El 3% se ur­dió en Ca­ta­lu­ña «al más al­to ni­vel po­lí­ti­co»

An­ti­co­rrup­ción y el juez afir­man que la tra­ma la mon­ta­ron «per­so­nas de gran po­de­río en CDC» que co­bra­ban por dar «in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da»

El Mundo - - PORTADA - ES­TE­BAN URREIZTIETA

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción sos­tie­ne que la tra­ma del 3% se ur­dió «al más al­to ni­vel po­lí­ti­co» por par­te de miem­bros «in­flu­yen­tes, re­le­van­tes y con gran po­de­río en Con­ver­gèn­cia De­mo­crá­ti­ca de Ca­ta­lu­ña (CDC)» que «fil­tra­ban in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da» a cam­bio de co­mi­sio­nes ca­mu­fla­das a tra­vés de «fun­da­cio­nes ins­tru­men­ta­les».

El juez que ins­tru­ye el es­cán­da­lo aca­ba de ava­lar to­das las en­tra­das y re­gis­tros prac­ti­ca­dos ba­sán­do­se en un con­tun­den­te in­for­me del Mi­nis­te­rio Público, al que ha te­ni­do ac­ce­so EL MUN­DO, que po­ne en va­lor el ma­te­rial in­ter­ve­ni­do y de­ta­lla el fun­cio­na­mien­to de la tra­ma.

An­ti­co­rrup­ción apun­ta a la ca­be­za del Go­bierno ca­ta­lán to­da vez que en las re­da­das fue con­fis­ca­do un ma­nus­cri­to a uno de los con­tra­tis­tas que, en 2014, de­jó ano­ta­do que «ven­de­ría» su ofer­ta «al más al­to ni­vel po­lí­ti­co», pre­ci­san­do ade­más la iden­ti­dad de su in­ter­lo­cu­tor: «Pre­si­den­te».

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción con­si­de­ra acre­di­ta­do has­ta el mo­men­to que la tra­ma del 3% fue ur­di­da me­dian­te «con­tac­tos al más al­to ni­vel en la po­lí­ti­ca ca­ta­la­na» que fil­tra­ban «in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da» a los grandes em­pre­sa­rios a cam­bio de cuan­tio­sas co­mi­sio­nes.

El Mi­nis­te­rio Público ha ela­bo­ra­do un in­for­me, al que ha te­ni­do ac­ce­so EL MUN­DO, que aca­ba de ser uti­li­za­do por el juez de El Ven­drell que ins­tru­ye el ca­so pa­ra ava­lar la le­ga­li­dad de la úl­ti­ma olea­da de re­gis­tros prac­ti­ca­dos.

La re­da­da más re­cien­te tu­vo lu­gar el pa­sa­do mes de fe­bre­ro en al­gu­nos de los grandes con­tra­tis­tas de obra pú­bli­ca in­ves­ti­ga­dos: Opro­ler, Gru­po So­ler, Co­pi­sa y Ro­ga­sa. A es­tas com­pa­ñías les fue­ron in­ter­ve­ni­dos li­bros de con­ta­bi­li­dad, agen­das y ma­te­rial in­for­má­ti­co.

An­ti­co­rrup­ción sub­ra­ya que el ma­te­rial con­fis­ca­do a al­gu­nos de los prin­ci­pa­les eje­cu­ti­vos de es­tas cons­truc­to­ras «men­cio­nan reunio­nes con per­so­nas muy in­flu­yen­tes y con gran po­de­río en el par­ti­do po­lí­ti­co CDC (Con­ver­gén­cia De­mo­crá­ti­ca de Ca­ta­lu­ña), ade­más de ha­cer­lo con otras que ocu­pan pues­tos re­le­van­tes». Se re­fie­re en es­te úl­ti­mo ca­so, por ci­tar al­gu­nos ejem­plos, al ex te­so­re­ro del par­ti­do An­dreu Vi­lo­ca o al ex con­ce­jal con­ver­gen­te del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na An­to­ni Vi­ves.

Es­pe­cial­men­te ilus­tra­ti­vo a cri­te­rio de los in­ves­ti­ga­do­res es uno de los con­cur­sos pú­bli­cos ba­jo sos­pe­cha, el de los tú­ne­les en la Pla­za de las Glo­rias, que as­cen­dió a 65,6 mi­llo­nes de eu­ros.

En es­te pro­ce­di­mien­to los im­pli­ca­dos «ha­cen alu­sión», des­ta­can los fis­ca­les, a la ne­ce­si­dad de «ven­der la UTE (Unión Tem­po­ral de Em­pre­sas) al más al­to ni­vel po­lí­ti­co» en una ano­ta­ción fe­cha­da el 25 de no­viem­bre de 2014. A lo que aña­den a con­ti­nua­ción de su pu­ño y le­tra: «Pre­si­den­te».

