«Ha­brá im­pli­ca­cio­nes ne­ga­ti­vas pa­ra Es­pa­ña»

Moody’s advierte de las con­se­cuen­cias eco­nó­mi­cas que ten­dría pa­ra el país la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña

El Mundo - - ECONOMÍA - MA­RÍA HERNÁNDEZ

La cre­cien­te ten­sión so­be­ra­nis­ta en­tre Ca­ta­lu­ña y el Go­bierno cen­tral trae­rá con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia de am­bos. Es una de las hi­pó­te­sis prin­ci­pa­les que ma­ne­jan los in­ver­so­res pe­ro, por si al­guien du­da­ba, Moody’s lo ha di­cho fir­me a tra­vés de uno de sus in­for­mes: «La in­de­pen­den­cia ca­ta­la­na po­dría te­ner im­pli­ca­cio­nes ne­ga­ti­vas pa­ra el cré­di­to de Es­pa­ña» y tam­bién aca­rrea­ría con­se­cuen­cias si­mi­la­res pa­ra la Ge­ne­ra­li­tat.

Una hi­po­té­ti­ca es­ci­sión ca­ta­la­na «de­bi­li­ta­ría la for­ta­le­za eco­nó­mi­ca del país», sos­tie­ne el do­cu­men­to de la agen­cia ela­bo­ra­do por Sa­rah Carl­son, vi­ce­pre­si­den­ta del Gru­po de Ries­go So­be­rano, y la ana­lis­ta Ma­ri­sol Bláz­quez. Am­bas des­ta­can el pe­so eco­nó­mi­co y de­mo­grá­fi­co de la co­mu­ni­dad en el con­jun­to del país, ya que «apor­ta apro­xi­ma­da­men­te el 19% del PIB es­pa­ñol y re­pre­sen­ta el 16% de su po­bla­ción, con un PIB per cá­pi­ta su­pe­rior al pro­me­dio nacional».

Moody’s tie­ne pen­dien­te de­ci­dir el pró­xi­mo 20 de oc­tu­bre si Es­pa­ña re­cu­pe­ra el ni­vel A de sol­ven­cia des­de el Baa2 es­ta­ble en el que se si­túa ac­tual­men­te. Sin em­bar­go, el de­te­rio­ro de las re­la­cio­nes po­lí­ti­cas en­tre el Go­vern de Car­les Puig­de­mont y el Eje­cu­ti­vo de Ma­riano Ra­joy po­dría dar al tras­te con las pre­vi­sio­nes que apun­ta­ban a una mejora de la va­lo­ra­ción. Te­nien­do en cuen­ta que la ca­li­fi­ca­ción de las agencias sirve de brú­ju­la pa­ra los mer­ca­dos, es­to su­pon­dría que Es­pa­ña, sus em­pre­sas y sus en­ti­da­des ten­drían más di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der a la fi­nan­cia­ción y ten­drían que pa­gar más in­tere­ses pa­ra afron­tar sus com­pro­mi­sos de deu­da.

Ca­ta­lu­ña, por su par­te, se si­túa en el es­ca­lón Ba3 con pers­pec­ti­va ne­ga­ti­va, lo que sig­ni­fi­ca que en una fu­tu­ra re­vi­sión, Moody’s po­dría de­gra­dar­la aún más den­tro del ni­vel del bono ba­su­ra.

En cual­quier ca­so, la in­de­pen­den­cia no es el es­ce­na­rio que ma­ne­jan ni Moody’s ni los in­ver­so­res en ge­ne­ral, cu­yas pre­vi­sio­nes se rea­li­zan so­bre la ba­se de que Ca­ta­lu­ña se­gui­rá sien­do par­te del Es­ta­do. Lo que no es­tá tan cla­ro es si las re­la­cio­nes po­lí­ti­cas y co­mer­cia­les se man­ten­drán co­mo has­ta aho­ra y es­to tam­bién puede ser un ele­men­to clave en los pró­xi­mos me­ses.

Moody’s no des­car­ta un au­men­to de la des­cen­tra­li­za­ción re­gio­nal, si bien se­ña­la que Es­pa­ña ya es uno de los paí­ses de la UE más avan­za­dos en es­te sen­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.