Cas­ti­go a la ‘mar­ca Ca­ta­lu­ña’

El 23% de los es­pa­ño­les ya no con­su­me pro­duc­tos que vin­cu­la con la re­gión y otro 20% ase­gu­ra que se lo es­tá pen­san­do Ca­si la mi­tad de los ca­ta­la­nes no ven con bue­nos ojos a las em­pre­sas que han tras­la­da­do su se­de

El Mundo - - ECONOMÍA - ANA BE­LÉN RA­MOS MA­DRID

El desafío se­ce­sio­nis­ta que es­tá vi­vien­do Ca­ta­lu­ña es­tá po­la­ri­zan­do la opi­nión pú­bli­ca y afec­tan­do tan­to a la eco­no­mía de la re­gión co­mo a la de Es­pa­ña en ge­ne­ral. Es­ta po­la­ri­za­ción, uni­da a la sa­li­da en ma­sa de py­mes, así co­mo de las se­des de gi­gan­tes em­pre­sa­ria­les, es­tá te­nien­do una im­por­tan­cia cre­cien­te tan­to en los negocios de las em­pre­sas co­mo en su repu­tación.

En es­te sen­ti­do, se­gún una en­cues­ta lle­va­da a ca­bo por Repu­tation Ins­ti­tu­te, na­da me­nos que el 77,5% de los es­pa­ño­les aplau­de la de­ci­sión de las nu­me­ro­sas com­pa­ñías que han de­ci­di­do sa­lir de Ca­ta­lu­ña.

Es­te dato con­tras­ta enor­me­men­te, sin em­bar­go, con el ob­te­ni­do en la re­gión en cues­tión, don­de el 47,8% de los en­cues­ta­dos no ve con bue­nos ojos las mu­dan­zas em­pre­sa­ria­les. Así, en Ca­ta­lu­ña, la repu­tación de las com­pa­ñías que se han mar­cha­do ha caí­do 8,7 pun­tos en com­pa­ra­ción con el mes de enero, lo cual se tra­du­ce en una caí­da de 9 pun­tos en la in­ten­ción de com­pra de sus pro­duc­tos o ser­vi­cios.

En otras pa­la­bras, ca­si la mi­tad de los ha­bi­tan­tes en Ca­ta­lu­ña se plan­tea

cas­ti­gar a es­tas em­pre­sas, ya que en enero la in­ten­ción de com­pra de los ar­tícu­los de es­tas so­cie­da­des era de un 57,1% en con­tras­te con el 48,3% lo­gra­do en oc­tu­bre.

La en­cues­ta, que trata de ana­li­zar el gra­do de im­pac­to del es­ce­na­rio po­lí­ti­co ca­ta­lán en la repu­tación de las em­pre­sas, cons­ta de un to­tal de 1.150 en­cues­ta­dos du­ran­te la úl­ti­ma se­ma­na de oc­tu­bre so­bre un to­tal de 41 em­pre­sas, en­tre las que se en­cuen­tran Seat, Frei­xe­net, Aber­tis, Casa Ta­rra­de­llas, FC Bar­ce­lo­na o Ban­co Sa­ba­dell. El son­deo mues­tra la per­cep­ción que tie­nen los usua­rios de es­tas em­pre­sas to­man­do co­mo ba­se pa­rá­me­tros co­mo la in­no­va­ción, la in­te­gri­dad, el li­de­raz­go o los resultados fi­nan­cie­ros.

De acuer­do con En­ri­que John­son, di­rec­tor ge­ne­ral de Repu­tation Ins­ti­tu­te, «la repu­tación de las em­pre­sas es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con los resultados eco­nó­mi­cos de la mis­ma». «Es­to im­pli­ca que em­peo­rar, por ejem­plo, 5 pun­tos en repu­tación sig­ni­fi­ca per­der un 5,4% en in­ten­ción de com­pra por par­te de los con­su­mi­do­res», ex­pli­có.

