pri­mer mo­men­to con el Go­bierno y la apli­ca­ción de la ley. Pe­ro los cons­tan­tes feos del Eje­cu­ti­vo, ne­gán­do­se a cum­plir al­gu­nas de las me­di­das pac­ta­das, lo si­túan en un pa­pel com­ple­jo. Su rol a me­dio ca­mino en­tre so­cio de Ra­joy y alia­do de la opo­si­ción, pa­ra evi­tar ser iden­ti­fi­ca­do co­mo mu­le­ta del PP, pro­du­ce cier­tas in­ter­fe­ren­cias en­tre el elec­to­ra­do. El dis­cur­so más trans­ver­sal que man­tie­ne en Ca­ta­lu­ña du­ran­te los úl­ti­mos me­ses, cu­na de es­ta for­ma­ción y don­de arrai­gó gra­cias a un men­sa­je du­ro, con­tun­den­te contra el na­cio­na­lis­mo, es una va­ria­ble tam­bién a te­ner en cuen­ta.

Si com­pa­ra­mos la fo­to­gra­fía ac­tual que ofre­ce Sig­ma Dos con los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les de 2016, sal­vo el PSOE, el res­to de for­ma­cio­nes pier­de fue­lle. El PP se de­ja 2,2 pun­tos, Po­de­mos cae 1,6 y Ciu­da­da­nos re­tro­ce­de 0,4 pun­tos. Por contra, el PSOE ex­pe­ri­men­ta un cre­ci­mien­to de 3,7 pun­tos.

En cuan­to a la va­lo­ra­ción de los lí­de­res po­lí­ti­cos, Pe­dro Sán­chez man­tie­ne su idi­lio con la de­mos­co­pia. Es el lí­der me­jor va­lo­ra­do, con una pun­tua­ción de 4,28. Se im­po­ne a Al­bert Ri­ve­ra (4,18) y a Ma­riano Ra­joy (4,09). Pa­blo Igle­sias es el peor va­lo­ra­do (3,36), sien­do su­pe­ra­do, in­clu­so, por Al­ber­to Gar­zón (3,53). En­tre los vo­tan­tes de Po­de­mos, Igle­sias lo­gra una no­ta del 5,38 fren­te al 5,22 de Gar­zón. No se im­po­ne de ma­ne­ra cla­ra.

Los vo­tan­tes del PP va­lo­ran me­jor a Al­bert Ri­ve­ra que los de Ciu­da­da­nos a Ma­riano Ra­joy. El lí­der na­ran­ja lo­gra un 5,1 en­tre el elec­to­ra­do del PP, mien­tras que quie­nes vo­ta­ron a Cs con­ce­den un 4,3 al pre­si­den­te del Go­bierno.

EL MUN­DO

FUEN­TE: SIG­MA DOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.