Esa coa­li­ción em­pre­sa­rial, que re­sul­tó fi­nal­men­te be­ne­fi­cia­da de la que es­tá con­si­de­ra­da co­mo una «ad­ju­di­ca­ción ilí­ci­ta», es­ta­ba in­te­gra­da por Co­pi­sa, Com­sa, Be­ni­to Arno e Hi­jos y Ro­ga­sa».

En es­ta mis­ma lí­nea pre­ci­sa An­ti­co­rrup­ción que «a los po­cos días, el uno de di­ciem­bre de 2014» uno de los di­rec­ti­vos de las cons­truc­to­ras «confirma me­dian­te un OK una reunión con Cór­ce­ga pa­ra el te­ma de las Glo­rias», en alu­sión a que «en di­cha ca­lle se en­con­tra­ba la se­de de CDC».

Am­bas referencias, las de «Pre­si­den­te» y la de «Cór­ce­ga», que si­túan la tra­ma en la ca­be­za del Go­bierno ca­ta­lán, fue­ron des­ve­la­das por pri­me­ra vez por EL MUN­DO en sep­tiem­bre de 2016.

En es­te sen­ti­do se re­pro­du­ce con­ti­nua­men­te, a jui­cio de la Fis­ca­lía, el mis­mo «mo­dus ope­ran­di» en to­dos los con­cur­sos ras­trea­dos. Con­sis­tía, en re­su­men, en que los ad­ju­di­ca­ta­rios de con­tra­tos pú­bli­cos ama­ña­dos por la Ge­ne­ra­li­tat rea­li­za­ban en­tre­gas de fon­dos a las «fun­da­cio­nes ins­tru­men­ta­les de CDC». Así, en el re­fe­ri­do ca­so del con­cur­so de los tú­ne­les de las Glo­rias, la cons­truc­to­ra Co­pi­sa «en­tre­gó la su­ma de 115.000 eu­ros en­cu­bier­ta en for­ma de do­na­ción», cuan­do sus eje­cu­ti­vos se jac­ta­ban «un mes an­tes» de la li­ci­ta­ción de «te­ner ad­ju­di­ca­dos dos lo­tes».

An­ti­co­rrup­ción des­ta­ca al ex con­se­je­ro de­le­ga­do de Co­pi­sa, Xavier Tau­ler, co­mo una de las per­so­nas «que rea­li­za el pa­pel de con­se­gui­dor en la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca ca­ta­la­na, en­tre otras co­sas de­bi­do a sus con­tac­tos con per­so­nas de gran in­fluen­cia so­cial y po­lí­ti­ca en la sociedad ca­ta­la­na».

Y re­cal­ca que en otras obras pú­bli­cas exa­mi­na­das han si­do des­cu­bier­tas «has­ta cua­tro do­na­cio­nes emi­ti­das en for­ma de che­que y en­cu­bier­tas me­dian­te do­na­cio­nes a las fun­da­cio­nes ads­cri­tas al par­ti­do po­lí­ti­co CDC».

Dán­do­se la cir­cuns­tan­cia de que «di­chas do­na­cio­nes en al­gu­na oca­sión se rea­li­zan el mis­mo día o el día in­me­dia­ta­men­te pos­te­rior» a la fe­cha en la que los eje­cu­ti­vos de las cons­truc­to­ras se reunían con el ex te­so­re­ro Vi­lo­ca.

El juez de El Ven­drell re­cuer­da que en es­te ca­so «se in­ves­ti­gan pre­sun­tos de­li­tos gra­ves, tan­to por la pe­na que po­drían im­pli­car al­gu­nos de ellos, es­pe­cial­men­te los de blan­queo de ca­pi­ta­les, cohe­cho y mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos, así co­mo tam­bién por el bien ju­rí­di­co pro­te­gi­do», por lo que con­si­de­ra ajus­ta­dos a De­re­cho los re­gis­tros prac­ti­ca­dos en fe­bre­ro de es­te año y re­cha­za los re­cur­sos in­ter­pues­tos por los im­pli­ca­dos.

En­tre ellos los de la re­pre­sen­ta­ción pro­ce­sal del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na o del Con­sis­to­rio de To­rre­dem­ba­rra. Di­chos re­cur­sos so­li­ci­ta­ban «la ex­pul­sión de to­do el ma­te­rial ob­te­ni­do» y «de­jar sin efec­to to­das las di­li­gen­cias».

Los ma­nus­cri­tos in­ter­ve­ni­dos re­ve­lan los con­tac­tos con la cú­pu­la na­cio­na­lis­ta El juez de­fien­de los re­gis­tros y re­cal­ca el va­lor del ma­te­rial in­ter­ve­ni­do

AN­TO­NIO MO­RENO

Agen­tes de la Guar­dia Ci­vil re­gis­tran la se­de de la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia por el ‘ca­so del 3%’, en oc­tu­bre de 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.