La ma­yo­ría rom­pe el si­len­cio: «Tam­bién so­mos ca­ta­la­nes»

Más de un mi­llón de per­so­nas co­lap­san el cen­tro de Bar­ce­lo­na pa­ra al­zar la voz con­tra los in­de­pen­den­tis­tas y a fa­vor de la uni­dad, la plu­ra­li­dad y la de­mo­cra­cia cons­ti­tu­cio­nal en una mar­cha his­tó­ri­ca

El Mundo - - ESPAÑA - A PIE DE CA­LLE GER­MÁN GON­ZÁ­LEZ

Ayer en Bar­ce­lo­na al­zó la voz la lla­ma­da ma­yo­ría si­len­cio­sa, los ca­ta­la­nes con­tra­rios a la in­de­pen­den­cia, que aún ha­bían ma­ni­fes­ta­do su re­cha­zo en la ca­lle. Lo hi­cie­ron rom­pien­do el si­len­cio y re­cla­man­do al Go­vern que pre­si­de Car­les Puig­de­mont que desis­ta de su in­ten­ción de de­cla­rar de for­ma uni­la­te­ral la se­ce­sión de Cataluña. Quie­ren se­guir unidos a Es­pa­ña. «Aquí es­tá la voz de to­dos los ca­ta­la­nes, de la ma­yo­ría de Cataluña, no nos van a di­vi­dir, no po­drán, ni po­drán di­vi­dir a Es­pa­ña, ni a Eu­ro­pa», cla­mó Ma­riano Gomà, pre­si­den­te de So­cie­tat Ci­vil Ca­ta­la­na (SCC), que or­ga­ni­zó la mo­vi­li­za­ción. Una mar­cha his­tó­ri­ca pa­ra pe­dir uni­dad, plu­ra­li­dad y de­mo­cra­cia cons­ti­tu­cio­nal.

El cen­tro de la ca­pi­tal ca­ta­la­na vi­vió la ma­ni­fes­ta­ción his­tó­ri­ca más mul­ti­tu­di­na­ria de los cons­ti­tu­cio­na­lis­tas ca­ta­la­nes, a la que se su­ma­ron va­rias en­ti­da­des co­mo Es­pan­ya i Ca­ta­lans, Em­pre­sa­ris de Ca­ta­lun­ya, Lli­ber­tats y la Aso­cia­ción Ca­ta­la­na de Víc­ti­mas del Te­rro­ris­mo, así co­mo los par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas PP, PSC o Ciu­da­da­nos.

Nun­ca se ha­bía vis­to Bar­ce­lo­na con tan­tas ban­de­ras es­pa­ño­las, que su­pe­raron en nú­me­ro a las ca­ta­la­nas y a las eu­ro­peas. An­tes de sa­lir la mar­cha des­de pla­za Ur­qui­nao­na, ya es­ta­ba co­lap­sa­da to­da Via Laie­ta­na con mi­les de ma­ni­fes­tan­tes que re­cla­ma­ban que el Go­vern no de­cla­re de for­ma uni­la­te­ral la in­de­pen­den­cia. Tam­bién lan­za­ron pro­cla­mas co­mo «Puig­de­mont a pri­sión», «No­so­tros tam­bién so­mos ca­ta­la­nes», «Yo soy es­pa­ñol», «Vi­va Es­pa­ña, vi­va Cataluña» o «No so­mos fa­chas, so­mos es­pa­ño­les». In­clu­so, al pa­sar jun­to a la Je­fa­tu­ra Su­pe­rior de Po­li­cía, los ma­ni­fes­tan­tes ex­pre­sa­ron su apo­yo a los agen­tes con un «¡No es­táis so­los!». Al­gu­nos po­li­cías sa­lie­ron a sa­lu­dar. Tam­bién hu­bo gri­tos de «Tra­pe­ro trai­dor», en re­fe­ren­cia al ma­yor de los Mos­sos d’Es­qua­dra Jo­sep Lluís Tra­pe­ro por su ac­tua­ción du­ran­te el re­fe­rén­dum ile­gal.

