Los al­cal­des del PSC se re­be­lan con­tra la «in­ti­mi­da­ción y las ame­na­zas» del se­pa­ra­tis­mo

De­nun­cian pre­sio­nes y ame­na­zas por ne­gar­se a par­ti­ci­par en la vo­ta­ción del 1-O

El Mundo - - PORTADA - JAVIER OMS

Los edi­les del PSC han da­do un pa­so más en su opo­si­ción al re­fe­rén­dum ile­gal del 1 de oc­tu­bre y en un ma­ni­fies­to se re­be­lan con­tra las ame­na­zas.

Los al­cal­des del PSC se han re­be­la­do con­tra la cam­pa­ña de pre­sión que ase­gu­ran que el soberanismo y su en­torno ha ac­ti­va­do so­bre ellos. En un ma­ni­fies­to di­fun­di­do ayer, los edi­les so­cia­lis­tas de 350 mu­ni­ci­pios ca­ta­la­nes de­nun­cian una ofen­si­va con­sis­ten­te en «pre­sio­nes, ame­na­zas e in­sul­tos» a los que es­tán sien­do so­me­ti­dos por ne­gar­se a ce­der lo­ca­les mu­ni­ci­pa­les pa­ra la vo­ta­ción u opo­ner­se a una ci­ta sus­pen­di­da por el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal (TC).

El co­mu­ni­ca­do se di­fun­dió coin­ci­dien­do con la pre­sen­cia en San­ta Co­lo­ma de Gra­me­net (Bar­ce­lo­na) del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pe­dro Sán­chez, don­de sa­lió en de­fen­sa de los al­cal­des de su par­ti­do que se nie­gan a co­la­bo­rar con el 1-O: «La ra­zón es­tá de vues­tro la­do». En el mis­mo ac­to, el pri­mer se­cre­ta­rio del PSC, Mi­quel Ice­ta, ci­tó ejem­plos de las ame­na­zas con­cre­tas. Men­cio­nó «una fo­to en Ta­rra­go­na de so­cia­lis­tas con una so­ga en el cue­llo pa­ra col­gar­los» e in­sul­tos a los edi­les de L’Hos­pi­ta­let de l’In­fant (Ta­rra­go­na) y Pa­lau-So­li­tà i Ple­ga­mans (Bar­ce­lo­na), in­for­ma Eu­ro­pa Press. Tam­bién le­yó una ame­na­za de muer­te que re­ci­bió la al­cal­de­sa de San­ta Co­lo­ma, Nú­ria Par­lon. «Char­ne­ga de mier­da no os que­re­mos en Ca­ta­lu­ña. Iros de aquí, mo­ríos de ham­bre», re­ci­tó Ice­ta, quien atri­bu­yó el au­men­to de la cris­pa­ción a las «pa­la­bras irres­pon­sa­bles y te­me­ra­rias» del pre­si­dent de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puigdemont.

El do­cu­men­to di­fun­di­do ayer car­ga con du­re­za con­tra el Go­vern –al que acu­san de ha­ber­se «ra­di­ca­li­za­do»– cuan­do fal­tan só­lo tres se­ma­nas pa­ra la vo­ta­ción y de­nun­cian que se tras­pa­se «a los ayun­ta­mien­tos gran par­te de los pre­pa­ra­ti­vos del 1O» pa­ra que la Ge­ne­ra­li­tat es­qui­ve cul­pas y se se­ña­le «hi­pó­cri­ta­men­te a aque­llos ayun­ta­mien­tos que han de­ci­di­do cum­plir la ley».