La si­tua­ción en el res­to de Es­pa­ña es, sin em­bar­go, con­tra­ria a la plan­tea­da en Ca­ta­lu­ña, lo que ge­ne­ra un ambiente so­fo­can­te y to­tal­men­te po­la­ri­za­do en la per­cep­ción pú­bli­ca de las com­pa­ñías. De es­te mo­do, dis­mi­nu­ye en 3,2 pun­tos la in­ten­ción de com­pra en aque­llas em­pre­sas que han man­te­ni­do su se­de en la re­gión en­tre los en­tre­vis­ta­dos es­pa­ño­les de fue­ra de Ca­ta­lu­ña. Pe­ro es­to no es to­do.

La en­cues­ta re­ve­la que más de un 23% de los es­pa­ño­les (sin in­cluir Ca­ta­lu­ña) ha de­ja­do de ad­qui­rir pro­duc­tos de ori­gen ca­ta­lán, y un 20,9% se plan­tea ha­cer­lo en un fu­tu­ro, lo que su­pon­dría un 44% de pér­di­da de ne­go­cio.

Ade­más, en un hi­po­té­ti­co es­ce­na­rio de in­de­pen­den­cia, se mul­ti­pli­ca­ría por dos la cifra de en­cues­ta­dos que de­ja­ría de con­su­mir ra­di­cal­men­te es­tos ar­tícu­los (49,1%). Se­gún John­son, el cas­ti­go a los pro­duc­tos ca­ta­la­nes su­pon­dría que es­tas com­pa­ñías tu­vie­sen un im­pac­to ne­ga­ti­vo de unos 20.000 mi­llo­nes de eu­ros en sus resultados.

En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, el son­deo de­mues­tra una si­tua­ción más ne­ga­ti­va en el ca­so de las em­pre­sas «con una ma­yor vin­cu­la­ción a Ca­ta­lu­ña». Así, el 65% de los en­tre­vis­ta­dos fue­ra de es­te te­rri­to­rio ven ne­ce­sa­rio que las com­pa­ñías mu­den su se­de a otra re­gión en ca­so de se­ce­sión. Otro dato a des­ta­car es el he­cho de que na­da me­nos que un 19% de los en­cues­ta­dos ca­ta­la­nes con­si­de­ra que las em­pre­sas que se han mar­cha­do del te­rri­to­rio no de­be­rían vol­ver en ca­so de no pro­du­cir­se la in­de­pen­den­cia.

En lí­neas ge­ne­ra­les, la en­cues­ta de Repu­tation Ins­ti­tu­te mues­tra có­mo la per­cep­ción de Ca­ta­lu­ña co­mo te­rri­to­rio cla­ve pa­ra el desa­rro­llo de negocios ha caí­do en pi­ca­do por el desafío in­de­pen­den­tis­ta. La in­ten­ción de com­pra de pro­duc­tos ca­ta­la­nes en el res­to de Es­pa­ña ha si­do una víc­ti­ma más de la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca y, en ca­so de in­de­pen­den­cia, el im­pac­to eco­nó­mi­co se­ría aún ma­yor.

«Nues­tra re­co­men­da­ción es ha­cer al­go siem­pre. No ha­cer na­da al res­pec­to no es una es­tra­te­gia em­pre­sa­rial», de­fen­dió John­son. «Las com­pa­ñías de­ben, so­bre to­do, man­te­ner­se al mar­gen de mo­vi­mien­tos po­lí­ti­cos», sub­ra­yó.

El di­rec­tor ge­ne­ral de la con­sul­to­ra aña­dió que, en lí­neas ge­ne­ra­les, las em­pre­sas de­ben «to­mar de­ci­sio­nes ba­sa­das en cri­te­rios de ne­go­cio» y ser en to­do mo­men­to «abier­tas y trans­pa­ren­tes» en sus re­so­lu­cio­nes.

Ade­más, el pre­si­den­te del Repu­tation Ins­ti­tu­te reite­ró que la si­tua­ción po­lí­ti­ca ac­tual es «de­li­ca­da» pa­ra las em­pre­sas, y que de­ben to­mar di­cha si­tua­ción co­mo un riesgo a cor­to, me­dio y lar­go pla­zo pa­ra el que se ha­ce ne­ce­sa­rio lle­var a ca­bo «una es­tra­te­gia cla­ra» de ac­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.