CE­BRIÁN Y GON­ZÁ­LEZ RES­PAL­DAN A MON­ZÓN

El ac­tual presidente de la edi­to­ra de ‘El País’ y el ex presidente del Go­bierno de Es­pa­ña ava­lan pa­ra el re­le­vo en la com­pa­ñía al fun­da­dor de com­pa­ñía tec­no­ló­gi­ca In­dra

El Mundo - - COMUNICACIÓN - CAR­LOS SE­GO­VIA EDUAR­DO FER­NÁN­DEZ MADRID

El presidente de Pri­sa, Juan Luis Ce­brián, y el ex presidente del Go­bierno Fe­li­pe Gon­zá­lez ava­lan co­mo nue­vo je­fe del gru­po me­diá­ti­co al fun­da­dor de In­dra, Ja­vier Mon­zón, se­gún con­fir­ma­ron a EL MUN­DO fuen­tes de di­ver­sos ac­cio­nis­tas.

La pre­si­den­cia del gru­po Pri­sa tie­ne un va­lor que tras­cien­de más allá de lo empresarial y Gon­zá­lez ha brin­da­do apo­yo a Ce­brián pa­ra pi­lo­tar la su­ce­sión una vez que és­te asu­me que no pue­de con­ti­nuar en el car­go en la nue­va fa­se de la com­pa­ñía. Ac­cio­nis­tas de pe­so co­mo Te­le­fó­ni­ca, HSBC, San­tan­der y Cai­xaBank acep­tan a Mon­zón y, fuen­tes de es­te gru­po se­ña­lan a Ce­brián y Gon­zá­lez co­mo va­le­do­res.

Mon­zón es tam­bién con­si­de­ra­do de con­fian­za de la pre­si­den­ta del San­tan­der, Ana Pa­tri­cia Bo­tín, pe­ro fuen­tes co­no­ce­do­ras de los pla­nes de la ban­que­ra ase­gu­ran que ella pre­fe­ría con­tar con él en el ban­co, si bien res­pal­da que pre­si­da Pri­sa.

Por su par­te, fuen­tes pró­xi­mas al gru­po Am­ber ase­gu­ran que Ce­brián de­be de­jar el car­go, por­que Pri­sa pre­ci­sa una am­plia­ción de ca­pi­tal que re­quie­re otro presidente an­te los mer­ca­dos y se­ña­lan que Mon­zón no era su can­di­da­to, pe­ro no anun­cian vo­to en con­tra de su de­sig­na­ción. El can­di­da­to tam­po­co es vis­to con bue­nos ojos por el Go­bierno, que des­ca­bal­gó a Mon­zón de In­dra en 2015 por su cho­que con el en­ton­ces mi­nis­tro de De­fen­sa, Pedro Mo­re­nés. No obs­tan­te, la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría no ha mos­tra­do has­ta aho­ra hos­ti­li­dad a Ce­brián ni a sus pla­nes de su­ce­sión. La fa­mi­lia Po­lan­co que aún man­tie­ne ac­cio­nes, no se pro­nun­ció.

Las fuen­tes con­sul­ta­das por es­te dia­rio ase­gu­ran que el plan es que Mon­zón sea presidente eje­cu­ti­vo cen­tra­do en el re­fuer­zo empresarial sin abor­dar ni al­te­rar la lí­nea in­for­ma­ti­va de sus me­dios de ca­be­ce­ra. El pro­yec­to in­clu­ye que Ce­brián per­ma­nez­ca co­mo presidente de El País.

La irrup­ción de Mon­zón apar­ta de es­ce­na al ex presidente de Te­le­fó­ni­ca, Cé­sar Alier­ta, que se ha­bía mos­tra­do ac­ti­vo en los úl­ti­mos me­ses en la su­ce­sión de Ce­brián al fren­te de Pri­sa apro­ve­chan­do que Te­le­fó­ni­ca man­tie­ne uno de los pa­que­tes ac­cio­na­ria­les más im­por­tan­tes. Sin em­bar­go, su su­ce­sor, Jo­sé Ma­ría Ál­va­rez-Pa­lle­te, es con­tra­rio a par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te en gru­pos me­diá­ti­cos y ha pre­fe­ri­do unir­se al con­sen­so, si se con­fir­ma, en torno a Mon­zón.