Los re­pre­sen­tan­tes so­cia­lis­tas ase­gu­ran en su es­cri­to que no quie­ren «ca­llar­se ni es­con­der­se» an­te las pre­sio­nes. Una ac­ti­tud que plas­man en un tex­to de car­ga iné­di­ta has­ta el mo­men­to con­tra el re­fe­rén­dum por par­te de re­pre­sen­tan­tes pú­bli­cos. «En los úl­ti­mos días he­mos vis­to có­mo se nos pre­sio­na­ba, se nos se­ña­la­ba con el de­do, se nos in­sul­ta­ba e in­clu­so se nos ame­na­za­ba, a cau­sa de nues­tro po­si­cio­na­mien­to ha­cia el re­fe­rén­dum ile­gal del 1-O», de­nun­cian. Un «cli­ma po­lí­ti­co» del que acu­san a «di­ver­sas for­ma­cio­nes y en­ti­da­des» a las que no se­ña­lan di­rec­ta­men­te pe­ro a las que cul­pan de azu­zar el aco­so pa­ra que fa­ci­li­ten el 1-O.

«So­mos al­cal­des y con­ce­ja­les de más de 350 ciu­da­des y pue­blos de Ca­ta­lu­ña. Ha­bla­mos en nom­bre de las de­ce­nas de mi­les de per­so­nas que nos han vo­ta­do di­rec­ta­men­te y nos han da­do con­fian­za, de nues­tro par­ti­do, de no­so­tros mis­mos y de to­da la gen­te que, nos vo­te o no, con­fía en el PSC co­mo una for­ma­ción ca­ta­la­nis­ta, fe­de­ra­lis­ta, res­pon­sa­ble, pro­fun­da­men­te de­mo­crá­ti­ca y abier­ta al diá­lo­go», co­mien­za un tex­to fir­ma­do por los al­cal­des de ciu­da­des co­mo L’Hos­pi­ta­let de Llo­bre­gat, Te­rras­sa, Llei­da, Ta­rra­go­na, Mataró, San­ta Co­lo­ma de Gra­me­net, Cor­ne­llà de Llo­bre­gat, Sant Boi de Llo­bre­gat, Vi­la­de­cans, El Prat de Llo­bre­gat y Cas­tell­de­fels.

El ma­ni­fies­to sos­tie­ne que los al­cal­des so­cia­lis­tas se nie­gan a «acep­tar que ha­ya una úni­ca vi­sión de Ca­ta­lu­ña o una úni­ca vi­sión de Es­pa­ña. So­mos y se­gui­re­mos sien­do una sociedad plu­ral, que no se de­ja li­mi­tar en­tre los ex­tre­mos del blan­co o el ne­gro, del con­mi­go o con­tra mí», agre­gan. Tam­bién reivin­di­can «el de­re­cho a la ple­na li­ber­tad de ex­pre­sión, sin nin­gún ti­po de in­ti­mi­da­ción, dis­cri­mi­na­ción o ame­na­za, ven­ga de don­de ven­ga», ad­vier­ten.

Los al­cal­des del PSC re­cuer­dan en su car­ta que son «ex­clu­si­va­men­te el Go­vern y las for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas y en­ti­da­des que le dan apo­yo las que im­pul­san el re­fe­rén­dum ile­gal, las mo­vi­li­za­cio­nes que lo acom­pa­ñan y la desobe­dien­cia a las le­yes» en una ac­ción que va con­tra «la jus­ti­cia y los fun­da­men­tos y va­lo­res de las de­mo­cra­cias eu­ro­peas y oc­ci­den­ta­les». Un «ca­mino ex­tre­mis­ta y de ra­di­ca­li­za­ción» al que acu­san al Go­vern de que­rer «arras­trar a to­do el país».

Pe­dro Sán­chez di­jo du­ran­te el ac­to de San­ta Co­lo­ma de Gra­me­net que el in­de­pen­den­tis­mo «tie­ne to­do el de­re­cho a de­fen­der su cau­sa, pe­ro siem­pre den­tro de la le­ga­li­dad y el es­ta­do de de­re­cho». Ade­más, avi­só de que «si su­pera la le­ga­li­dad, pier­de la ra­zón. Y la ra­zón es­tá de vues­tro la­do», di­jo.

EFE

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pe­dro Sán­chez, sa­lu­da ayer a la al­cal­de­sa de Hos­pi­ta­let en el ac­to con car­gos del PSC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.