Mu­chos asis­ten­tes ex­pre­sa­ron su mie­do a la «frac­tu­ra so­cial» que con­si­de­ran que ha pro­vo­ca­do el in­de­pen­den­tis­mo. Acu­sa­ron di­rec­ta­men­te al pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat de in­cre­men­tar es­ta di­vi­sión con su in­ten­ción de de­cla­rar de for­ma uni­la­te­ral la se­ce­sión. Los ma­ni­fes­tan­tes, eso sí, li­be­ra­ron sus ca­de­nas y afir­ma­ron no te­ner ya mie­do a ma­ni­fes­tar­se y a sa­lir con ban­de­ras es­pa­ño­las por Cataluña.

Al ac­to acu­die­ron unos 150 au­to­ca­res de di­ver­sas par­tes de Cataluña y el res­to de Es­pa­ña. Mu­chos lle­ga­ron en AVE y tam­bién en transporte pú­bli­co. To­do inun­da­do de ban­de­ras es­pa­ño­las y sen­ye­res, ade­más de cán­ti­cos a fa­vor de la uni­dad.

Co­mo es ha­bi­tual en cual­quier ma­ni­fes­ta­ción, hu­bo ci­fras dis­pa­res

so­bre la afluen­cia a la pro­tes­ta. Los or­ga­ni­za­do­res la si­tua­ron en un mi­llón de asis­ten­tes, un da­to re­fren­da­do por De­le­ga­ción del Go­bierno. La Guar­dia Ur­ba­na de Bar­ce­lo­na, por su par­te, re­ba­jó la asis­ten­cia a unas 350.000 per­so­nas. No se re­gis­tra­ron in­ci­den­tes y cuan­do la ca­be­ce­ra de la ma­ni­fes­ta­ción lle­ga­ba a su pun­to fi­nal, fren­te al par­que de la Ciu­ta­de­lla, aún ha­bía per­so­nas que no ha­bían po­di­do sa­lir de la pla­za Ur­qui­nao­na.

La mar­cha fue len­ta por la ma­si­va asis­ten­cia de per­so­nas. Ha­bía mu­chas fa­mi­lias, por ejem­plo. Tar­dó más de dos ho­ras en lle­gar a su des­tino en la Ciu­ta­de­lla, don­de SCC hi­zo un ac­to con el pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra Ma­rio Var­gas Llo­sa y el ex pre­si­den­te del Par­la­men­to Eu­ro­peo Jo­sep Bo­rrell. Los dos for­ma­ban par­te de la ca­be­ce­ra de la mo­vi­li­za­ción en la que se po­día leer una pan­car­ta con el le­ma «¡Bas­ta! Re­cu­pe­re­mos el seny (sen­sa­tez)».

Tam­bién asis­tie­ron nu­me­ro­sos re­pre­sen­tan­tes de par­ti­dos po­lí­ti­cos co­mo Ra­fael Her­nan­do, Ja­vier Are­nas, Pablo Ca­sa­do, An­drea Levy, Xa­vier Gar­cía Al­biol o Cris­ti­na Ci­fuen­tes, del PP; Al­bert Ri­ve­ra, Inés Arri­ma­das, Jo­sé Manuel Vi­lle­gas, Fernando de Pá­ra­mo, Juan Car­los Gi­rau­ta, Car­los Ca­rri­zo­sa o Be­go­ña Vi­lla­cís, de Ciu­da­da­nos; y Sal­va­dor Illa, Ce­les­tino Cor­ba­cho, Joan Fe­rran o Da­vid Pé­rez del Par­tits dels So­cia­lis­tes de Ca­ta­lun­ya (PSC).

Tam­bién acu­die­ron el ex fis­cal Car­los Ji­mé­nez Vi­lla­re­jo; el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Es­pa­ña y de Frei­xe­net, Jo­sep Lluís Bo­net; el pre­si­den­te de Na­tur­hou­se, Fé­lix Re­vuel­ta; los ca­te­drá­ti­cos de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal Fran­cesc de Ca­rre­ras y Te­re­sa Frei­xes; la por­ta­voz de Li­bres e Igua­les, Ca­ye­ta­na Ál­va­rez de To­le­do; o el es­cri­tor Ar­ca­di Es­pa­da, ade­más de re­pre­sen­tan­tes de va­rias en­ti­da­des.