En to­do ca­so, Pri­sa em­pren­de el re­le­vo de Ce­brián, tras ca­si 30 años en di­ver­sos car­gos al fren­te de la com­pa­ñía. Su re­le­vo se pon­drá es­te vier­nes so­bre la me­sa del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción. Tal y co­mo ade­lan­tó ayer El Con­fi­den­cial, es­te mo­vi­mien­to en el seno de la em­pre­sa que con­tro­la des­de El País has­ta la Ser res­pon­de a las de­man­das de un blo­que empresarial y fi­nan­cie­ro en­rai­za­do en el IBEX que en­tró en la com­pa­ñía cin­co años atrás. Te­le­fó­ni­ca y los ban­cos HSBC, Cai­xaBank y San­tan­der se co­bra­ron en ac­cio­nes el cré­di­to que ha­bían con­ce­di­do a Pri­sa pa­ra que és­ta aca­ba­ra con su deu­da. A día de hoy, esas com­pa­ñías de re­fe­ren­cia pue­den ha­cer va­ler el con­trol que os­ten­tan so­bre la edi­to­ra.

Sin em­bar­go, la ya his­tó­ri­ca deu­da de Pri­sa no ha des­apa­re­ci­do –pe­se al pro­nun­cia­do des­cen­so aún se ci­fra­ba en 1.481 mi­llo­nes en el pri­mer tri­mes­tre del año– y las des­in­ver­sio­nes aus­pi­cia­das por Ce­brián no cuen­tan con res­pal­do uná­ni­me en la cú­pu­la, me­nos si ca­be en­tre un sector crí­ti­co ca­da vez más evi­den­te, li­de­ra­do por Am­ber Ca­pi­tal co­mo prin­ci­pal ac­cio­nis­ta, con el fun­da­dor de ese fon­do, Jo­sep Oug­hour­lian, en el con­se­jo.

Ha pe­sa­do so­bre Ce­brián la frus­tra­da ope­ra­ción so­bre San­ti­lla­na, edi­to­rial que fun­cio­na co­mo mo­tor de las cuen­tas del gru­po y que se pu­so a la ven­ta con el ob­je­ti­vo ca­si de­ses­pe­ra­do de po­ner fin al en­deu­da­mien­to. La ofer­ta del fon­do Rhô­ne Ca­pi­tal, sin em­bar­go, no ha cum­pli­do con las ex­pec­ta­ti­vas.

Ofi­cial­men­te, Pri­sa evi­tó ayer ha­cer de­cla­ra­cio­nes al res­pec­to de es­tos cam­bios. La com­pa­ñía ce­rró ayer su co­ti­za­ción a 3,55 eu­ros por ac­ción, tras caer en el día un 0,84%.

Ce­brián, que pró­xi­ma­men­te cum­pli­rá 73 años, con­vino sol­tar el po­der eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía a fi­na­les del pró­xi­mo año, aun­que con­fia­ba en man­te­ner el car­go de presidente has­ta 2020. En el con­se­jo de es­te vier­nes es­tá so­bre la me­sa ace­le­rar es­te ca­len­da­rio, con de­ci­sio­nes que se de­be­rían tras­la­dar a fi­na­les de mes en jun­ta ex­tra­or­di­na­ria de ac­cio­nis­tas.

Ce­brián ha te­ni­do que se­guir en los años re­cien­tes la sen­da de la des­in­ver­sión, pri­me­ro co­mo con­se­je­ro de­le­ga­do y des­de 2012 co­mo presidente eje­cu­ti­vo, obli­ga­do por los com­pro­mi­sos cre­di­ti­cios –afron­ta 956,5 mi­llo­nes, con ven­ci­mien­to en 2018–. Pri­sa se ha te­ni­do que des­ha­cer, por ejem­plo, de Canal+ y de la por­tu­gue­sa Me­dia Ca­pi­tal. Así, lo que era una em­pre­sa fa­mi­liar en ma­nos de los Po­lan­co, se tu­vo que abrir a fon­dos y ban­cos ba­jo el man­do del Ce­brián em­pre­sa­rio, amén de su­ce­si­vas am­plia­cio­nes de ca­pi­tal. Am­ber pro­mo­vió ya en ju­nio a Ma­nuel Mi­rat co­mo nue­vo con­se­je­ro de­le­ga­do, en sus­ti­tu­ción de Jo­sé Luis Sainz.

AN­TO­NIO HE­RE­DIA

Juan Luis Ce­brián, presidente de Pri­sa, en su des­pa­cho en las ins­ta­la­cio­nes de la com­pa­ñía en Madrid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.