A la cár­cel sin Puig­de­mont

La juez en­vía a pri­sión in­con­di­cio­nal a Jun­que­ras y a 7 ex ‘con­se­llers’ por re­be­lión al creer que exis­te «ries­go de fu­ga» y «al­ta pro­ba­bi­li­dad» de que des­tru­yan prue­bas La­me­la va­lo­ra co­mo prue­ba la hui­da de Puig­de­mont que, mien­tras es­pe­ra su de­ten­ción en

El Mundo - - PORTADA - POR MA­RI­SA RECUERO Y MA­NUEL MARRACO

A fal­ta de Car­les Puig­de­mont y cua­tro ex con­se­je­ros, el ex­tin­to Go­bierno ca­ta­lán ya es­tá en la cár­cel. Tras cin­co ho­ras de es­pe­ra, la juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal de­cre­tó ayer pri­sión in­con­di­cio­nal pa­ra el ex vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Oriol Jun­que­ras, y otros sie­te ex con­se­je­ros –só­lo fi­jó una fian­za pa­ra elu­dir la cár­cel a San­tia­go Vi­la–, impu­tados por pre­sun­tos de­li­tos de se­di­ción, re­be­lión y mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos, por «ac­ti­vi­da­des lle­va­das a ca­bo pa­ra lle­gar a la in­de­pen­den­cia» de Ca­ta­lu­ña, en pa­la­bras de la juez.

Los miem­bros del des­ti­tui­do Go­vern ve­nían «ope­ran­do den­tro de un gru­po per­fec­ta­men­te or­ga­ni­za­do de per­so­nas, apo­ya­dos por aso­cia­cio­nes so­be­ra­nis­tas con po­der y ca­pa­ci­dad pa­ra au­xi­liar­les en su po­si­ble hui­da de la Jus­ti­cia», ad­vier­te en el au­to de pri­sión la ins­truc­to­ra del ca­so, que in­ves­ti­ga tam­bién la cau­sa por se­di­ción abier­ta con­tra el je­fe de los Mos­sos, Jo­sep Lluís Tra­pe­ro, y los pre­si­den­tes de la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) y Òm­nium Cul­tu­ral, Jor­di Sàn­chez y Jor­di Cui­xart, res­pec­ti­va­men­te.

Aun­que las ci­ta­cio­nes or­de­na­das por la juez iban di­ri­gi­das a 14 per­so­nas, só­lo nue­ve se des­pla­za­ron a Ma­drid –el ex pre­si­dent y otras cua­tro per­ma­ne­cie­ron en Bru­se­las–. Fue­ron esas nue­ve las que en­vió a pri­sión. En con­cre­to, jun­to a Jun­que­ras, Jor­di Tu­rull (ex con­se­je­ro de Pre­si­den­cia), Jo­sep Rull (ex con­se­je­ro de Te­rri­to­rio), Me­rit­xell Bo­rràs (ex con­se­je­ra de Go­ber­na­ción), Joa­quim Forn (ex con­se­je­ro de In­te­rior), Raül Ro­me­va (ex con­se­je­ro de Asun­tos In­ter­na­cio­na­les), Do­lors Bas­sa (ex con­se­je­ra de Tra­ba­jo), Car­les Mun­dó (ex con­se­je­ro de Jus­ti­cia) y Vi­la (ex con­se­je­ro de Cul­tu­ra), al que fi­jó una fian­za de 50.000 eu­ros.

A úl­ti­ma ho­ra de la tar­de de ayer, los impu­tados fue­ron tras­la­da­dos a las cen­tros pe­ni­ten­cia­rios de Es­tre­me­ra –los ex con­se­je­ros– y Al­ca­lá Me­co –las dos ex con­se­je­ras–. Y es que la juez no du­dó en que exis­te «al­ta pro­ba­bi­li­dad» de ocul­ta­ción, al­te­ra­ción y des­truc­ción de fuen­tes de prue­ba, así co­mo «al­to ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va» por par­te de los que­re­lla­dos.

Es más, re­sal­tó que su «po­der ad­qui­si­ti­vo» les pue­de per­mi­tir «fá­cil­men­te sa­lir del te­rri­to­rio es­pa­ñol y sub­sis­tir en el ex­tran­je­ro». Di­cho es­to, re­cor­dó que al­gu­nos de los impu­tados « ya se han des­pla­za­do a otros paí­ses, elu­dien­do las res­pon­sa­bi­li­da­des pe­na­les en las que pue- den ha­ber in­cu­rri­do», en re­fe­ren­cia a Puig­de­mont y los ex con­se­je­ros An­to­ni Co­mín, Cla­ra Pon­sa­tí, Lluís Puig y Me­rit­xell Se­rret, y co­mo jus­ti­fi­ca­ción al ries­go de fu­ga.

