Jun­que­ras di­ce que aca­ta la Cons­ti­tu­ción y el fis­cal no le cree

De­cla­ra en el Su­pre­mo que res­pe­ta «el mar­co cons­ti­tu­cio­nal», pe­ro que és­te es «fle­xi­ble» y «per­mi­te in­ter­pre­ta­cio­nes»

El Mundo - - PORTADA - MA­NUEL MARRACO

La Fis­ca­lía pi­de al juez que lo man­ten­ga en pri­sión in­con­di­cio­nal

El ex vi­ce­pre­si­dent Oriol Jun­que­ras y los ex con­se­llers en­car­ce­la­dos por re­be­lión afir­ma­ron ayer que en ade­lan­te ac­tua­rán den­tro de la Cons­ti­tu­ción. La Fis­ca­lía, sin em­bar­go, no les cree, y quie­re que el juez del Tri­bu­nal Su­pre­mo Pa­blo Lla­re­na los man­ten­ga en pri­sión in­con­di­cio­nal. El ma­gis­tra­do tie­ne pre­vis­to co­mu­ni­car su de­ci­sión el lu­nes por la ma­ña­na.

A pre­gun­tas de sus de­fen­sas, los 10 impu­tados en pri­sión di­je­ron que acep­tan la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155, al­go que ya ha­bían sos­te­ni­do por es­cri­to va­rias ve­ces y que a jui­cio del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no es su­fi­cien­te pa­ra jus­ti­fi­car la ex­car­ce­la­ción. Ayer, en la vis­ta en la que se de­ci­día so­bre su pues­ta en li­ber­tad, die­ron un pa­so más allá y aña­die­ron que pre­ten­den ac­tuar «den­tro del mar­co cons­ti­tu­cio­nal». Afir­ma­ron que la Car­ta Mag­na es «fle­xi­ble» y que es mo­men­to de «diá­lo­go». Unas de­cla­ra­cio­nes que la instituto fis­cal con­si­de­ra «de­ma­sia­do am­bi­guas» co­mo pa­ra pen­sar que ha des­apa­re­ci­do el ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va.

El juez co­mu­ni­ca­rá su de­ci­sión el lu­nes, vís­pe­ra del ini­cio de la cam­pa­ña elec­to­ral

Los fis­ca­les pi­den al juez Lla­re­na que man­ten­ga la pri­sión in­con­di­cio­nal pa­ra los 10 en­car­ce­la­dos

El ex vi­ce­pre­si­dent Oriol Jun­que­ras y los sie­te ex con­se­llers en­car­ce­la­dos por re­be­lión afir­ma­ron ayer que ac­tua­rán den­tro de la Cons­ti­tu­ción. Pe­ro la Fis­ca­lía no les cree. Los fis­ca­les del Tri­bu­nal Su­pre­mo que asis­tie­ron a sus de­cla­ra­cio­nes pi­die­ron al juez Pa­blo Lla­re­na que los man­ten­ga en pri­sión in­con­di­cio­nal. El ma­gis­tra­do tie­ne pre­vis­to co­mu­ni­car su de­ci­sión el lu­nes por la ma­ña­na.

A pre­gun­tas de sus de­fen­sas, los 10 impu­tados –hay que su­mar a Jor­di Sàn­chez y Jor­di Cui­xart, lí­de­res de ANC y Òm­nium– di­je­ron que acep­tan, aun­que no com­par­tan, la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155, al­go a lo que ya se ha­bían com­pro­me­ti­do por es­cri­to, pe­ro que la Fis­ca­lía con­si­de­ra in­su­fi­cien­te pa­ra jus­ti­fi­car la pues­ta en li­ber­tad que re­cla­man. Otra de las pre­gun­tas pre­pa­ra­das por sus de­fen­sas iba más allá y po­día re­sul­tar cla­ve pa­ra la ex­car­ce­la­ción: si tam­bién se com­pro­me­tían a ac­tuar «den­tro del mar­co cons­ti­tu­cio­nal».

La res­pues­ta fue un «sí», pe­ro acom­pa­ña­do de unas ex­pli­ca­cio­nes que, a jui­cio de la Fis­ca­lía, re­sul­tan «am­bi­guas» o di­rec­ta­men­te elu­si­vas. Afir­ma­ron que la Car­ta Mag­na es «fle­xi­ble» y per­mi­te in­ter­pre­ta­cio­nes «am­plias» y «pro­gre­sis­tas». Y que aho­ra de­be pa­sar­se a «una nue­va eta­pa» ba­sa­da «en el «diá­lo­go y la ne­go­cia­ción».

La Fis­ca­lía aca­bó pre­gun­tan­do si re­co­no­cían que el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal era el in­tér­pre­te de la Car­ta Mag­na. «Sí», con­tes­ta­ron, pe­se a que la que­re­lla con­tra ellos da una lista de las re­so­lu­cio­nes del TC in­cum­pli­das en el ca­mino a la de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia.

Otra pre­gun­ta di­rec­ta de las de­fen­sas fue si se plan­tea­ban ac­tuar «por vías uni­la­te­ra­les». La res­pues­ta, se­gún fuen­tes pre­sen­tes en la de­cla­ra­ción, fue que con­si­de­ran pre­fe­ri­ble no ac­tuar de esa for­ma, sino re­cu­rrir al de­ba­te y al diá­lo­go. El ob­je­ti­vo, con­for­me a lo de­cla­ra­do por al­gu­nos de los com­pa­re­cien­tes, es lle­gar a la vía

es­co­ce­sa, es de­cir, a un re­fe­rén­dum pac­ta­do con el Go­bierno cen­tral. Tam­bién ex­pli­ca­ron que van a par­ti­ci­par en las elecciones y que ac­tua­rán por los cau­ces «de­mo­crá­ti­cos».

