Trump ins­ta al rear­me de Ja­pón

• El pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano y el pri­mer mi­nis­tro ja­po­nés es­ce­ni­fi­can en To­kio su alian­za fren­te a Co­rea del Nor­te y China

El Mundo - - MUNDO - JA­VIER ES­PI­NO­SA CO­RRES­PON­SAL

El pre­si­den­te Do­nald Trump ins­tó ayer al rear­me de Ja­pón y a que es­te país «com­pre una can­ti­dad ma­si­va de equi­pos mi­li­ta­res» nor­te­ame­ri­ca­nos, en un ges­to que po­dría ge­ne­rar enor­mes sus­pi­ca­cias no só­lo en la re­gión, sino en un país don­de la ma­yo­ría de la po­bla­ción ha de­mos­tra­do en las en­cues­tas sus re­ti­cen­cias a aban­do­nar la po­lí­ti­ca pa­ci­fis­ta que man­tie­ne el Es­ta­do ni­pón des­de el fin del úl­ti­mo con­flic­to mun­dial.

Tras la cum­bre que man­tu­vo el man­da­ta­rio con el pri­mer mi­nis­tro ja­po­nés, Shin­zo Abe, en To­kio, és­te tam­bién pa­re­ció in­ci­dir en esas po­si­bles ad­qui­si­cio­nes, aun­que nin­guno de los dos ofre­ció ci­fras ni da­tos con­cre­tos so­bre las mis­mas.

«Cree­mos que te­ne­mos que re­for­zar la ca­pa­ci­dad de­fen­si­va de Ja­pón tan­to en ca­li­dad co­mo en can­ti­dad», se­ña­ló el je­fe del Eje­cu­ti­vo ja­po­nés.

Tras el sex­to en­sa­yo nu­clear de Co­rea del Nor­te, Trump ya afir­mó en uno de sus ha­bi­tua­les tuits el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre que per­mi­ti­ría que Ja­pón y Co­rea del Sur com­pra­ran «equi­pos mi­li­ta­res al­ta­men­te so­fis­ti­ca­dos de EEUU», en lo que mu­chos ex­per­tos con­si­de­ra­ron que po­día sig­ni­fi­car su aquies­cen­cia a una ca­rre­ra ar­ma­men­tís­ti­ca en la re­gión, que a su vez po­dría be­ne­fi­ciar las ar­cas de las fir­mas es­ta­dou­ni­den­ses. El pro­pio Trump no ne­gó es­te úl­ti­mo ob­je­ti­vo. «Se tra­ta de un mon­tón de pues­tos de tra­ba­jo para no­so­tros y un mon­tón de seguridad para Ja­pón», aña­dió al anun­ciar la com­pra.

Se­gún el je­fe de Es­ta­do nor­te­ame­ri­cano, con ese nue­vo ar­se­nal, Ja­pón po­dría «de­rri­bar del cie­lo» –ésa fue su ex­pre­sión– los mi­si­les nor­co­rea­nos, otra de­ci­sión que su­po­ne un no­ta­ble em­bro­llo para Abe, ya que la Cons­ti­tu­ción ni­po­na só­lo le per­mi­te aco­me­ter esa ac­ción si los cohe­tes po­nen en pe­li­gro a su po­bla­ción, al­go que no ha si­do el ca­so has­ta aho­ra.

La ma­yo­ría de ex­per­tos han aler­ta­do que los sis­te­mas ac­tua­les que po­see Ja­pón, ins­ta­la­dos en na­víos del ti­po Ae­gis y ba­te­rías Pa­triot, tan só­lo le per­mi­ti­rían des­truir uno de esos mi­si­les si real­men­te fue­ra lan­za­do en di­rec­ción al te­rri­to­rio ja­po­nés y no si­guien­do las pa­rá­bo­las que sue­len rea­li­zar al tra­tar­se de me­ros en­sa­yos.

To­kio quie­re ins­ta­lar un en­tra­ma­do de de­fen­sa an­ti­mi­si­les adi­cio­nal ba­sa­do en tie­rra que re­que­ri­ría la com­pra a EEUU de un po­ten­te ra­dar co­no­ci­do co­mo Spy-6, pe­ro Washington ha re­cha­za­do has­ta aho­ra esa transac­ción.