En pa­la­bras de la juez, «la ac­ción» de los ex miem­bros del Go­vern «fue me­di­ta­da y per­fec­ta­men­te pre­pa­ra­da y or­ga­ni­za­da, reite­ran­do du­ran­te más de dos años el in­cum­pli­mien­to sis­te­má­ti­co de las re­so­lu­cio­nes del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal en pro de la in­de­pen­den­cia». Es más, «ju­ga­ron un pa­pel ac­ti­vo, im­pul­san­do el pro­ce­so so­be­ra­nis­ta mi­nu­cio­sa­men­te di­se­ña­do», ad­vir­tió.

Di­cho es­to, la ma­gis­tra­da no pa­só por al­to que «se va­lie­ron de la po­bla­ción alen­tan­do ac­tos de in­su­rrec­ción pú­bli­ca, de desobe­dien­cia y de re­sis­ten­cia co­lec­ti­va a la au­to­ri­dad le­gí­ti­ma del Es­ta­do», re­cor­dan­do que «los tra­ba­jos par­la­men­ta­rios se orien­ta­ban a apro­bar una nor­ma­ti­va en la que fun­da­men­tar y dar una apa­rien­cia de le­ga­li­dad a las dis­tin­tas eta­pas del pro­ce­so de des­co­ne­xión».

Pe­ro los ar­gu­men­tos in­cri­mi­na­to­rios de La­me­la no que­da­ron ahí. La juez jus­ti­fi­có la mal­ver­sa­ción des­ta­can­do que «la pla­ni­fi­ca­ción, or­ga­ni­za­ción de la con­vo­ca­to­ria y ce­le­bra­ción del re­fe­rén­dum del día 1 de oc­tu­bre fue­ron fi­nan­cia­das con fon­dos pú­bli­cos». «Los que­re­lla­dos han he­cho po­si­ble la rea­li­za­ción de pa­gos pa­ra lle­var a ca­bo un ac­to no ya con­tra­rio a De­re­cho, sino cons­ti­tu­ti­vo de de­li­to, en tan­to vul­ne­ra­dor de la de­cla­ra­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad acor­da­da por el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal», pre­ci­só.

Los nue­ve impu­tados que se pre­sen­ta­ron ayer an­te La­me­la se li­mi­ta­ron a res­pon­der a las pre­gun­tas de su abo­ga­do, a ex­cep­ción de Vi­la, que acep­tó con­tes­tar tam­bién a la juez y al Mi­nis­te­rio Fis­cal, re­pre­sen­ta­do por el te­nien­te fis­cal de la Au­dien­cia Na­cio­nal, Miguel Ángel Ca­ba­llo, y Pedro Ru­bi­ra.

Se­gún cons­ta en el au­to de pri­sión, los le­tra­dos ne­ga­ron an­te La­me­la que sus clien­tes hu­bie­ran «pro­pug­na­do ac­tos vio­len­tos». No obs­tan­te, la ma­gis­tra­da les de­jó cla­ro que «ur­die­ron una es­tra­te­gia de to­do el mo­vi­mien­to se­ce­sio­nis­ta, per­fec­ta­men­te or­ga­ni­za­da y con re­par­to de pa­pe­les en­tre las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les, par­la­men­ta­rias y aso­cia­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas». Es­to es, ANC y Òm­nium.

La juez fue con­tun­den­te al ad­ver­tir de que to­dos los impu­tados «for­ma­ban par­te del Go­vern, en cu­yo seno los acuer­dos se to­ma­ban de for­ma con­jun­ta y en reunio­nes pe­rió­di­cas». Es más, re­sal­tó que «to­dos eran co­no­ce­do­res de las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des lle­va­das a ca­bo pa­ra lle­gar a la in­de­pen­den­cia, que con­sen­tían y apo­ya­ban».

El úni­co de los ex con­se­je­ros que po­drá sa­lir de la cár­cel es Vi­la. La juez con­si­de­ra que no hay ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va. No obs­tan­te, le prohi­bi­rá sa­lir de Es­pa­ña, le re­ti­ra­rá el pa­sa­por­te y ten­drá que com­pa­re­cer ca­da 15 días en un juz­ga­do.

OL­MO CALVO

Los sie­te ex ‘con­se­llers’ de la Ge­ne­ra­li­tat y el ex ‘ vi­ce­pre­si­dent’ Jun­que­ras –aba­jo–, ayer, en­tran en la Au­dien­cia Na­cio­nal, an­tes de que la juez La­me­la de­cre­ta­ra su in­gre­so en pri­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.