La ma­ni­fes­ta­ción fue res­pal­da­da tam­bién por los par­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­lis­tas y por el Go­bierno, re­pre­sen­ta­do ayer por la mi­nis­tra de Sa­ni­dad, Do­lors Mon­tse­rrat, y el de­le­ga­do del Go­bierno en Cataluña, En­ric Mi­llo. En de­cla­ra­cio­nes a los me­dios, Mon­tse­rrat avi­só de que el Go­bierno «da­rá un pa­so pa­ra ha­cer cum­plir la Ley», aun­que man­tu­vo la in­cóg­ni­ta so­bre si se re­fie­re a la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155. Ca­li­fi­có la mo­vi­li­za­ción de «his­tó­ri­ca». Más vehe­men­te fue el lí­der del PP ca­ta­lán, Xa­vier Gar­cía Al­biol, quien com­pa­ró la mar­cha de ayer en Bar­ce­lo­na con las ma­ni­fes­ta­cio­nes en to­da Es­pa­ña tras el ase­si­na­to en 1997 de Mi­guel Án­gel Blan­co a ma­nos de ETA. «Hoy [por ayer] es el se­gun­do mo­men­to his­tó­ri­co en el que to­da Es­pa­ña es­tá sa­lien­do a la ca­lle pa­ra de­fen­der­nos de un gol­pe de Es­ta­do», di­jo.

Ciu­da­da­nos apro­ve­chó el éxi­to de la ma­ni­fes­ta­ción pa­ra pre­sio­nar al pre­si­den­te del Go­bierno, Ma­riano Ra­joy, pa­ra que apli­que cuan­to an­tes el ar­tícu­lo 155 y con­vo­que elec­cio­nes en Cataluña. Al­bert Ri­ve­ra, lí­der del par­ti­do na­ran­ja, sos­tu­vo que la ma­ni­fes­ta­ción evi­den­cia que «Es­pa­ña se ma­ni­fies­ta». Ri­ve­ra no es­ca­ti­mó ad­je­ti­vos con­tra el Go­vern, a cu­yos miem­bros ca­li­fi­có de «gol­pis­tas» y les acu­só de «qui­tar­nos nues­tros de­re­chos, nues­tra na­cio­na­li­dad y nues­tro pa­sa­por­te». La lí­der del par­ti­do en Cataluña, Inés Arri­ma­das, tam­bién re­for­zó la ima­gen de que ayer quien se ma­ni­fes­ta­ba era la ma­yo­ría si­len­cio­sa, «esas per­so­nas que du­ran­te años han si­do si­len­cia­das y a ve­ces des­pre­cia­das por el Go­vern».

El se­cre­ta­rio de or­ga­ni­za­ción del PSC, Sal­va­dor Illa, afir­mó que «has­ta el úl­ti­mo mo­men­to va­mos a in­ten­tar evi­tar es­ta de­cla­ra­ción», en re­fe­ren­cia a la in­de­pen­den­cia uni­la­te­ral que pre­vi­si­ble­men­te quie­re anun­ciar Car­les Puig­de­mont el pró­xi­mo mar­tes en el Par­la­ment. Illa pi­dió al pre­si­den­te que con­vo­que elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas pa­ra que los ca­ta­la­nes eli­jan «en­tre la in­de­pen­den­cia, que di­vi­de a Cataluña en dos mi­ta­des, o un nue­vo acuer­do en­tre Cataluña y Es­pa­ña». En este sen­ti­do, re­mar­có que el PSC quie­re aca­bar «ne­go­cian­do un nue­vo pac­to en­tre Cataluña y Es­pa­ña». Los so­cia­lis­tas ca­ta­la­nes no ha­bían rea­li­za­do un lla­ma­mien­to ofi­cial de apo­yo al ac­to, pe­se a que ga­na­ron es­pa­cio por la in­ter­ven­ción fi­nal del ex mi­nis­tro Jo­sep Bo­rrell, in­for­ma Ja­vier Oms.

El vi­ce­pre­si­den­te de SCC, Jo­sé Do­min­go, tam­bién ins­tó a Puig­de­mont a no co­me­ter «la in­sen­sa­tez y la pro­vo­ca­ción» de de­cla­rar la in­de­pen­den­cia, por lo que pi­dió «re­cu­pe­rar el sen­ti­do co­mún». Pa­ra Do­min­go, la ma­ni­fes­ta­ción de ayer de­mues­tra que «otra Cataluña exis­te», por lo que con­si­de­ra que una in­de­pen­den­cia uni­la­te­ral de­ja­ría co­mo «prin­ci­pal per­ju­di­ca­do al pue­blo ca­ta­lán», ade­más del «em­brión de un en­fren­ta­mien­to en­te ca­ta­la­nes».

