Huel­ga ins­ti­tu­cio­nal en Ca­ta­lu­ña y ase­dio ca­lle­je­ro al Estado

Nue­va jor­na­da de ten­sión ciu­da­da­na por el pa­ro pro­mo­vi­do por el Go­vern

El Mundo - - PORTADA - M. T. CO­CA / J. RIBALAYGUE BARCELONA

Ca­ta­lu­ña vi­vió ayer una mul­ti­tu­di­na­ria jor­na­da de mo­vi­li­za­cio­nes pro­mo­vi­das por el Go­vern, con su con­vo­ca­to­ria de pa­ro, y la huel­ga ge­ne­ral de sin­di­ca­tos mi­no­ri­ta­rios. El se­gui­mien­to de los pa­ros fue am­plio es­pe­cial­men­te en la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, en la edu­ca­ción, la sa­ni­dad y el trans­por­te pú­bli­co, lo que llevó a pa­ra­li­zar la ac­ti­vi­dad en mu­chos pun­tos de la co­mu­ni­dad.

Las mo­vi­li­za­cio­nes, que lla­ma­ban a una res­pues­ta en la ca­lle contra la ac­tua­ción po­li­cial des­ple­ga­da el 1-O, fue­ron acom­pa­ña­das de ten­sión en los dis­tin­tos lu­ga­res en los que se or­ga­ni­za­ron pro­tes­tas contra las fuer­zas y cuer­pos de se­gu­ri­dad del Estado.

Ca­ta­lu­ña se pa­ra­li­zó a me­dias. La con­vo­ca­to­ria de un pa­ro en la in­dus­tria y los ser­vi­cios con­vo­ca­do por las fe­de­ra­cio­nes sin­di­ca­les ca­ta­la­nas, las pa­tro­na­les y las en­ti­da­des so­cia­les, ade­más de las so­be­ra­nis­tas ANC y Òmnium Cul­tu­ral pa­ra de­nun­ciar «la ac­tua­ción de las fuer­zas de se­gu­ri­dad el 1-O», fue se­gui­da am­plia­men­te.

La huel­ga ge­ne­ral a la que se ha­bía lan­za­do la CGT y la In­ter­sin­di­cal IAC, y que con­tó con el re­cha­zo de los sin­di­ca­tos ma­yo­ri­ta­rios CCOO, UGT y CSIF y la prin­ci­pal pa­tro­nal Fo­men­to del Tra­ba­jo por in­ter­pre­tar que res­pon­día a in­tere­ses po­lí­ti­cos, se vio des­bor­da­da por el im­pul­so de la Ge­ne­ra­li­tat y de las aso­cia­cio­nes so­be­ra­nis­tas. La lla­ma­ron «pa­ro de país» pa­ra vol­ver a to­mar la ca­lle en su desafío al Estado.

Fue de­ter­mi­nan­te la ad­he­sión de la to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes ca­ta­la­nas y el de­cre­to de ser­vi­cios mí­ni­mos que es­ta­ble­ció la Con­se­je­ría de Tra­ba­jo de só­lo el 25% en el trans­por­te pú­bli­co, con lo que el pa­ro tu­vo es­pe­cial in­ci­den­cia en la mo­vi­li­dad. Mu­chos ciu­da­da­nos se vie­ron atra­pa­dos en co­las ki­lo­mé­tri­cas por los cor­tes via­rios des­de pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na.

El se­gui­mien­to fue así ma­si­vo en la fun­ción pú­bli­ca, y es­pe­cial­men­te en las uni­ver­si­da­des y los ins­ti­tu­tos. Fue nu­me­ro­so en las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas y en el co­mer­cio. Tam­bién se hi­zo un lla­ma­mien­to ma­si­vo a di­ver­sas con­cen­tra­cio­nes por to­do el te­rri­to­rio que hi­cie­ron las en­ti­da­des y agru­pa­cio­nes que con­flu­ye­ron en la Me­sa pa­ra la De­mo­cra­cia y que, por la tar­de, se cen­tra­ron en dos pun­tos de Barcelona pa­ra unir­se en la pla­za de la Ca­te­dral, en pleno cen­tro de la ciu­dad.

Des­de pri­me­ra ho­ra, la jor­na­da se vio mar­ca­da por los cor­tes de las ca­rre­te­ras por ma­ni­fes­tan­tes y los agri­cul­to­res con trac­to­res –lle­ga­ron a mo­vi­li­zar unos 5.000, se­gún el sin­di­ca­to agra­rio– y el ce­se de la ac­ti­vi­dad en en­cla­ves eco­nó­mi­cos de­ter­mi­nan­tes como Mer­ca­bar­na o los puer­tos de Barcelona y Ta­rra­go­na. En cuan­to a ae­ro­puer­tos, no se can­ce­ló nin­gún vue­lo y los ae­ró­dro­mos de Barcelona-El Prat, Gi­ro­na-Cos­ta Bra­va, Reus y Sa­ba­dell ope­ra­ron con nor­ma­li­dad.