Las res­pues­tas no con­ven­cie­ron a los dos fis­ca­les pre­sen­tes, la ex fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do Con­sue­lo Ma­dri­gal y el fis­cal de Sa­la Jai­me Mo­reno, que es­ti­ma­ron que los impu­tados no se ha­bían com­pro­me­ti­do real­men­te a na­da con sus de­cla­ra­cio­nes. Tam­po­co, a su pa­re­cer, ha­bían ga­ran­ti­za­do que su ac­tua­ción fu­tu­ra fue­se a ser dis­tin­ta de las que les ha lle­va­do a pri­sión. Tam­po­co con­ven­cie­ron al abo­ga­do de Vox, Ja­vier Or­te­ga, que tam­bién pi­dió al juez que man­ten­ga a to­dos en pri­sión.

A jui­cio de la Fis­ca­lía, to­dos esos ra­zo­na­mien­tos son si­mi­la­res a lo que va­rios de los que­re­lla­dos ex­po­nían pú­bli­ca­men­te cuan­do te­nían que jus­ti­fi­car ac­tua­cio­nes del Go­vern o del Par­la­ment que que­da­ban fue­ra de la Cons­ti­tu­ción.

Así pues, las acu­sa­cio­nes ex­pli­ca­ron al juez Lla­re­na que, a su jui­cio, no ha des­pa­re­ci­do el ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va en el que se fun­dó la pe­ti­ción de pri­sión que acor­dó ha­ce un mes la Au­dien­cia Na­cio­nal.

Las de­cla­ra­cio­nes del ex vi­ce­pre­si­dent

Jun­que­ras, los ex con­se­llers y los lí­de­res de ANC, Jor­di Sán­chez, y Òm­nium Cul­tu­ral, Jor­di Cui­xart, fue­ron bre­ves, ya que se ci­ñe­ron a lo que tu­vie­ra re­la­ción con la pe­ti­ción de ex­car­ce­la­ción.

Ade­más de su gra­do de so­me­ti­mien­to a las le­yes, re­sal­ta­ron que su arrai­go no ha­ce creí­ble que pue­dan fu­gar­se, un ele­men­to que, aun­que en me­nor gra­do, tam­bién res­pal­da la pe­ti­ción de pri­sión de la Fis­ca­lía y Vox. Pa­ra ello, ca­da uno ha enu­me­ra­do sus cir­cuns­tan­cias fa­mi­lia­res, ade­más del he­cho de es­tar a pun­to de en­trar en

El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no ha de­tec­ta­do un com­pro­mi­so real con la le­ga­li­dad

una cam­pa­ña en la que quie­ren par­ti­ci­par.

Si si­gue el cri­te­rio man­te­ni­do has­ta aho­ra con los miem­bros de la Me­sa, Lla­re­na per­mi­ti­rá que que­den en li­ber­tad con fian­za. La ANC ya ha he­cho una colecta pa­ra po­der pre­sen­tar in­me­dia­ta­men­te las can­ti­da­des que se les pue­dan pe­dir. En el ca­so de Car­me For­ca­dell fue­ron 150.000 eu­ros.

Eso per­mi­ti­ría que que­da­sen li­bres el mis­mo lu­nes y que co­men­za­sen en li­ber­tad la cam­pa­ña elec­to­ral, que arran­ca a las 0.00 ho­ras del mar­tes. Ocho de los 10 en­car­ce­la­dos son can­di­da­tos en el 21-D. Só­lo Jor­di Cui­xart y Mer­ti­xell Bo­rrás no es­tá en nin­gu­na lista elec­to­ral. Fue la ex con­se­je­ra de Go­ber­na­ción la que más tiem­po es­tu­vo de­cla­ran­do, ca­si una ho­ra. Fue uno de los impu­tados que acep­tó res­pon­der a las pre­gun­tas del fis­cal. La Fis­ca­lía per­ci­bió que en su ca­so el ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va era más ba­jo, pe­ro no lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra so­li­ci­tar su li­ber­tad pro­vi­sio­nal ba­jo fian­za.

Has­ta el mo­men­to, la Fis­ca­lía ha re­cla­ma­do la pri­sión in­con­di­cio­nal de 18 de los 20 que­re­lla­dos por re­be­lión. Jun­to a Jun­que­ras, vol­vie­ron ayer a pri­sión en fur­go­nes de la Guar­dia Ci­vil Raül Ro­me­va, Car­les Mun­dó, Dolors Bassa, Joa­quim Forn, Me­rit­xell Bo­rrás, Jo­sep Rull, Jor­di Tu­rull, Jor­di Cui­xart y Jor­di Sàn­chez.

Los ocho ex miem­bros del Go­vern en­tra­ron en pri­sión el pa­sa­do 2 de no­viem­bre por or­den de la juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal, Car­men La­me­la, que has­ta ha­ce una se­ma­na se en­car­ga­ba de in­ves­ti­gar a los no afo­ra­dos. Pa­ra en­ton­ces, los Jor­dis lle­va­ban dos se­ma­nas en­car­ce­la­dos pro or­den de la juez. Aun­que aho­ra el juez Lla­re­na de­ci­dió asu­mir to­da la cau­sa, los 10 com­pa­re­cien­tes tu­vie­ron que re­gre­sar a los ca­la­bo­zos de la Au­dien­cia. Allí es­pe­ra­ron su turno pa­ra de­cla­rar da­do que el Al­to Tri­bu­nal no tie­ne ins­ta­la­cio­nes pa­ra al­ber­gar pre­sos.

FIR­MA DE FO­TO

Pie de fo­to pa­ra to­das las pá­gi­nas del pe­rió­di­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.