«La Cataluña si­len­cio­sa que no se ha ma­ni­fes­ta­do, que ha es­ta­do pru­den­te­men­te en su ca­sa, di­ce bas­ta por­que ha vis­to que el gra­do de in­sen­sa­tez de los po­lí­ti­cos ca­ta­la­nes es­tá al­can­za­do un ni­vel que fun­da­men­tal­men­te es­tá de­te­rio­ran­do a la so­cie­dad ca­ta­la­na», re­mar­có Do­min­go. Por eso, des­ta­có que es­ta de­cla­ra­ción uni­la­te­ral no tie­ne ni ba­se le­gal ni so­cial, ya que re­cor­dó que el re­fe­rén­dum ile­gal del pa­sa­do 1 de oc­tu­bre se hi­zo con­tra el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co, sus­ten­ta­do en una Ley sus­pen­di­da por el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal y con «la ma­yo­ría» de los ca­ta­la­nes «au­sen­tes» en la vo­ta­ción. Do­min­go tam­bién con­si­de­ró que «es po­si­ble» re­for­mar la Cons­ti­tu­ción pa­ra cam­biar la re­la­ción de Cataluña con Es­pa­ña.

Uno de los asis­ten­tes a la ma­ni­fes­ta­ción fue el ex pre­si­den­te de la ON­CE, el abogado Mi­guel Du­rán, que fue el pri­me­ro en po­ner una de­nun­cia ante el Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 13 de Bar­ce­lo­na con­tra una pre­sun­ta desobe­dien­cia del Go­vern al or­ga­ni­zar el re­fe­rén­dum, y que tie­ne una vein­te­na de impu­tados. «Cuan­do la pu­si­mos no creí que tu­vie­ra esa de­ri­va­ción, pe­ro si hu­bie­ra sa­bi­do que era exac­ta­men­te esa la hu­bie­ra pues­to 100 ve­ces. El Po­der Ju­di­cial de­be asu­mir sus com­pe­ten­cias co­mo las vie­ne asu­mien­do y yo creo que los que han trans­gre­di­do la ley de­ben res­pon­der de esa trans­gre­sión», di­jo Du­rán.

El ex fis­cal an­ti­co­rrup­ción Car­los Ji­mé­nez Vi­lla­re­jo afir­mó que «Cataluña no es un es­ta­do de­mo­crá­ti­co y de De­re­cho nor­mal, por­que Puig­de­mont y su go­bierno es­tán so­me­ti­dos a un pro­ce­so pe­nal por de­li­tos. Que no nos hablen de le­yes o jus­ti­cia, por­que son unos des­ca­ra­dos ig­no­ran­tes». Qui­so mos­trar su apo­yo a los jue­ces y fis­ca­les que es­tán su­frien­do una cam­pa­ña de aco­so y pre­sión por par­te del in­de­pen­den­tis­mo.

Vi­lla­re­jo fue uno de los en­car­ga­dos de leer el ma­ni­fies­to de SCC, jun­to con Ma­riano Gomà y el vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad Àlex Ramos. En el do­cu­men­to se afir­ma que «los na­cio­na­lis­tas han lle­ga­do has­ta el mis­mo bor­de del pre­ci­pi­cio y aho­ra quie­ren lan­zar a la so­cie­dad ca­ta­la­na al va­cío», por lo que des­ta­can que «hay ten­sión so­cial y pa­ra mu­chos es di­fí­cil­men­te so­por­ta­ble». Por eso re­cor­da­ron que «Cataluña so­mos to­dos, no es de los na­cio­na­lis­tas». Pi­die­ron al Go­vern, al Par­la­ment, al Go­bierno, y a to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos, sin­di­ca­tos y pa­tro­na­les «que cuan­do hablen en nom­bre del pue­blo de Cataluña no se ol­vi­den in­ten­cio­na­da­men­te de no­so­tros».

Con la ma­ni­fes­ta­ción con­clui­da se re­gis­tra­ron in­ci­den­tes de po­co ca­la­da. Un gru­po de per­so­nas in­sul­ta­ron a agen­tes de los Mos­sos e in­clu­so lle­ga­ron a lan­zar la­tas a una fur­go­ne­ta po­li­cial. Tam­bién hu­bo una agre­sión a un fo­tó­gra­fo.

REUTERS

Ima­gen aé­rea de la mul­ti­tu­di­na­ria mar­cha que to­mó ayer las ca­lles de Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.