Los co­mer­cios, los que no ce­rra­ron, se agre­ga­ron gra­dual­men­te. Las per­sia­nas per­ma­ne­cie­ron ba­ja­das en el 95% de los es­ta­ble­ci­mien­tos de Ca­ta­lu­ña, se­gún da­tos de las agru­pa­cio­nes de co­mer­cian­tes, por­que el cie­rre pa­tro­nal lle­gó a ser del 80%. Ade­más, en las prin­ci­pa­les ciu­da­des y en es­pe­cial en Barcelona, des­pués del in­ten­to de aper­tu­ra de gran­des al­ma­ce­nes y es­ta­ble­ci­mien­tos de las ca­de­nas y fran­qui­cias, a me­dia ma­ña­na se pu­so el cie­rre an­te la ava­lan­cha de ma­ni­fes­tan­tes y las mues­tras de pro­tes­ta en la en­tra­da de al­gu­nas tien­das.

El se­gui­mien­to en las gran­des em­pre­sas fue más de­sigual y li­mi­ta­do. Las au­to­mo­vi­lís­ti­cas Seat y Nis­san –re­fe­ren­te la­bo­ral en Ca­ta­lu­ña– fun­cio­na­ron ca­si a pleno ren­di­mien­to, con el cie­rre de al­gu­na lí­nea de pro­duc­ción. En el ca­so de la mar­ca ja­po­ne­sa por­que la huel­ga la se­cun­dó el 30% de la plan­ti­lla, y en Seat por­que el caos via­rio im­pi­dió que lle­ga­rá el su­mi­nis­tro de com­po­nen­tes.

Por la tar­de, los con­vo­can­tes de la huel­ga con­gre­ga­ron a una mul­ti­tud, que cor­tó el trá­fi­co de las prin­ci­pa­les vías de ac­ce­so al cen­tro de Barcelona. La CUP, or­ga­ni­za­cio­nes es­tu­dian­ti­les y los sin­di­ca­tos mi­no­ri­ta­rios con­vo­can­tes del pa­ro (como la CGT, CNT, USTEC e IAC) lo­gra­ron que mi­les de per­so­nas lle­na­ran el cru­ce de pa­seo de Grà­cia con la ave­ni­da Dia­go­nal, uno de los más tran­si­ta­dos de Barcelona en una jor­na­da la­bo­ra­ble, ayer to­ma­do por una abi­ga­rra­da mez­cla de es­te­la­das, banderas anar­quis­tas y tri­co­lo­res re­pu­bli­ca­nas.

La mo­vi­li­za­ción so­be­ra­nis­ta con­vi­vió con las de­man­das so­cia­les y la­bo­ra­les pro­pias de un día de huel­ga en la co­lum­na que re­co­rrió la vía más lu­jo­sa de Barcelona ha­cia la pla­za Ca­ta­lun­ya. Cuan­do ya ha­cía más de una ho­ra que la ca­be­ce­ra de la mar­cha, con los sin­di­ca­tos al fren­te, se des­pla­za­ba al cen­tro de la ca­pi­tal ca­ta­la­na, una ria­da de gen­te se­guía ba­jan­do des­de el ba­rrio de Grà­cia, uno de los feu­dos de la iz­quier­da in­de­pen­den­tis­ta y an­ti­ca­pi­ta­lis­ta re­pre­sen­ta­da por la CUP.

En me­dio de la mu­che­dum­bre con em­ble­mas independentistas, tam­bién se vio al­gu­nos jó­ve­nes con la ban­de­ra de Es­pa­ña a mo­do de ca­pa. Se de­cla­ra­ban opues­tos a la se­ce­sión y, a la vez, que­rían de­mos­trar su cons­ter­na­ción por las car­gas po­li­cia­les del 1-O. «Es­toy en contra de la vio­len­cia y a fa­vor de la de­mo­cra­cia. Lo que hi­zo la Guar­dia Ci­vil no re­pre­sen­ta mi ban­de­ra», sos­tu­vo Ire­ne, una jo­ven con la ro­ji­gual­da col­ga­da al cue­llo, sen­ta­da en me­dio de un co­rri­llo de ami­gos en pla­za Uni­ver­si­tat, unos lu­cien­do es­te­la­das y otros con la en­se­ña na­cio­nal.

Un gen­tío tam­bién se con­gre­gó en Lé­ri­da, Ge­ro­na y Ta­rra­go­na, ca­pi­ta­les donde se re­pli­ca­ron pro­tes­tas y cor­tes de trá­fi­co du­ran­te el día. En Ta­rra­go­na, la in­dus­tria y el puer­to fun­cio­na­ron con los ser­vi­cios mí­ni­mos pac­ta­dos, in­for­ma Roberto Vi­lla­rreal. En Ge­ro­na, la ma­ni­fes­ta­ción agru­pó una mul­ti­tud, mien­tras que en Lé­ri­da se cor­ta­ron ca­rre­te­ras y se ocu­pa­ron las pla­zas de los pue­blos.

JA­VI MARTÍNEZ

Ma­ni­fes­tan­tes independentistas aco­san a los po­li­cías na­cio­na­les, ayer, de­lan­te de la Je­fa­tu­ra de la Policía Na­cio­nal en la Vía Laie­ta­na de Barcelona.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.