Trump y Abe de­ja­ron cons­tan­cia de su con­cor­dan­cia po­lí­ti­ca res­pec­to a la cri­sis de la Pe­nín­su­la de Co­rea y el pro­pio Abe di­jo que To­kio apo­ya la pos­tu­ra de «má­xi­ma pre­sión» con­tra Co­rea del Nor­te y la de man­te­ner «to­das las op­cio­nes so­bre la me­sa» –in­clui­da una po­si­ble in­ter­ven­ción mi­li­tar– que se­cun­da Washington.

«La ho­ra de la pa­cien­cia es­tra­té­gi­ca se ha aca­ba­do», lan­zó Trump, en re­fe­ren­cia a la pos­tu­ra que man­te­nía su an­te­ce­sor, Ba­rack Oba­ma.

El pri­mer mi­nis­tro ja­po­nés quie­re apro­ve­char la nue­va orien­ta­ción po­lí­ti­ca que de­fien­de Trump para con­so­li­dar una nue­va alian­za de­fen­si­va y co­mer­cial que no só­lo in­clu­ya a Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón, sino a In­dia y Aus­tra­lia, cons­ti­tu­yen­do así un po­de­ro­so blo­que ca­paz de ha­cer fren­te tan­to al desafío que en­tra­ña Co­rea del Nor­te co­mo a la ex­pan­sión de China.

Du­ran­te su rue­da de pren­sa, los dos lí­de­res re­cal­ca­ron la im­por­tan­cia de la lla­ma­da Aso­cia­ción es­tra­té­gi­ca del In­do-Pa­cí­fi­co li­bre y abier­to.

«El man­te­ni­mien­to y la me­jo­ra del or­den ma­rí­ti­mo, que es li­bre y abier­to, es de una im­por­tan­cia crí­ti­ca para la paz y la pros­pe­ri­dad en la re­gión», opi­nó Abe.

Washington y To­kio han cri­ti­ca­do la cons­truc­ción de nuevas is­las ba­jo control chino en el dispu­tado Mar de la China Me­ri­dio­nal y la Ma­ri­na nor­te­ame­ri­ca­na ha rea­li­za­do va­rias ope­ra­cio­nes en esa zo­na di­ri­gi­das a po­ner en cues­tión la so­be­ra­nía que re­cla­ma Pe­kín.

Aun­que Do­nald Trump con­si­guió su­pe­rar sin nin­gún error de pro­to­co­lo ga­rra­fal –al­go ha­bi­tual en sus des­pla­za­mien­tos al ex­tran­je­ro– su en­cuen­tro con los em­pe­ra­do­res Akihi­to y Mi­chi­ko en su re­si­den­cia de To­kio, su pe­cu­liar es­ti­lo le vol­vió a trai­cio­nar cuan­do, en vez de se­guir el com­por­ta­mien­to pau­sa­do de los ja­po­ne­ses para ali­men­tar a sus fa­mo­sas car­pas, de­ci­dió lan­zar­les el pa­que­te de una so­la vez pro­vo­can­do ca­si con to­da seguridad un ma­yúscu­lo so­bre­sal­to para los cui­da­do­res de esos co­ti­za­dos pe­ces del Pa­la­cio de Aka­sa­ka.

El di­ri­gen­te nor­te­ame­ri­cano arre­me­tió asi­mis­mo con­tra las re­la­cio­nes co­mer­cia­les en­tre EEUU y Ja­pón, que, di­jo, «no son li­bres y no son re­cí­pro­cas, pe­ro lo se­rán». Es más, se per­mi­tió pe­dir a las fir­mas ja­po­ne­sas de au­to­mó­vi­les que fa­bri­quen sus coches en Es­ta­dos Uni­dos en vez de en­viar­los a ese país y así ob­te­ner to­das las ga­nan­cias, ig­no­ran­do que el 75% de los coches ja­po­ne­ses que se ven­den en esa na­ción nor­te­ame­ri­ca­na tam­bién se pro­du­cen en su te­rri­to­rio, se­gún la Aso­cia­ción Ja­po­ne­sa de Fa­bri­can­tes de Au­to­mó­vi­les.

El mag­na­te anun­cia que la «pa­cien­cia es­tra­té­gi­ca» con Kim «se ha ter­mi­na­do» El man­da­ta­rio ja­po­nés tra­ta de in­cluir en el blo­que a In­dia y a Aus­tra­lia

REUTERS

Do­nald Trump, ayer, en el pa­la­cio de Aka­sa­ka en pre­sen­cia de Shin­zo Abe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.